RELATOS CORTOS
13 meneos
249 clics
La Musa Comprada

La Musa Comprada

Como había acordado por el teléfono de número oculto, allí estaba el traficante en el callejón, a las dos después de medianoche. Fijaron sus miradas y él terminó de acercarse. El tipo olía a tabaco, y llevaba una pelliza antigua, parcialmente iluminada por la farola inclinada que surgía del muro tras su espalda. —Vamos al grano —dijo el traficante—. Te presento a las chicas. Movimientos se intuyeron en la zona oscura de la calle. Era como si las sombras cobraran vida y comenzaran a traspasar …
14 meneos
273 clics
El sentido final

El sentido final

La mirada de Carlos ya mostraba signos del virus, el resto del grupo lo miraba consternado, su líder comenzaba el proceso de trasformación y luego en Fuengirola, solo serían seis las personas resistiendo tras los muros del Castillo de Sohail. Europa yacía en penumbras, solo permanecían algunos bastiones de seres pensantes diseminados por ahí, todo se había vuelto oscuro y hordas de depredadores hambrientos caminaban …
10 4 0 K 30
10 4 0 K 30
37 meneos
378 clics

El autómata defectuoso

Los Hacedores creaban a los autómatas para que satisfaciesen sus deseos. Los programaban para que ellos también deseasen, tuviesen impulsos, anhelos y necesidades. Buscando cubrirlos, servían a los Hacedores sin saberlo. De ahí que los anhelos de los autómatas fuesen cuidadosamente seleccionados por los Hacedores. Cuando los Hacedores soltaban a los autómatas al mundo, solían mezclarse entre ellos para controlar cómo funcionaban y si eran eficientes. La característica esencial de un autómata en buen estado era una …
22 15 0 K 46
22 15 0 K 46
15 meneos
359 clics

Estupor (un relato MUY breve)

El capitán se acercó al intercomunicador y le gritó al buzo: -¡Sube inmediatamente! ¡El barco se está hundiendo! Y el buzo reinventó el encogimiento de hombros.
12 3 0 K 37
12 3 0 K 37
21 meneos
427 clics

Resumiendo mi vida ante los ojos de la muerte

Vino a buscarme súbitamente, tomando la forma de un anciano transparente. Tomó mi mano y todo se hizo blanco. Volábamos hacia arriba en un espacio totalmente homogéneo, sin ningún detalle que me sirviese como referencia para saber cuánto habíamos ascendido en un determinado momento. Entonces me dijo: -Nos queda aún un gran trecho. Matemos el tiempo conversando ¿Cómo ha sido tu estancia por ahí abajo? -He visto poca cosa. No obstante, creo que lo más reseñable se resume en mi sueño …
12 9 0 K 38
12 9 0 K 38
27 meneos
564 clics

Confesiones de un verdugo

Escogí este trabajo porque no hay ningún otro que conjugue sencillez y poder de una forma tan perfecta. Me pagan por hacer funcionar una máquina con la que, por unos minutos, me convierto en Dios. Hay algo que iguala a todos los hombres, y es que ninguno puede salir vivo de una sesión de garrote vil. Sus vidas, cualidades y logros no les salvarán. Yo tengo el poder de quitarles todo eso y seguir aquí para contarlo. Sería ideal que, como esos monstruos mitológicos, pudiese absorber las cosas que desease de cada víctima y …
14 13 1 K 38
14 13 1 K 38
23 meneos
407 clics

Mi voz es un virus

            Incógnita y reflexión se mezclan en un panorama desolador. La praxis es buena, no se entretienen con palabras baratas y van más allá. Todavía lejos de la Luna pero, ahora ya, bien cerca de la exosfera. Nada de lo que dicen tiene sentido pero, al mismo tiempo, lo tiene todo. Maestro y pupilo, se han despedido de sus seres queridos. El viaje hacia lo insondable se adentra en una aventura todavía sin definir. No saben a dónde van ni tampoco de dónde vienen, en …
17 6 0 K 27
17 6 0 K 27
35 meneos
487 clics

Historia de amor

Caminaba por las mismas grises calles que tantas veces habia pisado. No buscaba nada, no esperaba llegar a ninguna parte...simplemente distraer los millones de segundos que, como crueles puñaladas, atormentarian su existencia hasta llegar al final de su camino. No sabia que le aguardaria una vez abandonara su carcel de carne y huesos, no creia en el cielo o el infierno...simplemente se aferraba a la posibilidad de que ese incierto futuro le librase del dolor del presente...del dolor y el vacio que cada dia consumian su alma. Los hombres temen a la nada...pero cuando tu existencia...
22 13 0 K 31
22 13 0 K 31
12 meneos
281 clics
Te estás acercando a los 30 años y no comprendes nada

Te estás acercando a los 30 años y no comprendes nada

A medida que avanzaba hacia la treintena, la vida de los que me rodeaban me parecía más simple. El trabajo, la novia, sus proyectos de casas, hipotecas, bodas… Desde los que más precozmente habían dado el salto al mercado laboral hasta los que habían apurado hasta los 27 para acabar un máster, ya iban todos enfilando uno por uno las sendas de sus vidas. Aquel batiburrillo de jóvenes soñadores que tenía a mi alrededor había mutado y ahora quería hacer cosas más propias de la etapa vital que su edad les marcaba.
[sigue en el enlace]
10 meneos
46 clics

Cuento corto de terror, primera parte

Mucha gente cree en Dios. Están convencido de que un ser supremo creó el mundo. Los más avanzados, para compatibilizar sus creencias con los descubrimientos científicos, hablan del Diseño Inteligente, mediante el cual, Dios está detrás del funcionamiento del universo.

