EDICIóN GENERAL
577 meneos
1847 clics
¡¡YO ACUSO!! (contra Segismundo García, patrón de Sargadelos) [glg]

¡¡YO ACUSO!! (contra Segismundo García, patrón de Sargadelos) [glg]

Articulo-grito contra Segismundo García, propietario y administrador único de Sargadelos, que despidió 22 trabajadoras para que revocasen a su delegada sindical y presume de no cumplir las leyes laborales.

| etiquetas: sargadelos , segismundo garcía , represión sindical , derechos laborales
Zola también. :shit:
Yo tambien acuso!!!! otro del club me molestare en votar positivo amigo
J'Accuse…!
Akusatzen dut!.
Sargadelos, desde hace XX años parece el Show de Benny Hill
A ver hasta donde yo se, si un tío es dueño de su empresa y despide con todas las indemnizaciones que marca la ley, ¿que problema hay?, como si la quiere cerrar, que tendrán que decir ahí los trabajadores....

Amen de que si los despidos son con triquiñuelas, intentando pagar menos por cada uno o alegando perdidas ficticias... pues ahí si, que le crujan!
#7 El problema es que Sargadelos era mucho más que una simple empresa de cerámica, era parte de una iniciativa cultural de investigación, recuperación, creación y desarrollo de técnicas, diseños, escultura, arquitectura, organización productiva y social, etc. muy vanguardista y progresista; creada por un intelectual de gran talla como el maestro Isaac Díaz Pardo (en compañía de Luís Seoane, Andrés Albalat, etc.)
Sargadelos consiguió un gran éxito porque la gente valoró y se identificó con esa…   » ver todo el comentario
#7 Bueno, es que hasta dónde yo sé éste parece el caso de un señor con aires de cacique que cree que puede hacer lo que le de la gana sólo por ser el dueño de la empresa, pasándose por el forro las leyes y los derechos laborales, que se han inventado sólo para ser un estorbo. Arrastrando con ello a la empresa a indemnizaciones millonarias innecesarias (los Tribunales ya la condenaron por un ERE nulo y suele perder todas las reclamaciones judiciales de los empleados). Pero para él la culpa es de…   » ver todo el comentario

menéame