EDICIóN GENERAL
231 meneos
5602 clics
Una joya fragmentada: el monasterio de Pelayos de la Presa

Una joya fragmentada: el monasterio de Pelayos de la Presa  

Sesenta kilómetros Madrid, vendo ruinas, magnífico monasterio, con 4.500 metros cuadrados [de] terreno. También vendería 60.000 metros cuadrados en total. Precio todo incluido, doce millones. Escrig José Antonio, 36. Sería en esa mañana de invierno cuando el arquitecto Mariano García Benito leería en el periódico este enigmático anuncio que cambiaría no sólo su vida, sino la suerte de toda la población, y decidía ponerse en contacto con el vendedor.

| etiquetas: cultura , madrid
Meneo por la historia. Inaudito me parece que una persona, dejase todos sus ahorros en adquirir y conservar esa joya arquitectónica. Y más inaudito me parece que los sucesivos gobiernos hubieran dejado que se demoliera para hacer chalets en su lugar.
#1 cada día estoy más convencido de que los políticos no valen para nada. Solo para robar y enriquecerse ellos mismos
#5 Pues no. No.
Obras tan importantes como la sillería del coro, realizada por el fantasmal Rafael de León o parte de la portada renacentista del Monasterio se desmantelaron y se trasladaron a la Catedral de Murcia y a la finca El Alamín en Toledo respectivamente.

La finca El Alamín en Toledo... Me suena... :roll:
www.elconfidencialdigital.com/articulo/dinero/Alamin-Gerardo-Ferran-Ta
muy muy interesante la historia de todo lo que se está haciendo
Películas a las que hace referencia la noticia en el enlace: mediosypolitica.blogspot.com/2017/03/videos-del-monasterio-de-pelayos.
Cuanta historia y arte destrozado por la ambición de unos incultos con "contactos"
Me resulta difícil entender cómo seguimos conservando el patrimonio que tenemos.
Por toda la geografía hay restos de atalayas, ermitas y monasterios en ruinas.
Para mi, el milagro es ver todavía templos en pie que datan del s. X (1000 años ya) en pequeñas poblaciones, porque esos edificios no se conservan solos. Sin mantenimiento, se desvanecen en montones de escombros.

menéame