EDICIóN GENERAL
611 meneos
1240 clics
Matan a joven dirigente campesina Juana Raymundo en Nebaj [Guatemala]

Matan a joven dirigente campesina Juana Raymundo en Nebaj [Guatemala]

Juana Raymundo, una enfermera de 25 años y lideresa de Nebaj, Quiché, fue asesinada la noche del viernes y su cuerpo apareció el sábado con señales de tortura a orillas de un río entre Nebaj y la comunidad Acambalam.

| etiquetas: asesinato , joven , dirigente campesina , guatemala , torturada
Es curioso.

Cuando un tipo mata a otra persona, especialmente si la víctima es muy vulnerable y desvalida, esto se llena de tipos deseándole lo peor de muy diversos modos.

En cambio, ante este evidente asesinato de intereses económicos o corporativos (estos líderes campesinos suelen estar luchando para que las multinacionales conchavadas con el gobierno no les quiten las tierras), no hay ningún comentario porque no sabemos ni qué decir.

Esto pone de manifiesto una vez más que sí, el capitalismo mata directa e impunemente; y que quizá por nuestra condición misma nos cuesta muchísimo más ver el MAL en lo estructural que en lo individual.

En fin, descanse en paz. Terrorífica muerte que quedará impune.
#1 El poder es así, no se detiene ante nada. La línea que nos separa de casos como este es muy frágil. Aquí en España no hay asesinatos tan explícitos, pero sí hemos visto cómo el poder utiliza a sicarios como Villarejo para extorsionar, amenazar, robar, etc. La gentuza que está arriba se ha cubierto con ropas dignas para aparentar que son respetables, como ha ocurrido siempre en la historia.
#2 ¿No hay asesinatos? Mira la trama de la Gurtel todos los casos de muerte en extrañas circunstancias.
#2 hay que destruir el poder.
Las personas somos responsables que esto no ocurra.
Pero mejor pan y circo y basura mediática-juridico-empresarial.
#12 Sobre todo psicópatas sin escrúpulos que tiene poder y que ansían más a toda costa, sin importarles tratar a las personas como objetos o animales. De izquierdas y de derechas. Como ha dicho #16 hay que destruir el poder o por lo menos limitarlo.
#1 Perdona pero a mí me parte el alma y me da más asco aún el mundo en el que vivimos. Y te lo digo de corazón. Ya no sé donde mirar para no sentir desasosiego ante el ser humano.
#4 puedes empezar por militar en algún partido u organización anticapitalista. Vamos, que indignarse está muy bien, pero mejor pasar a la acción que quedarse llorando en tu casa.
#13 Ilústrame, te digo esto sin acritud. ¿Qué haces tú?
#19 Se me ocurre una iniciativa: fair.coop
#4 vyo mas k desasosiego siento mucho miedo...
#1 pues ya empiezo yo. Me cago en la puta madre de esos mierdas. Escoria de la humanidad.
#1. No creo en la impunidad ante el asesinato, otro tema es que en vida ni se les juzgue ni pisen la carcel.
#8 Te regieres a algún tipo de castigo en el más allá?
#9. No, me refiero a que no creo que la conciencia de cada uno no acabe haciendo su trabajo. Me refiero a llevar una vida vacia, irreconciliable y llena de remordimientos. El más allá, el infierno y todos esos temas son fruto de la mente humana.
(CC #11 #8)
#8 No se juzga a los responsables e intelectuales ( quien ejecuta no deja de ser un pringado y no es consciente del impacto de sus acciones ni que intereses se persiguen) de la mayoria de los asesinatos de activistas en latinoamerica, pero creemos que no existe la impunidad ante esas acciones ¿? . Lo triste del asunto es que miramos para otra parte, ignoramos ( por desconocimiento o complicidad ) que nuestro sistema se mantiene por acciones de esa indole y pese a todo la contestacion al mismo es minima. Es lo que pasa cuando vivimos en la parte privilegiada de ese singular reparto de roles
#1 Matan las personas, no el capitalismo ni el comunismo.
#12 Di que sí, las matan porque les apetece, un pasatiempo cualquiera para el domingo por la mañana. Que sean líderes que plantan una resistencia tenaz a intereses corporativos no tiene absolutamente nada que ver.
#1 no hay ningún comentario porque no sabemos ni qué decir.

Bueno, es que has escrito el comentario número 1 diciendo que no hay comentarios. Pues claro: el tuyo es el primero. No has dado tiempo a que demostremos nuestra indignación.

La tortura y muerte de esta persona es indignante, sí, y debe remover las conciencias. Al igual que la muerte de personas en Nicaragua. O al igual que la muerte y el encarcelamiento de personas en Venezuela. Lo digo por esos mensajes que hay más abajo de que lo que se debe hacer es militar en movimientos anticapitalistas. Que sepan que en ningún sitio está la bondad.
Los presidentes de partidos corruptos sudamericanos que matan a perroflautas no son noticia.
#3 Guatemala en sudamérica...ya tal
#7 Latinoamericanos con el mismo texto detras para que no te líes.
#24 No soy yo el que se lía con la geografía. :->
Ya se que puede ser motivo de que me lleve un bonito calzador... pero no puedo evitar comparar la calidad, nivel y sacrificio, de una persona como esta, y por ejemplo, un tipo como Pablo Casado. No es justo que ambos estén bajo la misma definición de especie.

Esta mujer estaba luchando por todos... pero siempre ganan los malos. Que descanse en paz :-(
#10 Una persona íntegra y valiente. De las que ya apenas quedan en estos pagos. Nuestros 350 diputados, todos ellos juntos, no le llegan a esta mujer ni a la suela del zapato.
De 2003 a diciembre de 2006 viví en Nebaj trabajando como asesor jurídico (soy abogado) con una ONG local formada por exguerilleros del EGP (Ejercito Guatemalteco de los Pobres). Nebaj fue el único municipio de Guatemala tomado por la guerrilla durante "el conflicto" que asoló ese pais desde mediados de los 50 hasta 1996. Fue una toma simbólica, duró una horas en 1978, creo. La venganza de los sucesivos dictadores por este hecho, sobre todo Romero Lucas y Rios Montt fue implacable,…   » ver todo el comentario
#21 Gracias por compartir tu relato.
Es una pena que esta gente por defender su tierra, sea masacrada, por politicos corruptos y empresarios que solo quieren amasar fortuna, sea como sea, mis condolencias a su familia y animo a estas personas de bien.
comentarios cerrados

menéame