edición general
28 meneos
118 clics
Cómo afecta a las aves la ola de frío

Cómo afecta a las aves la ola de frío

Nieve, hielo y temperaturas gélidas: una combinación que para nosotros puede ser desde una forma de disfrutar de una ciudad blanca nunca vista hasta una molestia que dificulta nuestro día a día. Sin embargo para las aves es un reto extremo al que muchas no sobrevivirán. ¿Sabes por qué? Las aves al igual que los humanos, son animales de sangre caliente, de hecho su temperatura normal suele rondar los 40º centígrados (unos 3º más que las personas). Esa temperatura no se mantiene de forma gratuita...

| etiquetas: aves , frío
Vinieron la semana pasada unas pajaritas de las nieves a la parcela, primera vez que las veía y por aquí siguen

Lo que no sé es que tal se entenderán con los gatos, les gusta acercarse demasiado, y con el canturreo que me llevan y el vuelo tan bjo, están siempre observadas y yo pegado a la ventana para espantarlas...:roll:
#1 Enviado dos veces
#1 Coñe, así que es famoso el pajarito.... por mi casa también ha venido y creíamos que le pasaba algo, porque se acercaba mucho y pasaba mucho rato en el suelo, y al volar parecía como si no fuese capaz de elevarse más de un metro.... pero nada, que nos estaba vacilando... muy bonito la verdad.
#3 ¿a ti también te han visitado? Son muy curiosas y simpáticas, pero eso, las veo muy fuera de su hábitat, y parece que a las tuyas les pasa los mismos y yo con la preocupación hasta que se vayan, jeje
#6 purupupu, purupupu.... jajajajajja
Ayudar cuesta poco

Todos tenemos el alféizar de una ventana, una terraza o un jardín, desde el que podemos intentar mitigar los efectos del temporal de nieve y frío para nuestras vecinas. Es fácil comprar una bolsa de alpiste o de pipas crudas que ayudarán a que ese pajarillo que las coma sobreviva un día más.
#4 como tuvieras tú una colonia de palomas como la del bloque abandonado de al lado de mi casa les ibas a poner en el alféizar cicuta. Nos tienen los tejados destrozados y los patios y aceras llenas de mierda. Y las muy cabronas no se mueren ni a -8 ºC

menéame