Según ellos, fue el que creó el big bang, las leyes inmutables de la física y quien estuvo detrás del nacimiento de la vida. Toda la perfección del universo existe gracias a ese diseño inteligente, divino. Y su objetivo fuimos nosotros, los seres humanos.

Dentro del universo creó una galaxia que albergaba un sistema solar, con un planeta de un tamaño tal que pudiera albergar por su gravedad una atmósfera, que estuviera a una distancia adecuada de la estrella para que el agua pudiera encontrarse en estado líquido, y con una luna que ajustara el movimiento de los océanos adecuadamente...
8 meneos
30 clics

El último concierto de Sako de Pota

13 de enero de 1984, viernes

Recuerdo que estaba supercolgado. En el escenario ya estaba el resto del grupo haciendo ruido. Entré desde atrás y me tropecé con los cables que iban a los altavoces. El Pipas tocaba la batería a toda hostia, mientras que Pelopintxo aporreaba el bajo.
Txelo estaba a la guitarra. Sólo se sabía dos acordes, pero era más que suficiente, lo fuerte del grupo eran las letras. Bastante teníamos con que el Pipas mantuviera el ritmo de las canciones.

La verdad que no tenía ni puta idea de la canción que estaban tocando como comienzo del concierto, pero tampoco me importaba mucho. Cantaría cualquiera de las letras de las que me acordara y a correr.

Me asomé al borde del escenario. Había un porrón de gente pegando brincos, totalmente borrachos. No se esperaba mucho más de un concierto un viernes por la noche en el gaztetxe de Somorrostro...
8 meneos
55 clics

Un encuentro inesperado

Eran los últimos días del verano. Carolina había pasado unos días sola en aquellas playas del sur. Siempre que podía se escapaba a disfrutar de las blancas arenas del Atlántico, intentando alejarse de las zonas más turísticas.

Si había algo que le resultaba agobiante, era la noche de aquellos barrios de copas, llenos de turistas y autóctonos buscando carne fresca, una mujer con la que tener una aventura. Ella no era así, no servía para ello.

Se acercó a ver el ocaso sobre el mar. La tarde había sido muy cálida en aquel mes de septiembre, en aquel final de la época estival. Pronto tendría que regresar a casa, a incorporarse al trabajo. En ello estaba pensando, sintiendo la brisa cálida, viendo el sol bajar hacia el océano en un horizonte rojo de fuego cuando escuchó una voz a su lado.

- La mar
15 meneos
88 clics

La historia que inspiró un libro

Esto que os voy a contar es real como la vida misma. Los que me conocéis sabéis de mi mente racional, de mi búsqueda de la explicación a todo lo que ocurre, pero esto que pasó, no lo sé explicar. Y es por ello que me desasosiega y lo aparto de mi mente, evitando evocar los sucesos que pasaron, y que culminaron aquella calurosa noche de San Juan.
15 0 0 K 54
15 0 0 K 54
4 meneos
47 clics

Un cotidiano agujero de gusano

La doctora Andrea Salazar comprobó la fecha en el calendario que había en la pared de su laboratorio de física cuántica en la Universidad de Míchigan. Llevaba mucho tiempo estudiando los viajes en el tiempo y por fin, después de muchos años de estudio, había llegado a la conclusión de que eran más habituales de lo que la gente pensaba
5 meneos
60 clics
Tomorrow's Child, un relato corto de Ray Bradbury (EN)

Tomorrow's Child, un relato corto de Ray Bradbury (EN)

Relato corto de Ray Bradbury publicado en 1949.
89 meneos
515 clics
Envío erróneo o controvertido, por favor lee los comentarios.

Un cerdo en la puerta del baño

"Ambos teníamos veintidós años. Andábamos de acá para allá compartiendo experiencias de enamorados. Habíamos arrancado con nuestro flamante Renault Supercinco una de nuestras excursiones por los pueblos de la provincia. Como no teníamos pelas para comer en restaurantes, unos bocatas y unas latas de refresco..."
38 51 8 K 62
38 51 8 K 62
93 meneos
326 clics
Tus palabras escritas

Tus palabras escritas

El día que te fijas en alguien, tus palabras pasan a ser para esa persona. Dejas de escribir para el mundo o el mundo es…
33 60 1 K 77
33 60 1 K 77
12 meneos
55 clics

El último hombre sobre la faz de la tierra

Entró en la casa cuando el sol se ponía por el horizonte. La pesadilla había acabado, o comenzaba en ese preciso instante. No sabía qué era peor, todo lo que había pasado, o lo que quedaba por venir. Se sentó en la silla, con la cabeza entre las manos, pensativo, agotado. Había sido un día muy duro, el último día de unos meses de incertidumbre.

