EDICIóN GENERAL
7 meneos
 

Utilizar una red wifi pública y abierta para el envío de spam

La Agencia Española de Protección de Datos archiva un asunto porque no puede identificar de forma indubitada al que efectivamente envió el spam (la IP no es suficiente). Si queremos enviar spam sin miedo a que nos sancionen, una forma es como hizo el de este caso: utilizar alguna red wifi pública y abierta, en concreto la conexión wifi gratuita que ofrece un Ayuntamiento en su biblioteca. Relacionada: meneame.net/story/proteccion-datos-absuelve-usuario-tener-wifi-abierta

| etiquetas: lopd , spam
Solución: poner usuarios y contraseñas para conectarse a la red de la biblioteca. El que quiera conectarse sólo tendría que pedir una cuenta (deberían ser gratuitas, claro) y se acabó, todos identificados.
comentarios cerrados

menéame