EDICIóN GENERAL
284 meneos
487 clics

Muere el escritor Rafael Sánchez Ferlosio a los 91 años

El escritor Rafael Sánchez Ferlosio, autor de El Jarama, ha fallecido a los 91 años, según ha confirmado RNE. Novelista, ensayista, gramático y lingüista español, obtuvo el Premio Cervantes en 2004. A su obra, adscrita a la corriente del realismo social, se le atribuye una carga de complejidad que tiene que ver con el modo en que Ferlosio expone en sus escritos unas reflexiones que a menudo critican el poder y el sustrato ideológico.

| etiquetas: rafael sánchez ferlosio , muerte
Me cago en Dios.

El mejor ensayista en castellano que nos quedaba vivo. Un jodido titán del pensamiento.

(Y un novelista de renombre, aunque personalmente sus novelas me interesaban menos).

DEP.
Se reencontrará con Chicho y Miguel, irrepetible trío de hermanos.
Que la tierra le sea leve.
#8 Acceder al pensamiento de este señor era asomarse a la profundidad más preclara y precisa.

No sé cuáles te has estado leyendo. Por mi parte, tengo en un pedestal Non olet, God & Gun (madre mía) y, sobre todo el brutal "Mientras no cambien los dioses nada ha cambiado".
#10 Sí, esos que apuntas me los leí el año pasado, y me parecieron excelentes. El que ando leyendo ahora se llama Páginas escogidas, editado por Random House, y recoge artículos, relatos y "pecios" desde los años 1950 hasta los 2000.

Uno de los que más disfruté es Vendrán más años malos y nos harán más ciegos.

Un intelectual de verdad, incisivo y honrado, que no se casaba con nadie porque era insobornable.
De los pocos intelectuales verdaderos que ha dado este país.
#3 Con una honestidad personal para consigo mismo y para con la verdad como pocos ha habido.
#4 Justo estoy acabando ahora una recopilación de sus ensayos, y mientras los leía, pensaba en que cualquier día se nos moría. Estaba ya muy mayor. :-(

Cuánta falta hacen voces tan llenas de cordura y sensatez como la suya. Qué solos nos vamos quedando.
#4 Sí, una pena. Un intelectual honesto y poco mediático. La relectura de Alfanhuí, más allá de los textos que nos ponían en el colegio, me dejo obnubilado varios días. Surrealismo y sensibilidad desbordante.

Así empieza “Industrias y andanzas de Alfanhuí”

De un gallo de veleta que cazó unos lagartos y lo que con ellos hizo un niño

El gallo de la veleta, recortado en una chapa de hierro que se cantea al viento sin moverse y que tiene un ojo solo que se ve por las dos partes, pero es un

…   » ver todo el comentario
#9 En el campo de Guadalajara amarillea el espino...

Ejemplo de bella página, que él mismo aborrecía, pero que es maravillosa
Nos queda su gran obra. Gracias a ella le tendremos siempre.
Buen momento para releer grandes pensamientos.
Alfahuí me causó una honda impresión. Era tan nuevo y a la vez tan clásico...
Anfanhuí es el libro que más veces he regalado.
Yo desde que me lo leí, siempre he pensado que El testimonio de Yarfoz es lo más cercano que ha dado la literatura española a algo como la obra de Tolkien, no porque en sí se parezca mucho, sino porque es el intento de crear un mundo con detalles de todo tipo (lo que se llama worldbuilding en inglés), que, al contrario de lo que suele ocurrir, no parece inspirado en obras anteriores de fantasía, etc, sino que surgen de una visión personalísima del autor.
Descansa Ferlosio. Me hizo feliz leer tus libros. Gracias por las tardes y las noches.
Lei Alfanhui muy joven y siempre me pareció un libro mágico

menéame