EDICIóN GENERAL
152 meneos
2718 clics
El lugar donde un duelista llamado Valle-Inclán perdió su brazo

El lugar donde un duelista llamado Valle-Inclán perdió su brazo

«Hubiera querido ser general mejicano», afirmó en varias ocasiones cuando fue preguntado acerca de qué otra vida le hubiese gustado tener en caso de no ser escritor. Su afición por las armas le llevó a soñar con biografías de bandidos y alzados: es posible que durante su estancia en México tuviera algún encontronazo durante el cual usase sus armas. En aquella época, su juventud, las letras y las armas eran sus vocaciones. El imaginario del gran Valle-Inclán estaba repleto de personajes legendarios, guerrilleros y combatientes carlistas.

| etiquetas: valle-inclán , duelista , brazo
59 93 0 K 377 ocio
59 93 0 K 377 ocio
Para los defensores de la "cultura europea" que echan pestes de los inmigrantes tratándolos de quintacolumnistas que acabarán con nuestra cultura; hoy es una tienda de Apple, que aproveche.
Una historia que desconocía y un personaje genial como Valle-Inclan ya merece un meneo. Ademas por lo que parece los duelos en 1890 aún se practicaban y viendo que la pena por iniciar un duelo es de 15 días, se intuye que eran algo "normal", aunque hay que apuntar que el brazo no lo perdió en el duelo, se lo amputaron más tarde.
Ramón Gómez de la Serna juega a inventarse historias de cómo Valle perdió su brazo. Mi favorita es la siguiente (léase con tono de chiste) :

Estaba Valle-Inclán en su pazo gallego, escribiendo en la soledad de su estudio, cuando es interrumpido por su criado.
-Señor, no hay nada en la despensa para hacer de comer.
Valle-Inclán, enfrascado en la escritura y molesto por la interrupción de su criado, se arrancó el brazo y se lo lanzó al tiempo que le decía:
-¡Haz con eso un puchero y déjame en paz!

La de Gómez de la Serna es la mejor biografía de Valle-Inclán. Por cierto, también narra la historia que aparece en el cómic de la página enlazada.
El brazo lo perdió en aquella famosa pelea de bar contra un periodista vasco. Él iba con una botella rota y el otro con un bastón con filo. El golpe en la muñeca casi le corta la mano y le incrustó el gemelo de su manga, lo que a la postre trajo la infección del brazo entero y su amputación. Una borrachera que no olvidaría nunca.
Que gran escritor. No hacen falta dos brazos o dos manos para ello.

Sonata de Invierno, uno de mis preferidos:
http//www.librosynovelas.es/sonata-de-invierno/ una breve toma.
A dios rogando y en el valle inclan-do

....

.....

Tranquilos, cerraré yo mismo al salir :hug:
comentarios cerrados

menéame