EDICIóN GENERAL
17 meneos
84 clics

El nuevo Rufián

Desde su nuevo rol, parece que a Rufián se le ha conferido una nueva actitud más sosegada, dialogante y equilibrada. Este cambio que opera en el político catalán, los guionistas y escritores lo definimos como evolución de personaje

| etiquetas: gabriel rufián , política , erc , catalunya , congreso , izquierda
Rufián al alejarse del GPP se ha convertido en un Españolista más... 8-D
Los medios de derechas no tragan al "nuevo Rufián". Antes al menos lo podían sacar dando la nota, y así se vendía la idea de qué mal educados son los catalanes indepes. Ahora que cuida más lo que dice y además parece que tiene más influencia no lo pueden ni ver.
Aunque la mona se vista de seda rufián se queda xD
Antes jugaban a poli bueno-poli malo, el bueno era Joan Tardà, una vez retirado Joan Rufián ha asumido el papel del bueno.
Como el coletas. Es lo que pasa cuando cobras miles de euros de vivir del cuento y dándole a la humedad sin tener ni oficio ...
#4 Ciertamente, en eso llevan ventaja los de derechas: pueden comportarse como clasistas avariciosos insolidarios y egoístas que anhelan vivir de la teta del Estado sin pegar palo al agua... y nadie va a acusarles de haber dejado de ser de derechas o de haber perdido los principios.


:shit:
#8 Como le dijo el propio Rufián a Sánchez e Iglesias: “No les quepa duda de que a estas alturas la derecha ya se habría puesto de acuerdo hasta en los sobresueldos” (también lo comentan en el artículo)
#8 Traicionarían a sus principios si actuasen de verdad para el beneficio de la mayoría y no de la minoría cercana a ellos.
#15 No, eso se lo llamáis los que no le votáis y os jode que os haya ganado las elecciones.
#16 A mi no me metas en ningún saco, que yo solo he hecho una pregunta, que últimamente se lo están llamando mucho. A mi lo que haga me la suda por delante y por detrás. Que lo de PepMisto no te confunda, que soy mallorquín y aunque los de ERC no son santos de mi devoción, lo que fallen o dejen de fallar a los suyos me trae sin cuidado.
Son síntomas de una pandemia española política llamada parasitismo endémico.
Se cazan más moscas con miel que con vinagre
Los indepes lo llamamos: venderse por un sillón.
#1 Venderse por un sillón era pactar con la burguesía catalana, no con la izquierda española.

La rata abandonó el barco mientras que el capitán se hundió con él. ;)
#1 también lo podéis llamar caerse del caballo cuando los que defienden lo mismo que tú te echan de una manifestación al grito de charnego.
#1 Me parece que los 900.000 indepes que hemos votado a Rufián no lo llamamos así. Te recuerdo que fue el más votado el 10-N
A menos que quieras decir que los que hemos votado a Rufián no somos indepes, claro.
#14 "Me parece que los 900.000 indepes que hemos votado a Rufián no lo llamamos así"

¿Botifler?
comentarios cerrados

menéame