LITERATOS. COMPARTIMOS FRAGMENTOS.
5 meneos
79 clics

La eterna situación

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto.  En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere...
18 meneos
709 clics

Cómo rechazar educadamente a una mujer enamorada

Una situación peliaguda: alguien está enamorado de uno, pero uno no le corresponde. En un caso así, la cortesía obliga a proceder con delicadeza. Pongamos que usted es un hombre. En la fiesta de cumpleaños de una vieja amiga suya, hacia la una de la madrugada, conoce a una mujer. Ya está comprometido, pero la mujer lo ignora, y usted tampoco se apresura a revelarle que sale con alguien que esa noche se ha quedado en casa por culpa de un ligero resfriado. Tiene dos motivos para ocultarle esta información: por un lado, no hacerlo …
11 7 0 K 50
11 7 0 K 50
4 meneos
324 clics

El Padre Nuestro de las máquinas

—Pater Noster. Eso significa Padre nuestro. ¡Padre nuestro que estás en los cielos! Pero nosotros estamos en el infierno. ¡Padre nuestro! ¿Cómo te llamas? ¿Te llamas Pater Noster, Padre nuestro? ¿O Joh Fredersen? ¿O máquina? ¡Te reverenciamos, máquina, Pater Noster! Venga a nosotros tu reino. Venga a nosotros tu reino, máquina… Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. »¿Cuál es Tu voluntad con respecto a …
8 meneos
461 clics

El limitado alcance de los milagros

Jesús resucitó a los muertos, curó a ciegos, paralíticos y leprosos, pero jamás se dijo ni se escribió que consiguiera curar a un solo hijo de puta. Mapas en el espejo. Orson Scott Card
17 meneos
553 clics

El Pueblo

Vimes se había pasado la vida entera en las calles y había conocido a hombres honrados y a estúpidos y a gente capaz de robarle un penique a un mendigo ciego y a gente que todos los días llevaba a cabo silenciosos milagros o crímenes desesperados detrás de las ventanas mugrientas de sus casuchas, pero nunca había conocido al Pueblo. En cualquier caso, la gente que estaba en el bando del Pueblo siempre terminaba decepcionada. Descubrían que el Pueblo no solía ser atento ni agradecido ni abierto de miras ni obediente. El …
15 2 1 K 55
15 2 1 K 55
7 meneos
534 clics

Los gatos asociales

En aquella casa los gatos se comían a las palomas, como en todas partes, pero además, se las follaban antes por todos los orificios posibles, con manifiesto desprecio a la naturaleza y a las normas de la vida en sociedad. Las máscaras del héroe. Juan Manuel de Prada Para @helisan con cariño ;-)
8 meneos
414 clics

El comportamiento de las masas

Si calentamos una molécula, no podemos saber cómo se comportará. Si calentamos un centenar de moléculas, no podemos saber lo que ocurrirá. Pero si calentamos cien millones de moléculas, un dedal de gas, sabremos perfectamente cual será su comportamiento: se dilatarán, y podemos determinar cuánto exactamente. Esa es la idea: no se puede predecir lo que harán los individuos, pero sí lo que harán las masas. Corrientes alternas. Frederik Pohl
33 meneos
1363 clics

El verdadero mecanismo de la democracia

Puedo explicarlo mejor con un ejemplo. Digamos, y no es un supuesto muy inexacto, que en Hamburgo hay un diez por ciento de personas que apoyan al partido comunista. Y hay también, aproximadamente, un diez por ciento de votantes que nos apoyan a nosotros. El ochenta por ciento restante son gente moderada, o pusilánime, o egoísta, que piensa solamente en cambiar un sillón, ganar un poco más, criar a sus hijos y salir a pasear los domingos. ¿A quienes votarán esos cuando se terminen de dar cuenta de la que paz no es …
14 meneos
618 clics

Ese ridículo sentimiento

"Los celos no estallaron en nuestros jóvenes ardores. Ese ridículo sentimiento no es una prueba de amor: fruto tan sólo del orgullo y el egoísmo, se debe mucho más al temor de ver preferir un objeto distinto a nosotros que al de perder al que se adora". Marqués de Sade, Juliette
11 3 0 K 69
11 3 0 K 69
10 meneos
432 clics

