EDICIóN GENERAL
145 meneos
2080 clics

Las artilisinas, la alternativa a los antibióticos

El 3 de septiembre de 1928, Alexander Fleming descubrió casualmente la penicilina. Fleming aportó enormemente a nuestra sanidad. Los actuales transplantes de órganos o las quimioterapias, no serían posibles en esa escala sin antibióticos. Pero Fleming mostró una gran previsión al recibir el Nobel pues alertó de las resistencias. Las moléculas del futuro se llaman artilisinas, proteínas producidas por virus bacteriófagos, modificadas a demanda. Pero las artilisinas no son antibióticos, son unas 100 veces más grandes y funcionan diferente.

| etiquetas: artilisinas , antibióticos , infectología , bacteriófagos
Ya podemos abusar de los antibióticos sin culpa. :troll:
#1 Los antibióticos no es que sean muy buenos para el cuerpo. No hay motivo, ni siquiera recreativo, para abusar de ellos. Nunca entenderé a la gente que se los autorreceta (o marea al médico hasta que se los da) y se los toma como caramelos.
Además este nuevo descubrimiento podría ayudar, pero no parece el Santo Grial contra las resistencias. De entrada parece muy específico y queda un largo camino que puede truncarse por muchos motivos.
#2 Pensé que la carita :troll: era un indicador de que uno decía algo en tono de broma.

Me voy a quedar un rato meditando sobre que he hecho mal, mientras saboreo unos deliciosos antibióticos. :troll:
#3 Haha, home, no esperaba que fuera en serio. Solo apostillaba, un poco más en serio, que no entiendo a esa gente que abusa conscientemente de los antibióticos con tanta alegría. A mí me dejan hecho polvo.
Bueno, Fleming descubrió la penicilina por casualidad, pero curiosamente su trabajo era descubrir antibióticos y probaba de todo en sus placas de petri, así que si no hubiera sido por la casualidad seguramente en poco tiempo la habría descubierto igual.
En Europa Central y del Este se llevan usando desde hace tiempo con buenos resultados
www.bbc.com/mundo/noticias-39961433
#6 gracias

menéame