EDICIóN GENERAL
17 meneos
108 clics

La inmensa decepción de Aung San Suu Kyi

Hay pocas decepciones mayores en los últimos años que Aung San Suu Kyi. Pasó 15 años en arresto domiciliario, internada por la dictadura militar de Birmania que había impedido que su partido obtuviera el poder obtenido en las urnas. En 1991, recibió el Premio Nobel de la Paz. Ahora dirige el Gobierno y en la primera crisis importante se ha alineado con el nacionalismo birmano más excluyente, el mismo que profesaban los militares que la mantenían encerrada, contra una minoría que profesa otra religión.

| etiquetas: aung san suu kyi
Esque el que una persona luche por algo no la convierte en buena persona de la noche al dia. Si hitler hubiese ganado la guerra y con ello hubiese podido escribir la historia, no seria un monstruo asesino como es hoy dia.
comentarios cerrados

menéame