EDICIóN GENERAL
170 meneos
4247 clics
La rocambolesca historia del descubrimiento del Tesoro de Villena

La rocambolesca historia del descubrimiento del Tesoro de Villena

Nada más comenzar la primavera de 1963, unos canteros de Villena se hallaban trabajando en la zona conocida Cabecicos, a escasos 4 kilómetros al este del centro de la población, su cometido la extracción de yeso. A los pocos días llega al joyero del pueblo uno de dichos canteros, en sus manos dos extraños brazaletes de oro puro.

| etiquetas: tesoro villena , rocambolesca historia , descubrimiento arqueológico
Interesante pero muy mal escrito. Parece una redacción escolar.
En el museo de Villena te hacen una explicación y te ponen un vídeo del hallazgo. Creo recordar que quien encontró el primer brazalete era gitano y por eso no hay demasiados detalles de esa persona. Creo que incluso llegaron a encerrarlo.
#2 Soy de allí. El que lo encontró fue a venderlo a un joyero, y el joyero se dio cuenta de lo que tenía entre manos y lo llevó a un experto.
#9 Ya. Creo recordar que la chica nos dijo que en un principio se lo dio a los niños para jugar.
#10 Podéis ver el enlace que he puesto en #6
Interesante historia pero tampoco rocambolesca, este tipo de circunstancias son muy habituales en los yacimientos
¡Y cuántos yacimientos arqueológicos se han perdido por la codicia y la ignorancia!
#4 Seguramente se hayan perdido más por la pobreza.
Por si queréis ver el NO-DO de la historia:

www.youtube.com/watch?v=VeUioeGVmkA

Las personas que salen son las reales. Les hicieron rodar el reportaje un tiempo después. El primero que sale echando arena en la mezcladora es mi padre, Francisco García. Se encuentra la pulsera pero como no sabe lo que es, se lo da al capataz de la obra. Es su compañero en la obra, Francisco Contreras, el que luego se lo lleva "para jugar mis niños" y termina llevándolo a la joyería. Como los dos se llaman Francisco, a veces hay confusiones. xD
#6 El video es genial... Además muy fiel a la historia que cuenta el articulo, con la única excepción del peso del tesoro.
Hay en dia eso es imposible.

menéame