EDICIóN GENERAL
307 meneos
11404 clics
La Regla de Blondel o por qué las Catedrales Góticas no se caen
166 141 0 K 662 mnm
166 141 0 K 662 mnm
Genial explicación, la de catedrales que se habrán caído durante la construcción hasta que llegaron a esa regla.
Girona, es mira però no es toca. :-D
Ahora entiendo porqué este gobierno y el anterior no se caen... oh wait!
#4 Comentario con calzador del día. Congrats.
Más modesta que la catedral de Girona es la iglesia de Sto Tomás en Ávila, pero tiene dos excepcionales arcos carpaneles (de varios centros) muy rebajados con bóvedas "casi planas" que desafían esta regla.

lh4.ggpht.com/-0-ZOHaOj7rY/UG3yL2A7zvI/AAAAAAAACks/PTvvPdr2RZQ/s1600-h

lh3.ggpht.com/-hKQ37l3oZKk/UG3QTJQZZPI/AAAAAAAACdo/-DwipVLoxfU/s1600-h

Las fotografías son de esta página: viajarconelarte.blogspot.com.es/2012/10/avila-i-el-monasterio-de-santo
#5 A mí, según las fotos, me parece que cumplen la regla a rajatabla. Eso sí, muy bonito.
#5 La Regla de Bondel no deja de ser una aproximación al problema a la que se llegó en la época, sin llegar a entrar en la mecánica de la transmisión de cargas.
El arco carpanel viene a ser una evolución posterior (es del Renacimiento, si no me equivoco) que permitía una transmisión muy vertical de las cargas en los extremos, con una flecha (altura del arco) muy baja. Esto lo conseguían variando la curvatura a lo largo del arco (en los extremos es mucho más curvado que en el centro). Aparte,…   » ver todo el comentario
#16 Precisamente puse ese ejemplo ya que, aunque este tipo de arcos se popularizó en el Renacimiento, se empezó a introducir durante el Gótico (el que he puesto de ejemplo es de esa época*) proporcionando soluciones más esbeltas y elegantes que los enormes contrafuertes habituales.

*Un estudio geométrico de ese arco: www.sedhc.es/biblioteca/actas/CNHC5_062-R.Mart__n.pdf
Y los curas góticos no se caen por la regla del Boundage :-D
¿Entonces, según esa regla se podría seguir aumentando indefinidamente el ancho de la nave aumentando al mismo tiempo los estribos? A ver si algún arquitecto me lo aclara.
#7 Las tensiones crecen proporcionalmente a las dimensiones de la estructura por lo que el límite, en este caso, en lo que es capaz de resistir la piedra de la catedral que no es poco. Realmente el límite de la resistencia de la piedra esta muy lejos de lo que el hombre fue capaz de hacer en esa época por lo que se podrían haber hecho catedrales todavía mas grandes utilizando esa regla (para los arquitectos de esa época, la regla no tenia límites).
#13 es que, como explica #11, al carecer de esfuerzos que llegasen al límite del material, lo que primaba era la geometría, y su geometría estructural no le llegaba a la de hoy en día ni a la altura del betún, así que lo que hoy en día sabemos que está sobredimensionado, hace cientos de años el arquitecto no respiraba mientras todo el mundo corría abandonando la nave justo tras descimbrar el techo (el descimbrado se hacía simplemente rompiendo los sacos de arena sobre los que se habían colocado las maderas, haciendo que la piedra entrase en carga)
#7 Al aumentar la altura, aumenta el grueso de los muros, especialmente los inferiores. Hasta que se empezó a utilizar el acero, la altura de los edificios estaba limitada por el grosor de los muros, que a partir de ciertas alturas hacía impracticable usar las estancias interiores, ya que el espesor de los muros era tan grande que no dejaba hueco en su interior.
Las catedrales no se suelen caer mientras no haya comunistas de por medio.
Qué maravilla de edificios.
Había una regla no escrita, que si aguantaba cinco minutos después de quitar la cimbra (estructura temporal de madera sobre la que se construían las bóvedas y arcos), aguantaría quinientos años. Se solía cumplir.
#12 A un profesor de estructuras le pregunté esto mismo. Me contestó sencillamente que se sobredimensionaba a lo bestia y santas pascuas. Si ademas (como dices) aguantaba muy buena señal.
Os aconsejo, si os gusta este tema de los empujes en arcos y bóvedas, que consultéis la biografía de un gran profesor como Santiago Huerta, del que tuve la suerte de tener en dos asignaturas: es.wikipedia.org/wiki/Santiago_Huerta_Fernández
#19 Hay un enlace a una obra suya (con muy buena pinta) al final del artículo: oa.upm.es/1136/1/Huerta_2004_Arcos_bovedas_y_cupulas.pdf
El verano pasado disfrutamos mi familia y yo con la visión increíble y casi irreal del interior de la catedral de Girona, con la música del órgano flotando en el ambiente... Y mi cría de 7 años se me acerca en bajito y me dice: "papi, la de tios que se tuvieron que subir unos a otros para poner las piedras ahi arriba", mientras señalaba al cielo empedrado de la nave...
WoW... :-O
comentarios cerrados

menéame