EDICIóN GENERAL
179 meneos
1776 clics
Olivos y cables submarinos: el pueblo de Jaén que guarda la historia del teléfono en España

Olivos y cables submarinos: el pueblo de Jaén que guarda la historia del teléfono en España

Canena es un pueblo de Jaén que está situado a apenas 60 kilómetros de la capital de provincia. De apenas 2.000 habitantes, en su entorno se puede disfrutar de un castillo renacentista catalogado como bien de interés cultural, de un molino de posible origen romano o de un balneario con spa. Pero no son los únicos atractivos de Canena. Hay otro que destaca por su localización en un municipio tan pequeño, por las piezas que atesora y por su origen: un museo con teléfonos, equipos de transmisión y hasta una maqueta del Hispasat.

| etiquetas: jaén , telefonía , canena
En portada con 16 meneos y mi inútil comentario el único y primero, mi no entender
#1 215 visitas y 0 negativos. Todo cuenta.
Andrea Los Olivos.

Instant Like.
Debe ser muy bonito para los que nos gusta las Telecomunicaciones, todo esto lo he visto funcionando en la realidad y también lo ví hace años en el Museo de la Gran Vía de Madrid que menciona el artículo. Vi otro pequeño Museo que había en la Escuela de Formación que había en el Camino Nuevo de Picaña en Valencia, también montado por empleados de Telefónica y buscado piezas por toda España para hacerlo funcionar, pero que por desgracia tiraron años más tarde a la chatarra, país de incultos y desagradecidos, cuando vendieron el edificio al INE que tiene ahora allí sus oficinas.
#3 Yo, funcionando, no, pero sí vi el museo de madrid y me encantó. Sobre todo la rotary en perfecto estado de funcionamiento, y los amplificadores submarinos... Recomiendo encarecidamente su visita.
#3 #5 #6 En la fábrica de Alcatel en Villaverde tenían un pequeño museo con un sistema Rotary completo en funcionamiento entre otras muchas cosas. Cuando cerraron la fábrica ese sistema Rotary y una centralita manual acabaron en el hall de la sede de Ramírez de Prado. No sé qué habrá sido de todo aquello, pero dado que se les hundió medio edificio no me extrañaría que ttodo aquello quedase destruído. :-(

Tengo en alguna parte un montón de fotos de esos equipos de cuando trabajaba allí, pero es una pena que ni a las propias empresas de telecomunicaciones les interese muchas veces preservar esas piezas históricas.
#3 Yo me lo apunto para la visita.
comentarios cerrados

menéame