EDICIóN GENERAL
281 meneos
2954 clics
Los episodios de lluvia extrema del planeta están interconectados

Los episodios de lluvia extrema del planeta están interconectados

El estudio, publicado en la revista Nature, se basa en el análisis de imágenes de satélite de alta resolución sobre episodios de lluvia extrema en distintos lugares del globo desde 1998 y se basa en el uso de “redes complejas” que permiten establecer relaciones entre fenómenos que hasta ahora se consideraban independientes. “Descubrir este patrón de conexiones de los datos puede mejorar los modelos meteorológicos y climáticos”, asegura Boers. “Este hallazgo puede ayudarnos también a entender las conexiones entre diferentes sistemas monzónicos”

| etiquetas: lluvia , extrema , estudio , interconexión
135 146 1 K 251 cultura
135 146 1 K 251 cultura
Esto es solo el comienzo.
Lean el lore de civilization beyond earth.
Se siente muy profetico.
RIP UE.
RIP imperio britanico.
RIP USA como lo conocen.

Es un resumen muy somero:

www.reddit.com/r/civbeyondearth/comments/2k6b74/the_backstory_of_beyon

Para los analistas politicos, esto:

www.washingtonpost.com/news/the-switch/wp/2014/10/24/the-wacky-geopoli

Y unos bonus:…   » ver todo el comentario
#1 y que mierdas tiene eso que ver con la noticia?
#1 Desde que menéo desde el móvil me pierdo un montón de enlaces interesantes. Me lo guardo para cuando vuelva al pc
#1 Donde se puede leer lo de Civilization beyond Earth? (es el juego, no?)
#11 Ya te deje algunos links.
Y si quieres ver el lore de primera mano, tienes que jugarlo.
Pues a ver si cae por aquí algún diluvio de estos, que llevamos en la costa mediterránea 2 meses sin apenas ver una gota.
#2 El agua cayendo a lo bestia no suele servir de nada, aparte de para causar destrozos...
#4 Pues los pozos y fuentes bien que lo notan. El terreno kárstico es como una esponja.
#10 Generalmente eso provoca escorronterias mas que siltrar el agua lentamente, que es lo que llena los manantiales. Cuando caen esas trombas salvaje y esperas un poco, veras como en poco tiempo, si rascas, igual la tierra esta mas seca que el papel de lija...

Y no hace mas que arrastrar mierda, por otra parte...
#2 Ven Galicia y así, cuando te vuelvas, ya no le echarás de menos en mucho tiempo.
#5 Bueno, yo me he tirado las ultimas 5 semanas en Galicia e hizo sol 4...
#7 A ver, en Galicia hay miles de climas. En Ourense más sol, nieblas, mínimas bajas y poca lluvia. En Rías Baixas muchísima lluvia menos en verano, temperaturas normales y bastante sol. En Rías Altas depende mucho de la zona también, pues las hay muy lluviosas y menos con temperaturas templadas y frías.

Incluso en A Coruña, donde vivo, en cruzar el puente Pasaje y salir de la ciudad, en verano ya hace más color y más sol y en invierno más frío.
#2 Diciembre, enero y febrero es la época donde menos llueve en la costa del Mediterráneo (con permiso de julio). Sin embargo, un diluvio no sirve para nada: el agua no se recoge bien y lo único que hace es a traer inundaciones y daños.
Lo interesante es que llueva moderadamente varios días seguidos... Pero eso es difícil aquí en invierno.
Que Nature ni que niño muerto, lo de la lluvia ya nos lo contó Rajoy
menea.me/1gyo3
Todo mentira cochina, desde hace años hemos sostenido que teníamos todos los datos necesarios y los modelos necesarios para hacer previsiones globales cojonudas. Van a venir a tocar ahora las previsiones que hicimos con estas mamandurrias. Los cojones.
Fdo: El IPCC
En los 70 venía La Era del Hielo. Luego vino el Calentamiento Global. Después, el Cambio Climático. Ahora se está poniendo de moda el "Tiempo Extremo (extreme weather)"

¿a ver si se aclaran?
podría mejorar, sobre todo, las predicciones meteorológicas a largo plazo. “Si con esta herramienta se ha establecido una conexión entre un punto Ay otro B, ya sabes que cuando suceda algo en el punto A las probabilidades de que suceda algo en B es bastante alta”, explica. “Cada vez que haya episodios extremos en Europa, por ejemplo, ya sabes que puedes tenerlos después en el norte de la India”
comentarios cerrados

menéame