El problema de la medida en el periodismo

Con los periodistas políticos se da un curioso fenómeno: no es fácil saber si utilizan una regla para medir la mesa, o utilizan la mesa para medir la regla. Por eso, tan a menudo, en vez de describir fenómenos o sucesos, se describen a sí mismos. ¿Existe la suerte? Nassim Taleb
9 meneos
470 clics

El tacaño de sí mismo

Tenía el corazón cerrado, como un bolso, y en vez de gastar la vida, la llevó usureramente hasta la muerte. El grande. William McIlvanny
11 meneos
990 clics

Historia del puñetero gorro

En febrero de 1948, el líder comunista Klement Gottwald salió al balcón de un palacio barroco de Praga para dirigirse a los cientos de miles de personas que llenaban la Plaza de la Ciudad Vieja. Aquél fue un momento crucial de la historia de Bohemia. Uno de esos instantes decisivos que ocurren una o dos veces por milenio. Gottwald estaba rodeado por sus camaradas y justo a su lado estaba Clementis. La nieve revoloteaba, hacía frío y Gottwald tenía la cabeza descubierta. Clementis, siempre tan atento, se quitó su gorro de …
17 meneos
1139 clics

El extraño béisbol alemán

Es curioso el béisbol en Alemania: en Berlín se venden quince veces más bates que pelotas. Crímenes. Ferdinad Von Schirach.
14 3 0 K 32
14 3 0 K 32
10 meneos
631 clics

El infantilismo

 Los niños no son el futuro porque algún día vayan a ser mayores, sino porque la humanidad se va a aproximar cada vez más al niño, porque la infancia es la imagen del futuro. Los niños son el futuro porque el mundo, la sociedad y sus mecanismos, se infantilizan por momentos. El libro de la risa y el olvido. Milan Kundera.
14 meneos
1062 clics

No seas tú mismo

Si deseas tener conocimiento carnal con una quinceañera, no le pongas un dedo encima. Si odias a tu padre, está bien, pero no le atices con un bate de béisbol. Acéptate, vale, pero joder... No seas tú mismo. El hombre de los dados. Luke Reinhart
19 meneos
719 clics

Los adictos a las noticias (un guiño a los meneantes)

Las noticias son historia en gestación. Así que la adicción a las noticias es la adicción al desenlace de la historia. ¿Me sigues? —Te sigo. Continúa. En las dos últimas décadas, las noticias se han producido como espectáculo. Por tanto, la adicción de la gente a las noticias es la adicción a su función como espectáculo. Si combinas el poder del pensamiento con esta adicción a las noticias amenas, entonces la parte de los cientos de millones de personas, los …
14 5 1 K 67
14 5 1 K 67
13 meneos
691 clics

El desplazamiento de los impulsos humanos

Dividimos los impulsos humanos en tres grupos: Aquellos impulsos que pueden ser satisfechos con un esfuerzo mínimo.aquellos que pueden ser satisfechos pero sólo con el coste de un esfuerzo serio. aquellos que no pueden ser satisfechos adecuadamente,sin importar cuanto esfuerzo hagamos. Cuantos más impulsos haya en el tercer grupo habrá más frustración, cólera, eventualmente derrotismo, depresión, etc. En la sociedad industrial moderna los impulsos humanos naturales tienden a ser desplazados al primer y al tercer grupo, y el...
11 meneos
845 clics

Cómo estafaron a Cenicienta

Al ascender a Cenicienta a princesa, el hada madrina la colocó más allá de su habilidad social. El príncipe no tardó en cansarse de los modales de aldeana de la muchacha, y desgraciadamente para ella, no llegó de nuevo el hada madrina a aportarle todo el conocimiento social que necesitaba, y todos los trucos y pequeños mecanismos para desenvolverse en la corte, con lo que Cenicienta no tardó en caer en desgracia entre el la familia del Príncipe y el personal de la Corte. Cuanto más criticaban a cenicienta,...
11 meneos
441 clics

