EDICIóN GENERAL
216 meneos
2669 clics
Contra el culto a la juventud: morir viejo y tener razón

Contra el culto a la juventud: morir viejo y tener razón

Nuestra sociedad reprime a la vejez porque le recuerda la inevitabilidad de la muerte; así se aferra ilusoriamente a esta vida material, ignorando la gran frontera que la llama y la posibilidad que la misma muerte ofrece para enriquecer la vida... El culto a la juventud es un signo de nuestra época, especialmente porque vivimos en la época de la imagen pública, y por todos lados se nos bombardea -como estrategia de mercado- con cuerpos núbiles, lustrosos y aparentemente sanos como los que sólo podemos tener en la cúspide de la juventud.

| etiquetas: juventud , viejos , culto , muerte , vejez
Está bien, es recomendable leerlo. Yo por lo menos cuanto más viejo me he hecho mejor he estado. No quiero volver a los 23 años ni de coña, aunque estava físicamente mejor (cuidado que aunque tenga casi 40 te reviento) ahora tengo más paciencia y veo las cosas mucho mejor, sé comportarme como mejor me convenga y entiendo mejor el mundo que me rodea. Si bien en mi tierna infancia me identificava más con las cosas frágiles y breves como una gota de rocío en la punta de una hoja, ahora he conseguido dejar atrás esas gilipolleces para seguir pensando en otras gilipolleces distintas.
#1 "... aunque estava físicamente mejor (cuidado que aunque tenga casi 40 te reviento) ahora tengo más paciencia..."
Lo de paciencia y te reviento tan seguido me ha hecho gracia. :-D
#2 Te reviento pero desde la reflexión y mesuramiento disciplinado que te da la vejez y no por la búsqueda de la inmediatez vivaz y el gozo que te pueda dar un reventamiento resplandeciente en la juventud, es como un logro existencialista conservadurista y no un obstáculo más en la supervivencia de un niñato.
#3 Oiga, que con casi 40 no veo yo vejez por ningún lado ¡Que te reviento! :-D
#1 La ventaja de los 40 es que ya llevas medio camino andado, y dejas de pelear por imposibles para centrarte en realidades. Si yo tuviera que volver a la adolescencia y pasar por lo mismo, no lo haría (sin un duro, carrera difícil, divorcio, etc.). Eso sí, si pudiera volver conservando lo que he conseguido tener (casa, ahorros, conocimientos, etc.) entonces está claro que sí.
#4 A mí con los conocimientos ya me valdría, tener 16 otra vez sería fácil (o no, puede que me atropellara un camión). Pero sin lo que sé ahora no paso por lo mismo ni de coña, precariedad, desmotivación, inseguridad y el no entender que si no progresas la vida te arrastrará a palos.
#5 "...precariedad, desmotivación, inseguridad y el no entender que si no progresas la vida te arrastrará a palos."

Esto, no es por nada, pero para los viejunos o para algunos viejunos es exactamente lo mismo. Así que... :-)
#4 Yo volvería a la adolescencia incluso solo con la sabiduría y conocimiento que tengo ahora, la verdad es que muchas veces lo he pensado, y vovler a esa época con lo que se hoy día sería un puntazo.
#1 estaba
#8 gracias, creía que nadie lo diría.
#1 escribir eso, sin haber llegado siquiera a los 40, es de ser muy infantiloide.
#1 Cuidado que te meto
#17 que te meto dos yoyas !
#1 Efectivamente. Los políticos deberían ser por ley jubilados, muchos más sabios por su edad y experiencia. Así no sería tan fácil sospechar de su parcialidad e interés por el parné.
A mí lo que me revienta es ese "estava"
#6 ¿Y el "identificava" no?
#10 #6 posiblemente escribe desde el móvil y tiene el corrector configurado para catalán y castellano, por lo que le sugiere palabras en catalán
#6 A medida que vayas cumpliendo años te dejará de reBentar :professor:
Si quieres nos ilusionamos por ser viejos, lo que hay que leer. :palm:

Por supuesto, respeto su opinión y también a quién le haga ilusión tener arrugas y canas.
#9 Envejecer tiene sus ventajas aunque no lo creas. Aprendes
#15: ¡Qué guay, aprender! ¿Y si miramos la forma de quedarnos solo con lo bueno y evitar lo malo?
#9 Podés arreglarlo muriéndote joven.
Siempre me ha llamado la atención la edad de los protagonistas de películas en los 70s 80s vs hoy
Yo creo que más que el miedo a la muerte, es el miedo al olvido. Creo que es lo que realmente nos preocupa como especie, saber que somos totalmente intrascendentes al propio universo, y que ninguna obra que logremos en vida, tendrá una huella eterna. Y ese olvido aunque en diferentes etapas, le pasará tanto a Gaudí como al Albañil de turno.
#19 Pues yo creo, que dada la brutal insignificancia que suponemos como individuos respecto a la inmensidad del universo, pretender tener ese nivel de relevancia que describes es de un egocentrismo desmesurado, mejor aceptar que no somos nada y que la única relevancia real que tenemos es como especie.
#21 bueno somos algo mientras existimos. Creo que tenemos que estar contentos de existir e incluso de compartir las palabras que estamos compartiendo sin conocernos, aún sabiendo que todo lo que digamos no tendrá ninguna relevancia. Mi comentario iba en la dirección de la necesidad de la gente en formar parte de algo o tener ídolos, creo que es como un placebo. A la gente le puede parecer que España gane un mundial resulte algo histórico, y formar parte de ello, aunque sea cantando desde una…   » ver todo el comentario
#22 Eso es, vive tu vida para ti y para los que te importan, y no tengas más espectativas que las tuyas propias.
#25 El caso es que este tipo de cosas, aunque parezcan obvias, hay gente que no se las plantea.
A mis 60 años... puedo decir prácticamente lo mismo.
A lo largo de la vida cometemos errores, generalmente por no estar bien informados o por anteponer nuestras creencias y valores "adoctrinados" de manera inconsciente.
Con el tiempo, uno es capaz de tener mecanismos para separar una validez de otra y "ver" sus diferencias.
Hay algo que es innegable: si eres joven te falta mucho más para acabar tu vida que si eres viejo (salvo imponderables). Significa, desde el punto de vista subjetivo, que si eres joven crees que no te vas a morir nunca y si eres viejo crees que te quedan dos telediarios.

Por lo demás, el artículo bastante farragoso y un pelín pedante.

menéame