EDICIóN GENERAL
29 meneos
397 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear
El “milagro de Miami”: cuando Japón ganó en fútbol a Brasil

El “milagro de Miami”: cuando Japón ganó en fútbol a Brasil

Que Japón nunca ha sido una potencia futbolística lo sabe hasta el más desconectado de este deporte. Pero un día, aquella selección que aún ni siquiera se había clasificado para un Mundial en su historia consiguió ganar en un torneo oficial a la Brasil campeona del mundo de Ronaldo, Rivaldo, Bebeto, Aldair, Dida, Juninho, etc. Una de esas historias que trasciende el deporte y que en Japón, donde el fútbol es el tercer deporte del país muy lejos del béisbol, fue considerado como un milagro.

| etiquetas: milagro , miami , japon , brasil , futbol
Ummhhh deporte. Aunque sea historia, aquí el deporte no gusta. Aquí Sñson más de sillón y grasa. Te la van a tumbar...
#1 Lo sé, y es fútbol, lo que es aún más temerario, pero es que me parece una historia muy chula, la verdad (si fuera de petanca, subía como la espuma).
¿deporte? ¿el fútbol? ... será el que juegan los chavales en el patio del colegio ...
#3 Claro. Es una actividad que se practica sentado en una silla cada jugador. Eso todo el mundo lo sabe. Ni sudores, ni cansancio ni nada de nada...
Menudo nivelazo xD
#4 yo los he visto agarrados a un barra metálica, y ni se movían ellos solos
#5 Pero eso es un futbolín o fútbol para personas con problemas fisiológicos.
#7 ¿te explico la fina ironía o lo dejamos correr?
#8 Si lo dejamos correr es deporte y nos lo tumbarán... :troll:
No soy ningún experto en futbol pero ese gol del video es el mas fortuito de la historia.
#10 muy muy poco fútbol has visto tu.

Hay goles que no creerías.
Claramente estaban Oliver, Mark, Tom y Benji para realizar la proeza... (Chiste noventero)
Pues en el FIFA 98 Japón hacía unas chilenas que lo flipas :troll:
Una noticia de fútbol en portada de Menéame y no es para ridiculizar o denunciar algo... Ahora sí que puedo decir que lo he visto todo en la vida. Adiós
Ya decía yo

menéame