EDICIóN GENERAL
Grecott

Grecott

En menéame desde abril de 2007

8,87 Karma
3.723 Ranking
41 Enviadas
3 Publicadas
3.404 Comentarios
0 Notas

Podemos apoyará en el Congreso las partidas del PNV que el PP pretende tumbar [104]

  1. #4 Tenemos que madurar políticamente y entender que se acabo el bipartidismo. Es hora de dialogar y pactar. No hay otro camino si queremos un país que progrese.

    Los partidos favorables a Sánchez obtuvieron un millón de votos más que los que no lo apoyan en el Congreso

    www.elboletin.com/noticia/163861/nacional/los-partidos-favorables-a-sa

    CASI TODOS LOS PAÍSES DE LA UE ESTÁN GOBERNADOS POR PACTOS ENTRE IDEOLOGÍAS

    www.canalhablamos.es/2015/07/casi-todos-los-paises-de-la-ue-estan.html

Medidas de conciliación familiar en los países nórdicos que en España ni soñamos [86]

  1. #2 Yo también voy en serio. Con lo que nos cuesta a cada español la corrupción en nuestro país cada familia española podría tener 6 hijos, conciliar, darles todo lo que necesitasen, jornada reducida laboral y aún sobra para irse de cena el sábado con toda la familia, pero tenemos lo que merecemos, lo que hemos elegido. Corrupción y subdesarrollo.

La factura de Gürtel: la época dorada de la trama costó 123 millones al erario público [20]

  1. Con lo que nos esta costando la corrupción desde hace 10 años cada español podría tener su jet privado.

Rajoy dice ser partidario de que las legislaturas duren cuatro años... salvo cuando no gobierna él [28]

  1. En cualquier país de Europa que gobernase este señor sería considerado un insulto a la inteligencia. Aqui en el paraiso de los ladrones y los saqueadores y los pensionistas zombificados nos va a costar 20 años de subdesarrollo sacarle del poder.

Una asesora de Cifuentes pidió a una profesora primero «buscar» y luego «hacer» el Trabajo Fin de Máster [45]

  1. El trabajo, la explotación, el estrés continuado y el esfuerzo en la universidad es para vosotros. Esta gente sabe que la explotación enferma y cansa y prefieren que les regalen las cosas y si se las regala el estado mejor. Luego salen en TV diciendo que el estado no debe ayudar ni mejorar la vida de los españoles. Felicidades a todos por dejarnos la piel por levantar un país que otros saquean cada día.

    El estrés crónico fomenta la propagación de tumores y acelera la metástasis

    www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/salud/201603/02/estres-cronico-fomenta-propagacion-20160301234147.html


    Comprueban cientifícamente que existe una relación directa entre el cáncer y el estrés

    www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2010/01/13/comprueban-cientificamente-existe-relacion-directa-cancer-estres/00031263413199718950380.htm

"Esto no hay Marisa que lo arregle, Cristina": toda una crisis para la presidenta bis [13]

  1. Con ustedes los de la cultura del esfuerzo, los que no quieren que el estado ayude a nadie ni redistribuya la riqueza que toda la sociedad genera con su esfuerzo y su trabajo.
    Aquí un ejemplo de su increíble esfuerzo y de cómo no se aprovechan del estado ni de las instituciones para tener una vida mejor.
    Si algo he aprendido de la corrupción y la clase política de este país es que quien cumple las normas o se esfuerza es el idiota.
    Salvo la oligarquía decadente y corrupta que flota alrededor del PP y se beneficia de él no hay ahora mismo un sector de la sociedad española que tenga una vida digna.
    A disfrutarlo. Nos lo merecemos. Venga a trabajar y estudiar que hay mucho corrupto que mantener.

