edición general
4 meneos
68 clics

Hogar, dulce hogar

El modelo mediterráneo de familia cría ciudadanos pasivos, poco innovadores y de horizontes limitados. Tiene también la culpa de una parte significativa de nuestro espectacular desempleo juvenil. Pero nos gusta tanto… David Reher se fue de casa en cuanto aprobó el instituto. “Yo soy de California y allí es lo normal”, explica. “Oficialmente, sales para estudiar la carrera. En la práctica, no regresas nunca. No conozco a casi nadie que siga con sus padres después de los 18 años”.

| etiquetas: emanciopación juvenil , modelos de familia , mediterraneo , david reher
Es un tema complejo y depende mucho de como sea la familia y la propia persona. Yo estoy loco por irme a un piso alquilado, pero solo encadeno contratos de ** temporales, que no me dan ni para para pagar medio alquiler. En cambio tengo un hermano con contrato fijo que no se va de casa hasta que se case y es el perfecto ejemplo de ese articulo, pero mirando a mis amigos de mi quitan (25-30años) estamos todos igual.

A mi me mata ver a mi madre jubilada y cansada aguantando a…   » ver todo el comentario
#2 Mucha razón, ese tema lo tratan muy poco, porque aunque hablan de algunas bondades de la familia mediterránea se nota claramante cuál es su preferida. Me gustaría ver en un paro alto cuantos se quieren ir igual. Aunque hay partes en las que habla de que es algo muy arraigado en la manera de ser de cada cultura.

También podrían decir que los países con ese sistema familiar dan más paro. No sé, simplemente me ha parecido interesante.
Lo que ocurre en el sur es que si tu familia no tiene los medios para darte un empujoncito para independizarte o no encuentras un trabajo que te permita pagarte un techo... nadie quiere un hijo en la total indigencia.
comentarios cerrados

menéame