Hace 10 años | Por Theremin_Mandan... a yorokobu.es
Publicado hace 10 años por Theremin_Mandangas a yorokobu.es

“No lo hagas. Perderás tu negocio. Tendrás que empezar de cero. Será tu ruina”. La cabeza de Stefan Sagmeister se llenaba de voces que le paralizaban durante meses antes de tomar una de las decisiones más importantes de su vida. Era el año 2000, y el diseñador austriaco estaba a punto de cerrar su estudio durante un año para dedicarse a experimentar y hacer vida sabática (...) Una de las ventajas que le han ayudado a tener este estilo de vida es su obsesión total por mantener un estudio pequeño.