Los dragones de la probabilidad

Trurl y Clapaucio eran alumnos del gran Cerebrón Emtadrata, quien durante cuarenta y siete años había enseñado en la Escuela Superior de Neántica la Teoría General de Dragones. Como sabemos, los dragones no existen. Esta constatación simplista es, tal vez, suficiente para una mentalidad primaria, pero no lo es para la ciencia. La Escuela Superior de Neántica no se ocupa de lo que existe; la banalidad de la existencia ha sido probada hace demasiados años para que valiera la pena dedicarle una palabra más. Así...
18 meneos
1462 clics

Peor que la infidelidad: la fidelidad a quien no amas

Hay mujeres que sólo quieren a los hijos y otras que sólo quieren a los maridos. Las mujeres siempre van detrás de los mismos y siempre evitan a los mismos.  Por tanto unos son amados tres veces, primero como hijos, luego como maridos y, por fin, como padres, mientras que los otros, los que no fueron amados por sus madres, tampoco serán amados ni por sus mujeres ni por sus hijas.  Hace siglos que una buena parte de la América masculina pierde su virginidad con las mujeres negras y una buena parte de Europa (el sureste) la …
111 meneos
3927 clics

El programa oculto de las escuelas

Los primeros propietarios de minas, talleres y factorías de la Inglaterra en proceso de industrialización descubrieron, como escribió Andrew Ure en 1835, que era “casi imposible transformar a las personas que han rebasado la edad de la pubertad, ya procedan de ocupaciones rurales o artesanales, en buenos obreros de fábrica. Construida sobre el modelo de la fábrica, la educación general enseñaba los fundamentos de la lectura, la escritura y la aritmética, un poco de Historia y otras materias. Esto era el …
58 53 16 K 30
58 53 16 K 30
12 meneos
582 clics

El relato de los ojos brillantes

Ésta es la historia de una niña a la que lo que más le gustaba de todo eran las cosas brillantes. Tenía un vestido con lentejuelas, unos calcetines con purpurina, unas zapatillas de deporte con pedrería. Y una muñeca negra llamada Christy, como la asistenta, cargadita de cosas brillantes. Hasta los dientes los tenía brillantes, aunque su padre se empeñaba en decir que los tenía «resplandecientemente blancos», que no era exactamente lo mismo. «Brillante», pensaba ella para sus adentros, «es el...
12 0 0 K 39
12 0 0 K 39
10 meneos
600 clics

El desgaste de los rostros

Hay muchas personas, pero aún hay más rostros. ¿Qué hacen con todos los que no usan? Los llevarán sus hijos. A veces incluso se los ponen a sus perros. Hay gente que usa siempre el mismo y lo gasta, lo da de sí, como a unos guantes de viaje. Otros cambian constantemente de rostro y los van gastando todos, y cuando son cuarentones resulta que ya están usando el último aunque pensaban que serían inacabables. Después, cuando se gastan los rostros, aparece el forro, y tienen que salir a vivir mostrando ese triste forro....
6 meneos
607 clics

Los peligros de la estética

Lo cierto es que conocí a una joven, de la penúltima generación «romántica», que después de algunos años de profesar un enigmático amor a un señor con quien, dicho sea de paso, bien podría haberse casado con toda tranquilidad, acabó, sin embargo, imaginándose toda clase de impedimentos insalvables y una noche tempestuosa se arrojó desde una escarpada orilla, una especie de acantilado, a un río bastante profundo e impetuoso y pereció en él, sin duda alguna por culpa de...
10 meneos
198 clics

La rosa que ha de salvarse

De las generaciones de las rosas  que en el fondo del tiempo se han perdido  quiero que una se salve del olvido,  una sin marca o signo entre las cosas que fueron. El destino me depara  este don de nombrar por vez primera  esa flor silenciosa, la postrera  rosa que Milton acercó a su cara, sin verla. Oh tú bermeja o amarilla  o blanca rosa de un jardín borrado,  deja mágicamente tu pasado inmemorial y en este verso brilla,  oro, sangre o marfil o tenebrosa  como en sus manos, invisible rosa. Jorge Luis Borges....
« anterior12

menéame