(Basado en el cuento Knock de Fredic Brown)
12 0 0 K 65
12 0 0 K 65
6 meneos
43 clics

Lenguaje de ciegos

Sé que lo que voy a contar es cierto porque yo lo vi, aunque eso importa bien poco en realidad: ni que yo lo hubiera visto ni siquiera que fuera cierto cambiaría en nada el sentido de mi relato. Al fin y al cabo, esto no son más que palabras.
6 meneos
185 clics

A mi también me secuestraron los extraterrestres

Iba por el campo siguiendo un margen de piedra, era una noche de primavera y me alumbraba con una linterna metálica de pila de petaca. Había llovido por la tarde así que podía hacer una buena colecta de caracoles para hacerlos con salsa, con su morcillita y su choricito. Al principio pensé que otro buscador de caracoles venía hacia mi pues me pareció la luz de una linterna avanzando. Pronto me percaté que lo que parecía una linterna se convertía en un foco y seguía aumentando, cegándome por completo. Un extraño zumbido, que subía y bajaba en intensidad lo envolvía todo al tiempo que mis pies…
11 meneos
24 clics

El delincliente

Aquella mañana no me sentía con ganas de ir a trabajar. Estaba atravesando una mala racha. Durante el último mes apenas habían pasado por el bufete tres personas, para consultas banales. Y a dos de ellas ni les cobré. Mi despacho no era tan famoso como para facturar a 200 € la hora, no era más que un mediocre abogado que se ocupaba de casos de divorcios y algún que otro impago, que como generalmente no conseguía ganarlo, a pesar del trabajo realizado, me quedaba sin cobrar.

¿Para qué madrugar e ir a la oficina? Para ver la cara de mi secretaria, una mujer voluntariosa y muy eficaz, que cobraba el salario mínimo y con la que tenía que hacer cabriolas para poderla pagar a fin de mes. Necesitaba mantener una imagen, por lo menos de cara a ella, ya que si tal y como estaban las cosas, no acudía a trabajar, posiblemente acabaríamos mal.
11 meneos
51 clics
Sábado noche (Txominadas)

Sábado noche (Txominadas)

Hoy hemos quedado la cuadrilla, hemos salido a romper. Hemos estado de cena y luego tomando cervecitas por el casco viejo. Con las primeras cervezas se hace una selección del ganado que tendremos esta noche. Se ven chicas de más o menos nuestra edad, o sea, cuarentonas, bien arregladitas, mostrando sus gracias en generosos escotes y cortas faldas, protegidas del frio por largos abrigos. ¿Aguantarán con los tacones toda la noche? Me da que llevan unas típicas alpargatas vascas en esos bolsos enormes que gastan.

El mostrar bustos y muslos no evita que al principio de la noche aún podamos distinguir las arrugas en los ojos, el código de barras en los labios, las hechuras lorcianas y otros pequeños defectos que a partir de las dos de la mañana desaparecen gracias a esa mezcla mortal de cubata y presbicia...
10 meneos
37 clics
El descubrimiento de Europia, Historias de la Argentina

El descubrimiento de Europia, Historias de la Argentina

El mayor problema que presentaban las relaciones entre Argentina y su vecina Chile era el derivado a las comunicaciones entre ambos países, algo muy complejo debido a la cordillera de los Andes, frecuentemente azotada por fuertes ventiscas que cubrían de nieve los puertos imposibilitando el acceso al tráfico rodado.

El tráfico marítimo tampoco mejoraba ya que el cruzar el Cabo de Hornos, en medio de fuertes tempestades, lo hacía inviable al comercio regular. Por tanto, debido a las inclemencias del tiempo, se producían frecuentes malentendidos que tensaban la diplomacia entre ambos vecinos.
10 0 1 K 44
10 0 1 K 44
9 meneos
54 clics
Huida desesperada

Huida desesperada

Cuando bajó la ventanilla el policía que les había dado el alto le solicitó la documentación. Él se agachó y abrió la portezuela del salpicadero para cogerla, pero en vez de sacar los papeles del coche, cogió un arma que tenía allí escondida y ante la estupefacción de su compañera le disparó en la cara al agente para posteriormente acelerar y escapar del control de carretera en el que les habían detenido.

Tras unos kilómetros conduciendo a gran velocidad, se salió de la carretera principal introduciéndose en un camino de montaña hasta que llegó a un pequeño caserío abandonado. Allí se dirigió a ella.
8 meneos
33 clics
Adéle (Homenaje a Charlie Hebdo)

Adéle (Homenaje a Charlie Hebdo)

Adéle salió temprano de casa. Esa mañana había cogido unas horas libres en el trabajo ya que tenía que ir al centro de Paris al notario para firmar la hipoteca de su nuevo piso. Era un pequeño apartamento en un barrio de la periferia, pero iba a ser suyo.
Tras su divorcio había vuelto a casa de sus padres, y con más de cuarenta años, consideraba que aquello no era una buena idea, ya que ahí no disponía de la suficiente libertad para hacer lo que quisiera.
« anterior12

menéame