El economista jefe del FMI: "Hay que llevar la jubilación más allá de los 67" [134]

  1. Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y rendir hasta la enfermedad. El trabajador se convierte en su propio explotador. Mientras, ellos, los que hablan de trabajar sin descanso para encontrar la felicidad, pasan los días practicando golf, leyendo, jugando, paseando al perro, descansando con sus familias o tomando vino al borde de la piscina. Es decir, viviendo. Relajándose. El neoliberalismo es para los incautos, para las masas, que poco o nada entienden de sofisticadas estrategias de manipulación mental e ingeniería social. Ellos prefieren vivir a competir sin descanso. El fin es convencer a las masas que pueden ser felices matándose a trabajar, compitiendo entre ellos hasta lo irracional, cuando el verdadero objetivo es, que generen beneficio a cambio de poco dinero y muchas horas de trabajo. Y lo han conseguido.


    El neoliberalismo ha logrado que nos sintamos libres mientras nos explotamos a nosotros mismos. Agotados, estresados. Aislando a cada individuo en la obsesión de sus objetivos materiales, para que las clases medias y bajas no se unan y reivindiquen una vida mas digna, mas tranquila, mas libre, mas lúdica, mas justa, mas humana.


    La sociedad cansada, la sociedad de esclavos agotados que piensan que han triunfado, que piensan que son libres.

    Citas:

    “Ahora uno se explota a sí mismo figurándose que se está realizando; es la pérfida lógica del neoliberalismo que culmina en el síndrome del trabajador quemado”.
    “El entusiasmo inducido, esa herramienta neoliberal que esconde nuestra frustración, nuestra precariedad, ese culto al éxito, al consumo, la fama y el dinero que nunca llegan y te mantienen autoexplotandote tras la zanahoria hasta que enfermas”

Pepe Ribas: “Cuando te sales del discurso oficial, los medios te echan” [16]

  1. "No hay tal cosa, hasta esta fecha en America y la historia del mundo, como una prensa independiente. Ustedes lo saben y yo lo sabemos. No hay uno de ustedes que se atreva a escribir sus honestas opiniones, y si lo hicieran, ustedes saben de antemano que nunca aparecería en forma impresa. Me pagan semanalmente por mantener mi honesta opinión fuera del diario al que estoy relacionado. Otros de ustedes les pagan salarios similares por cosas similares, y cualquiera de ustedes que fuera tan tonto como para escribir opiniones honestas estaría en la calle buscando otro trabajo. Si me permitiera publicar mis honestas opiniones en una edición de mi periódico, antes de veinticuatro horas mi ocupación se habrá ido. El negocio de los periodistas es destruir la verdad, mentir descaradamente, pervertirla, vilipendiarla, para adular a los pies de *Mammón y vender su país y su raza por su pan de cada día. Ustedes lo saben y yo lo sé, y qué insensatez es esta, ¿brindar por una prensa independiente?
    Somos las herramientas y vasallos de hombres ricos detrás del escenario. Somos las marionetas, ellos jalan de la cuerda y nosotros bailamos. Nuestros talentos, nuestras posibilidades y nuestras vidas son propiedad de otros hombres. Somos prostitutas intelectuales."

    John Swinton 1880

Detectives, terapia sexual y fútbol: el falseador del máster de Cifuentes, catedrático en 'Todología' [22]

  1. #4 Vosotros mataos a trabajar y a estudiar que ellos ya se encargan de relajarse y disfrutar de la vida y de sus privilegios.


    Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y rendir hasta la enfermedad. El trabajador se convierte en su propio explotador. Mientras, ellos, los que hablan de trabajar sin descanso para encontrar la felicidad, pasan los días practicando golf, leyendo, jugando, paseando al perro, descansando con sus familias o tomando vino al borde de la piscina. Es decir, viviendo. Relajándose. El neoliberalismo es para los incautos, para las masas, que poco o nada entienden de sofisticadas estrategias de manipulación mental e ingeniería social. Ellos prefieren vivir a competir sin descanso. El fin es convencer a las masas que pueden ser felices matándose a trabajar, compitiendo entre ellos hasta lo irracional, cuando el verdadero objetivo es, que generen beneficio a cambio de poco dinero y muchas horas de trabajo. Y lo han conseguido.


