EDICIóN GENERAL
98 meneos
3816 clics
La última misión kamikaze japonesa

La última misión kamikaze japonesa

La guerra ya estaba perdida, un oficial pidió a sus hombres algo poco frecuente. Ugaki decidió quitarse la vida participando en una última misión suicida contra los barcos estadounidenses anclados en Okinawa.

| etiquetas: misión suicida , barcos okinawa
He de discrepar un poco. Durante las semanas posteriores al cese de hostilidades no fueron pocos los pilotos nipones que al recibir la orden de volar con su aparato a una base concreta para entregarlo, embestían un avion en misión recon de los ocupantes, que eran legión, y a tomar viento.
#1 supongo que se refiere a la ultima mision "oficial" (a cargo del almirante) respecto a las iniciativas individuales.
Impresionante lo de los kamikazes, pero hay que saber que no todos eran voluntarios... los escogían y los presionaban para hacerlo por el Imperio.
¿ No habíamos quedado que se llama seppuku y lo de hara-kiri era un invento?

Y me cuesta creer que los pilotos estuvieran tan dispuestos.
#4 La versión correcta y formal es seppuku. Del mismo modo que los kamikaze se llamaban toko.

Aquello fue como todo en las guerras, gente que en muchos casos tenían el tarro comido por la propaganda a la que se le juntaba con que si no hacían algo les invadían su pais. En un libro sobre kamikaze decía un yankee una frase en plan: "Los soldado siempre van a dar la sangre por su país, pero los japoneses verdaderamente lo están haciendo". Eran ataques relativamente poco efectivos, pero acojonaban bastante a los marineros.
Si me perdonais, divagare un poco.

Resumiendo, había dos tipos de Kamikaze

Los originales eran pilotos voluntarios, de los pocos que quedaban con un aceptable nivel, que desesperados ante las perdidas abrumadoras para no conseguir nada decidieron sacrificarse para lograr hundimientos.

Luego vinieron los forzosos, voluntarios a dedo, que sin apenas entrenamiento volaban en chatarras que no sabían ni apenas hacer aterrizar. Para dirigirlos se utilizaban a los poquisimos aviadores cualificados…   » ver todo el comentario
comentarios cerrados

menéame