EDICIóN GENERAL
273 meneos
4721 clics
El corazón reacciona ante un infarto de una manera muy diferente a lo pensado

El corazón reacciona ante un infarto de una manera muy diferente a lo pensado

Durante décadas se ha asumido que inmediatamente después de un infarto se producía una reacción inflamatoria (caracterizada por un incremento del contenido de agua y células) en el tejido infartado y que ésta permanecía estable durante al menos una semana con una posterior desaparición progresiva. Ahora, se ha demostrado que el corazón humano responde con dos reacciones edematosas muy bien diferenciadas y separadas en el tiempo, según los responsables de esta investigación, que previamente hicieron sus hallazgos en modelos experimentales.

| etiquetas: corazón , reacción , infarto , miocardio
122 151 0 K 323 cultura
122 151 0 K 323 cultura
Joder, es difícil de creer que hasta ahora nadie se diese cuenta de que se produce un segundo edema entre 4 y 7 días después y que coincide con la zona afectada.
#1 Están apareciendo con frecuencia algunas noticias que contradicen lo que se nos había dicho y creíamos como cierto desde hace años. Es muy bueno, porque parece que estamos en un momento revisionista donde van a caer muchos mitos que se creían verdades.

De eso se trata la ciencia. Se tienen creencias muy bien fundadas de cómo suceden y cómo son las cosas. Luego viene alguien y demuestra que lo anterior o estaba equivocado o es inexacto o estaba incompleto. Eso se llama progreso.}

Por otro…   » ver todo el comentario
#13 bueno, eso depende de lo que entiendas por tecnología avanzada... no te voy a hablar de la tomografía por emisión de positrones (PET), con detectores que funcionan en el rango de nanosegundos, porque la física detrás de ella se me escapa por mucho.
Ahora piensa en la Resonancia magnética nuclear del artículo, disponible en cualquier hospital de 2° o 3er nivel, que lo que hace es cambiar de golpe el spin (el "giro") de todos los nucleos de hidrógeno de tu cuerpo (somos agua, H2O,…   » ver todo el comentario
#1 más bien nadie ha tenido huevos hasta ahora de meter a un paciente en la fase aguda de un infarto unos 40-60 minutos inmóvil dentro de un tubo (RMN) con las limitaciones que ello conlleva en caso de complicarse las cosas y tener que hacer una reanimación al lado de un imán gigante (que no se puede apagar como si fuera un microondas).
La noticia es muy interesante porque abre la puerta a usar inmunomoduladores para controlar esa fase tardía del edema (relacionada con la reperfusión: recuperar…   » ver todo el comentario
#4 ĺ{lol} xD xD xD xD xD ..qué bueno lo de la luz blanca!
#4 Yo creo que en general, la medicina en la parte del radiodiagnostico (creo que se llama así) no está nada de avanzada, y muchos problemas pueden venir por ahí. De hecho creo que no darse cuenta de esto hasta ahora es por este mismo tema.
Es mi humilde opinión, hablo desde la ignorancia.
#1 he leido que hay mas posibilidades d infarto desp d pasar una gripe catarro o enfermedad pulmonar
-
tbn qe la avena el lino y ls nueces
al tener omega 3 son buenas para el corazon
Cuando estás en la UVI ves que el médico de guardia no te quita ojo. Tú has estado el un túnel blanco pero te sientes bien y con los opiáceos estás hasta algo demasiado eufórico. Mas tarde, ya en casa, eres consciente de lo frágil que es todo y repasas los acontecimientos viendo que has librado por los pelos y que queda mucho por investigar porque unos reaccionamos bien y otros se quedan...
Somos unas "máquinas" increíbles
Desde el punto de vista de un infartado (y salvado milagrosamente en pleno centro de Madrid por un viandante y el SAMUR) puedo deciros que muchas veces no avisa en absoluto. Yo había estado dos meses antes en la consulta del cardiólogo, tenía el colesterol por debajo de 200 y aunque con un ligero sobrepeso, no soy obeso ni tampoco tan mayor (52) sin embargo me dió de repente y ni siquiera fui consciente de ello. No pude hacer nada. En cuestión de segundos mi vida (y la de los que me rodean )…   » ver todo el comentario
#6 Enhorabuena. Me alegro mucho. :-)
#6 En mi caso, muy parecido al tuyo, no fumaba, tenía sobrepeso (no obeso) y hacia deporte (bici). Tampoco se lo explican pero el caso es que casi palmo. Yo lo achaco al estrés y a mi forma de ser (era un agonías). Mi mayor lucha es dejar de pensar como pensaba y comer sano. Me pasó con 48 y tengo 51 años. Recupere yo sólo al cabo de 8 minutos en el suelo y saĺí de la luz blanca que me hacía pensar en mi trabajo a una velocidad asombrosa, nada de Ángeles. Mucha paz y serenidad a la vez que resolvía los problemas del trabajo en los que estaba metido. Supongo que el cerebro se dopó al faltar el oxígeno. Un abrazo
#12 Yo lo he contado para que la gente, de nuestra experiencia deduzca que tener el colesterol bajo no basta, hace falta una vida sana, una alimentación variada con mucha fruta y verdura y pocos productos elaborados, ejercicio regular moderado. Parece un mantra de esos que no te afectan pero es fundamental para vivir hoy día una vida larga y próspera.
Se creía que existía una reparación progresiva pero no es así, ¿esto quiere decir que es peor de lo que se pensaba?
#8 no, desconocer los detalles del mecanismo de lesión no implica desconocer el resultado (las secuelas) ni el tratamiento. Lo que permite este nuevo conocimiento son nuevas opciones terapéuticas en la fase aguda. Lo que ocurre no es una "reparación", sino un "remodelado", es decir, el resto del corazón "sano" adapta su capacidad de contraerse para compensar el corazón perdido por el infarto, que queda cicatricial (fibrosado) y no contráctil si el infarto es…   » ver todo el comentario
comentarios cerrados

menéame