    El neoliberalismo ha logrado que nos sintamos libres mientras nos explotamos a nosotros mismos. Agotados, estresados. Aislando a cada individuo en la obsesión de sus objetivos materiales, para que las clases medias y bajas no se unan y reivindiquen una vida mas digna, mas tranquila, mas libre, mas lúdica, mas justa, mas humana.


    La sociedad cansada, la sociedad de esclavos agotados que piensan que han triunfado, que piensan que son libres.

    “Ahora uno se explota a sí mismo figurándose que se está realizando; es la pérfida lógica del neoliberalismo que culmina en el síndrome del trabajador quemado”.
    “El entusiasmo inducido, esa herramienta neoliberal que esconde nuestra frustración, nuestra precariedad, ese culto al éxito, al consumo, la fama y el dinero que nunca llegan y te mantienen autoexplotandote tras la zanahoria hasta que enfermas”

La Universidad admite que el máster de Cifuentes funcionaba de manera "gravemente irregular" [6]

  1. Con ustedes los de la cultura del esfuerzo, los que no quieren que el estado ayude a nadie ni redistribuya la riqueza que toda la sociedad genera con su esfuerzo y su trabajo.

    Aquí un ejemplo de su increíble esfuerzo y de cómo no se aprovechan del estado ni de las instituciones para tener una vida mejor.
    A disfrutarlo. Nos lo merecemos. Venga a trabajar y estudiar que hay mucho corrupto que mantener.


    Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y rendir hasta la enfermedad. El trabajador se convierte en su propio explotador. Mientras, ellos, los que hablan de trabajar sin descanso para encontrar la felicidad, pasan los días practicando golf, leyendo, jugando, paseando al perro, descansando con sus familias o tomando vino al borde de la piscina. Es decir, viviendo. Relajándose. El neoliberalismo es para los incautos, para las masas, que poco o nada entienden de sofisticadas estrategias de manipulación…   » ver todo el comentario

Carta de una profesora del máster de Cifuentes [20]

  1. Joder, que triste ver lo roto que está el país a nivel social, territorial, a nivel de justicia, explotación laboral, ver gente que sigue luchando por construir honradamente un país decente y luego ver la marea de corrupción que nos gobierna y la marea de votos que les llegan una y otra vez. En fin que cada cual se salve como pueda de este esperpento.

    La carta muy "bonica ella" pero esto no es Dinamarca, no vale de nada.

Políticos del PP y cargos de confianza del Gobierno aprobaron asignaturas del máster de Cifuentes con actas falsificadas [46]

  1. #3 "No hay tal cosa, hasta esta fecha en America y la historia del mundo, como una prensa independiente. Ustedes lo saben y yo lo sabemos. No hay uno de ustedes que se atreva a escribir sus honestas opiniones, y si lo hicieran, ustedes saben de antemano que nunca aparecería en forma impresa. Me pagan semanalmente por mantener mi honesta opinión fuera del diario al que estoy relacionado. Otros de ustedes les pagan salarios similares por cosas similares, y cualquiera de ustedes que fuera tan tonto como para escribir opiniones honestas estaría en la calle buscando otro trabajo. Si me permitiera publicar mis honestas opiniones en una edición de mi periódico, antes de veinticuatro horas mi ocupación se habrá ido. El negocio de los periodistas es destruir la verdad, mentir descaradamente, pervertirla, vilipendiarla, para adular a los pies de *Mammón y vender su país y su raza por su pan de cada día. Ustedes lo saben y yo lo sé, y qué insensatez es esta, ¿brindar por una prensa independiente?
    Somos las herramientas y vasallos de hombres ricos detrás del escenario. Somos las marionetas, ellos jalan de la cuerda y nosotros bailamos. Nuestros talentos, nuestras posibilidades y nuestras vidas son propiedad de otros hombres. Somos prostitutas intelectuales."

