EDICIóN GENERAL
117 meneos
6794 clics

Hacia una utopía de hormigón: arquitectura en la antigua Yugoslavia ( ENG)  

Algunos de los edificios de la extinta Yugoslavia parece que fueron diseñados para una utopía que nunca llegó.

| etiquetas: hormigón , yugoslavia , arquitectura
Feo es decir poco
Es mucho mejor que la mayoría de la arquitectura que se hacía por aquí en esos mismos años.
#2 Eso es como todo, seguro que el 95% de la arquitectura de la Yugoslavia de los 60's y 70's era tan mediocre y anodina como la gran mayoría de lo que se hacía aquí.
En España también hay buenos ejemplos de arquitectura de los 60's y 70's.
Pues a mí me gustan.
#4 y a mí, igual para vivir, no, pero de decorado de pelis, seguro,
En Belgrado me quedé en casa de los padres de una amiga que emigraron a USA cuando la guerra, el bloque de unas 20 plantas completamente hecho de hormigón, hasta las paredes y ventanas. La verdad que resistente parecía un huevo, ahora no sé cómo hacian para colgar un mísero cuadro.
#5 Te has dejado llevar por el entusiasmo de tus recuerdos... Ventanas de hormigon
#6 me refiero al hueco que estaba echo en el propio hormigón, que no había muro de ladrillos.
#9 I Know. El hueco que tu dices se llama vano.
#5: Con lo del adhesivo este, que para quitarlo tiras hacia abajo como si fuera un chicle. :-P
#5 Porque le falta el revestimiento interior. Se supone que se ha de colocar un aislante y una pared de yeso de revestimiento interior.
¿Se han pasado un poco bastánte con el HDR no? :-P
Concrete jungle.
Para mi tiene cierta belleza. Es como contemplar un circuito integrado: Sobriedad y pragmatismo.
#14 ciertamente, con la integración y la miniaturization, los circuitos integrados ya no son tan comunes... ahora miras para una placa y son todo cucarachas de Silicio todas iguales, anodinas y aperreguñadas las uñas con las otras...

Lo mismo pasa con los nuevos barrios y los barrios caros de las ciudades de hoy en dia
Parece que para el periódico ingles, cuando los arquitectos llegaban a Serbia...se daban la vuelta...
Habrá que ir a ver...

menéame