EDICIóN GENERAL
153 meneos
5154 clics
El Post-it que valió un premio Nobel

El Post-it que valió un premio Nobel

Tversky no lo supo nunca: murió en 1996 y el premio lo recibió su viejo amigo y colaborador, Daniel Kahneman. Pero creo que Tversky sintió desde el principio que tenían algo entre manos. Esas frases contenían verdades sobre nosotros y nuestros cerebros ancestrales. Imaginad saber algo que nadie más sabe. Pienso en el psicólogo mirando su papelito y me da un escalofrío.

| etiquetas: nobel , ciencia
"Compra leche"
#1 Leche
Galletas María.
Premio Nobel
Champú...
password:1234
#3 ese libro es muy bueno pero no es del que habla el artículo
Un "experimento" que ilustra muy bien esa afirmación es el conocido como la paradoja de Monty Hall.
www.estadisticaparatodos.es/taller/montyhall/montyhall.html
He probado a plantearle este juego a muchos de mis amigos, algunos con formación científica y/o estadística y otros sin ella y sorprendentemente el 100% de la gente se queda con la puerta que eligió la primera vez. :goatse: :-D
:-D :tinfoil:
#5 Cuesta muchísimo convencer a la gente de que la probabilidad cambia al eliminar una puerta.
#6 Mi cerebro se dió muchas hostias contra la pared hasta que admitió la posibilidad de estar equivocado xD
#9 Hasta a Paul Erdos le costó entenderlo.

www.wired.com/2014/11/monty-hall-erdos-limited-minds/
#12 ¡Acojonante lo de las putas palomas!

"Pigeons repeatedly exposed to the problem show that they rapidly learn always to switch, unlike humans (Herbranson and Schroeder, 2010)"
#6 Es muy sencillo si pones un ejemplo.

Yo cojo una baraja de cartas, cuarenta puertas en vez de tres. Rechazando 38 cartas se ve fácilmente.
#16 ¡Muy buena!
#16 #17 yo sigo sin verlo y me moriré sin verlo. :wall:
#22 Con las 1000 puertas:
Si eliges una, tienes una posibilidad entre mil de haber acertado. Entonces, si abro puertas hasta que queden dos:
-. 1 vez, la puerta con premio será la que escogiste.
-. 999 veces, la puerta con premio será la otra.
¿Te interesa cambiar de puerta o no?
#25 {0x1f4a1} {0x1f4a1} {0x1f4a1}

Gracias por esa capacidad de síntesis.

Esto me recuerda vagamente a algo que leí en la entropía desvelada de Ben Nain, un ejemplo que no había manera de entender y en el que el factor tiempo distorsionaba todo, no recuerdo el ejemplo pero aún conservo la sensación que acabo de describir.
#26 De na' :-D.
#6 Haciendo el ejemplo alternativo con 1000 puertas y abriendo 998 se entiende puede hacer ver.
#17 Ese ejemplo es el que uso yo, pero hay gente que ni por esas.
#5 Quiero mi coche mañana a las 15:00. Elegí una puerta y no cambié mi elección. Acerté la primera vez. :wall:
#5 El 100% no. Siempre hay un puto loco :goatse: .
#5 ¿Los amigos con formación eran de la Juan Carlos I?
#14 ICADE, Navarra, Carlos III, Universidad de Valladolid, Autónoma de Madrid, Politécnicas varias...Pick your poison. No me junto con "esa gente" de la Juancar :troll:
#5 efectivamente, se puede explicar como una aversión a la pérdida. Intuitivamente se percibe el dolor de perder el premio "escogido" como mayor que el aumento de probabilidades de éxito de el cambio
El premio Nobel de ciencias económicas [sic] no es de ninguna manera sufragado por la Fundación Nobel, sino por el Banco de Suecia
Es el primer artículo de jotdown.es que contiene dos cosas que me satisfacen mucho en información científica: más preguntas que respuestas y un capacidad de síntesis muy bien aplicada.

menéame