    John Swinton 1880

Una de las profesoras del máster elude declarar a la policía por una baja médica [10]

  1. #4 Que rápido se cogen bajas y se relaja esta gente. Que bien saben vivir. A ver si aprendéis.

    Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y rendir hasta la enfermedad. El trabajador se convierte en su propio explotador. Mientras, ellos, los que hablan de trabajar sin descanso para encontrar la felicidad, pasan los días practicando golf, leyendo, jugando, paseando al perro, descansando con sus familias o tomando vino al borde de la piscina. Es decir, viviendo. Relajándose. El neoliberalismo es para los incautos, para las masas, que poco o nada entienden de sofisticadas estrategias de manipulación mental e ingeniería social. Ellos prefieren vivir a competir sin descanso. El fin es convencer a las masas que pueden ser felices matándose a trabajar, compitiendo entre ellos hasta lo irracional, cuando el verdadero objetivo es, que generen beneficio a cambio de poco dinero y muchas horas de trabajo. Y lo han conseguido.


    El neoliberalismo ha logrado que nos sintamos libres mientras nos explotamos a nosotros mismos. Agotados, estresados. Aislando a cada individuo en la obsesión de sus objetivos materiales, para que las clases medias y bajas no se unan y reivindiquen una vida mas digna, mas tranquila, mas libre, mas lúdica, mas justa, mas humana.


    La sociedad cansada, la sociedad de esclavos agotados que piensan que han triunfado, que piensan que son libres.

    “Ahora uno se explota a sí mismo figurándose que se está realizando; es la pérfida lógica del neoliberalismo que culmina en el síndrome del trabajador quemado”.

    El entusiasmo inducido, esa herramienta neoliberal que esconde nuestra frustración, nuestra precariedad, ese culto al éxito, al consumo, la fama y el dinero que nunca llegan y te mantienen autoexplotandote tras la zanahoria hasta que enfermas.

Todos somos terroristas en potencia y la Audiencia Nacional lo sabe [39]

  1. Hace algunos años que este país está roto a nivel social y como consecuencia de esto se ha acabado de romper a nivel territorial. Criminalizar a la mitad de los catalanes por lo que piensan y votan no es la solución. Lo sería si estuvieramos en el siglo XIX pero pretendemos ser un país civilizado del siglo XXI. El problema es que votamos partidos con mentalidad de la edad media y asi nos va. A disfrutarlo. Mientras sigamos votando lo que votamos seguiremos consiguiendo lo que estamos consiguiendo. Hundirnos cada día mas en la desigualdad y la fractura territorial, sin soluciones reales a ninguno de los problemas que tenemos.

La ciencia prueba que nuestros cuerpos tienen solamente un 43% de humano y un 57% de microorganismos no humanos [ENG] [31]

  1. Pues si les sumamos esto:

    El genoma de un ratón ( o la rata) tiene más del 95% de coincidencia con el del humano.

    www.bbc.com/mundo/noticias/2014/02/140130_salud_laboratorio_ratones_gt

    Nos empezamos a hacer una idea de nuestro anecdótico y humilde lugar en la evolución.

El Vaticano arrestó a un sacerdote acusado de poseer pornografía infantil [6]

  1. En ocasiones la diferencia entre religión y secta, es únicamente el número de adeptos.

    La religión es un negocio creado para convertir la necesidad de esperanza y el miedo de la gente en dinero y sumisión.

    La realidad es tan profundamente cruel, inhóspita, agotadora y trágica que sin el consuelo y la evasión de la religión millones de personas no soportarían la existencia tal cual es. Sencillamente lo necesitan, y creerán y harán cualquier cosa para defender su necesidad de creer.

