EDICIóN GENERAL
117 meneos
 

Los misterios del tráfico (web)

Excelente artículo de Enrique Dans sobre sistemas como Digg, Reddit o Menéame. De obligada lectura para aquellos que creen saber cómo deberían funcionar estos sistemas, caso contrario son censores, fachas o rojos. Será que es verdad que se necesita un re-aprendizaje.

etiquetas: web , digg , meneame , tráfico , visitas
117 0 1 K 591 mnm
117 0 1 K 591 mnm
Reeducación en un gulag siberiano es lo que hace falta xD
voto por cambiar el título a: "Los gestores sociales de contenido suponen la democratización de las fuentes de información"
Del artículo:

"Los gestores sociales de contenido suponen la democratización de las fuentes de información, y su participación empieza a ser importantísima en la economía de la atención que conforma la web de hoy. Quien quiera ofrecer contenido en Internet o liberar ideas que se difundan como auténticos virus, tendrá que reeducarse por enésima vez, enterarse de cómo funcionan estos inventos e intentar adquirir la sabiduría necesaria para entender los misterios del tráfico."

Sí es que estos liberales no piensan nada más que en la pasta.

Conclusión sobre el fenómeno Menéame, Digg y otros: cuela noticias y ganarás pasta...
gazpa, ¿dónde has visto pasta en el párrafo que citas? a ver si vas a resultar como esos confesores antiguos obsesionados con el sexto mandamiento, y el pecado está sólo en tu mente...
sin comentarios
Hemos pasado a depender de grupos de comunicación que se erigían como censores de la información, que el probre pueblo podía leer a hacernos adoradores de criterios virtuales, que tienen una personalidad real, pero que se establecen en la red, sometidos a las presiones del dinero y el márketing.

Y si no, por qué motivo la gente está interesada en conseguir que sus artículos sean los más meneados o que las presonalidades de digg se vendan como si fueran africanos en la América colonial?

Habría que forjar el concepto de las ONGs de la información, supeditadas a determinados juicios morales, capaces de sustentarse con lo que sus lectores les aportan, pero que no se arrodillen ante la plenipotencia de los anuncios.
comentarios cerrados

menéame