edición general
5 meneos
110 clics

La nueva casa del gitano Enrique

Un enorme suelo de cemento, naves industriales abandonadas, restos de banderolas y vallas publicitarias que anunciaban la próxima construcción de algo, esqueletos de un falso progreso. A un lado del solar, junto a un par de caravanas convertidas en viviendas fijas cuyos habitantes crían gallinas y cerdos vietnamitas con similar éxito, un contenedor abandonado, una de esas oficinas de ventas en las que probablemente una agradable señorita repartió folletos cantando las bonanzas de tal o cual promoción urbanística de éxito asegurado.

| etiquetas: gitano , casa , pobreza
comentarios cerrados

menéame