El director del Máster de Cifuentes y su etapa con Rajoy (FAES y Aznar) [5]

  1. Se reparten los master, los sobres, los puestos importantes entre familiares, se reparten los impuestos públicos, lo que sobra lo envían a Suiza, su auténtica patria y les votamos en masa. Salen en TV cada día diciendo con máximo cinismo que esto es lo mejor que podríamos tener y les creemos. Nos los merecemos. Nos merecemos este gobierno, nos merecemos ser el segundo país con mayor desigualdad social de Europa a pesar de toda nuestra enorme riqueza, nos merecemos la inestabilidad social y territorial que vivimos. No damos para mas. Tenemos mentalidad de autoexplotadores, de sufridores. En el norte de Europa tienen la misma riqueza aproximada que nosotros y gozan de los mejores sistemas de bienestar del mundo y economías saludables y gobiernos limpios. Ellos tienen el modelo nórdico de bienestar. Nosotros la desigualdad, la corrupción y la explotación laboral.


    Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y…   » ver todo el comentario

Obispo chileno sobre Ley de Identidad de Género : "No porque a un gato le pongo perro, comienza a ser perro" [21]

  1. Primeros resuelvan sus vergonzosos problemas con las victimas de abusos y con la justicia, luego estudien algo de ciencia y luego ya hablen:

    cadenaser.com/programa/2014/11/21/hora_14_fin_de_semana/1416565106_172

.@Mhemeroteca: Cifuentes presumía del acta firmada de su trabajo final de máster [Twitter] [54]

  1. Vosotros mataos a trabajar y a estudiar que ellos ya se encargan de relajarse y disfrutar de la vida y de sus privilegios.

    Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y rendir hasta la enfermedad. El trabajador se convierte en su propio explotador. Mientras, ellos, los que hablan de trabajar sin descanso para encontrar la felicidad, pasan los días practicando golf, leyendo, jugando, paseando al perro, descansando con sus familias o tomando vino al borde de la piscina. Es decir, viviendo. Relajándose. El neoliberalismo es para los incautos, para las masas, que poco o nada entienden de sofisticadas estrategias de manipulación mental e ingeniería social. Ellos prefieren vivir a competir sin descanso. El fin es convencer a las masas que pueden ser felices matándose a trabajar, compitiendo entre ellos hasta lo irracional, cuando el verdadero objetivo es, que generen beneficio a cambio de poco dinero y muchas horas de trabajo. Y lo han conseguido.


    El neoliberalismo ha logrado que nos sintamos libres mientras nos explotamos a nosotros mismos. Agotados, estresados. Aislando a cada individuo en la obsesión de sus objetivos materiales, para que las clases medias y bajas no se unan y reivindiquen una vida mas digna, mas tranquila, mas libre, mas lúdica, mas justa, mas humana.


    La sociedad cansada, la sociedad de esclavos agotados que piensan que han triunfado, que piensan que son libres.

La Iglesia se adueña del Pilar de Zaragoza [39]

Rivera capea la presión brutal para echar a Cifuentes: "Lo haremos a la manera de Cs" [31]

  1. Ciudadanos, apoya a Cifuentes, su dimisión y lo que haga falta y lo contrario con tal de que no gobierne algún lugar de este país ningún grupo con un programa minimamente social. España o la corrupción les trae sin cuidado, como al PP.

    Están ahí para eso y por ello les pagan.

Ciudadanos no descarta pedir la dimisión de Cifuentes [25]

  1. Ciudadanos, apoya a Cifuentes, su dimisión y lo que haga falta y lo contrario con tal de que no gobierne algún lugar de este país ningún grupo con un programa minimamente social.

    Están ahí para eso y por ello les pagan.

Todos los partidos, menos el PP, se suman al acuerdo para desbloquear la renovación de RTVE [7]

  1. Que pena, adiós al mejor canal historia de Europa. Todo la programación parecía sacada de la edad media. Mi abuela dice que es como el Nodo pero igual.

El consejero de Educación descarta que Cifuentes vaya a dimitir [61]

  1. Dimitir por favor!! esto que es Dinamarca??

    Vosotros mataos a trabajar y a estudiar que ellos ya se encargan de relajarse y disfrutar de la vida y de sus privilegios.

    Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y rendir hasta la enfermedad. El trabajador se convierte en su propio explotador. Mientras, ellos, los que hablan de trabajar sin descanso para encontrar la felicidad, pasan los días practicando golf, leyendo, jugando, paseando al perro, descansando con sus familias o tomando vino al borde de la piscina. Es decir, viviendo. Relajándose. El neoliberalismo es para los incautos, para las masas, que poco o nada entienden de sofisticadas estrategias de manipulación mental e ingeniería social. Ellos prefieren vivir a competir sin descanso. El fin es convencer a las masas que pueden ser felices matándose a trabajar, compitiendo entre ellos hasta lo irracional, cuando el verdadero objetivo es, que generen beneficio a cambio de poco dinero y muchas horas de trabajo. Y lo han conseguido.


    El neoliberalismo ha logrado que nos sintamos libres mientras nos explotamos a nosotros mismos. Agotados, estresados. Aislando a cada individuo en la obsesión de sus objetivos materiales, para que las clases medias y bajas no se unan y reivindiquen una vida mas digna, mas tranquila, mas libre, mas lúdica, mas justa, mas humana.


    La sociedad cansada, la sociedad de esclavos agotados que piensan que han triunfado, que piensan que son libres.

Hundiendo la Marca España [28]

  1. Vosotros mataos a trabajar y a estudiar que ellos ya se encargan de relajarse y disfrutar de la vida y de sus privilegios.

    Byung-Chul Han en su libro La sociedad del cansancio

    (Resumen de un profesor de Psicología social en París)

    El neoliberalismo ha logrado, mediante el acoso de la publicidad, la idealización del lujo y el consumismo compulsivo, que nos convirtamos en esclavos del trabajo, sometiéndonos por propia voluntad a sus intereses. Que seamos nuestros propios verdugos, matándonos a trabajar, literalmente, y que veamos este estilo de vida, asfixiante, ultra competitivo y enfermizo, como algo natural, deseable y positivo. Al final estamos agotados y deprimidos, sometidos al criterio de una supuesta eficiencia. Se reduce al individuo a mero competidor del otro y la vida a la entrega al trabajo y el rendimiento. Esclavo de si mismo. Explotador de sí mismo, sin tiempo para ser libres, sin tiempo de ocio.


    El neoliberalismo “ha tomado nuestras mentes” y nos ha convencido que debemos exigirnos lo imposible para complacer a los mercados y ganar dinero sin descanso, nos ha convencido que debemos dar nuestra vida, entregarla trabajando al nuevo dios del beneficio empresarial. El propio individuo se auto exige trabajar y rendir hasta la enfermedad. El trabajador se convierte en su propio explotador. Mientras, ellos, los que hablan de trabajar sin descanso para encontrar la felicidad, pasan los días practicando golf, leyendo, jugando, paseando al perro, descansando con sus familias o tomando vino al borde de la piscina. Es decir, viviendo. Relajándose. El neoliberalismo es para los incautos, para las masas, que poco o nada entienden de sofisticadas estrategias de manipulación mental e ingeniería social. Ellos prefieren vivir a competir sin descanso. El fin es convencer a las masas que pueden ser felices matándose a trabajar, compitiendo entre ellos hasta lo irracional, cuando el verdadero objetivo es, que generen beneficio a cambio de poco dinero y muchas horas de trabajo. Y lo han conseguido.


    El neoliberalismo ha logrado que nos sintamos libres mientras nos explotamos a nosotros mismos. Agotados, estresados. Aislando a cada individuo en la obsesión de sus objetivos materiales, para que las clases medias y bajas no se unan y reivindiquen una vida mas digna, mas tranquila, mas libre, mas lúdica, mas justa, mas humana.


    La sociedad cansada, la sociedad de esclavos agotados que piensan que han triunfado, que piensan que son libres.
« anterior1

menéame