RELATOS CORTOS
16 meneos
689 clics

Gatos, perros, lagartos...

Cuatro gatos llegaron el día seis a las ocho de la mañana. A la diez, había catorce gatos que me dijeron que tenían diecinueve años. Todos comenzaron a marcar el mismo número de teléfono, 10111111. A los seis días, para mi sorpresa, ocho gatas se mudaron a la calle diez número cuatro. Lo más curioso es que los que quedaron ahora sólo tenían catorce años. Diecinueve veces sonó el reloj del salón, cuando ellos dejaron de llamar al 10111111. Sólo quedaron cuatro gatos, …
13 3 0 K 42
13 3 0 K 42
29 meneos
1191 clics

Una muestra de buena educación

Que te inviten a la boda de tu novia es una muestra de urbanidad. De mundología. De saber estar. Un acto cosmopolita apropiado entre personas civilizadas que entienden cómo empiezan y terminan las cosas, sin rencores ni tragedias. Porque todos somos modernos y sabemos sonreír ante la fluidez de los hechos. Por eso invitaron a Fernando, aunque después de que lo dejase Nuria no había vuelto a recuperar su alegría. Aunque siguiera emborrachándose una noche sí y otra también. Aunque alguien dijera, sin pruebas que lo …
20 9 0 K 38
20 9 0 K 38
14 meneos
1145 clics

Nadie dormirá esta noche

Sí, ¿pero quién nos curará del fuego sordo, del fuego sin color que corre al anochecer por la Rue de la Huchette? Sólo son rumores, sólo palabras transmitidas de boca en boca, de beso en beso, entre transgresión y abandono. Rumor entregado por los labios carnosos de la niñera al mentón bien rasurado del sacerdote; palabra apenas esbozada que pronunciaban los labios de la esposa fidelísima sobre el pecho del mozo de almacén; secreto confesado por la dependienta al gran doctor. Palabras de olvido, de …
12 2 0 K 32
12 2 0 K 32
13 meneos
1224 clics

1998. Anuncios descartados

Estas son dos de las propuestas publicitarias que escribí en su día para una empresa de internet (no diré el nombre, claro), estamos hablando de 1998, así que espero que podáis poner en contexto lo que se podía avanzar en lo tocante a esa cosa tan nueva que se llamaba internet. Intenté adelantarme todo lo posible con las ideas, pero... los ejecutivos creyeron que no era adecuado para su público objetivo. Repito, escrito y pensado en 1998. ********** 1.-EXT. AMANECER. Un coche …
11 2 1 K 45
11 2 1 K 45
13 meneos
558 clics

Por qué no sonríen los sioux

Nube Larga se colocó el penacho de plumas, contempló ante el espejo sus pinturas de guerra y se dirigió a su caballo. Sabía que el director y todo el equipo esperaba sólo por él para dar comienzo al rodaje de la batalla, de la pantomima de batalla contra el hombre blanco, pero no tenía prisa. Que esperasen. Por una vez, que esperasen. Con la que estaba apunto de rodar, Nube Larga había participado ya en casi una treintena de derrotas contra la caballería Michigan. Echó un vistazo a sus hombres y se …
10 3 0 K 48
10 3 0 K 48
12 meneos
538 clics

Los tarareos de un ciego

Andrei Voloshimin no se preguntaba nunca por qué sucedían las cosas. Había nacido campesino, cerca del Dnieper, y su tierra no admitía preguntas, como un orador altivo que se limitase a declamar su doctrina de trabajo y privaciones. Si la crecida del río se llevaba animales y cosechas, respiraba hondo, se echaba al hombro la pala para retirar el barro y volvía a comenzar. Si los hielos abrasaban los brotes tiernos de los frutales, acariciaba las llagas negras de los árboles a la espera de que más tarde volviesen a...
21 meneos
854 clics

Fanatismo

A mi primo le encanta el chocolate, es su gran pasión. Miembro activo de la "Asociación de Amigos del Cacao", se relaciona casi exclusivamente con chocolateros, siempre habla de este tema en redes sociales y hasta en el whatsapp familiar, día sí, día también, comparte algo relacionado. En nuestro grupo "LOS GONZÁLEZ LOS MEJORES corazónaplausoguiño" somos muy golosos y la mayoría aplaudía sus aportaciones. A mí nunca me interesó el tema porque soy alérgico y, para ser sincero, desde hace …
14 7 0 K 45
14 7 0 K 45
18 meneos
726 clics

La Misa tenía un precio

Son las once y media de la noche. La película no les interesa y deciden irse a la cama. El dormitorio huele a madera vieja y mantas recias. Lo heredaron de los padres de ella, lo mismo que el enorme crucifijo que preside la estancia. Ahora está sobre la pared, pero un día fue divisa de piedad sobre el ataúd oscuro del padre de Justa. Todo tiene su significado en esta casa. Faustino cierra los cuarterones de las ventanas y se va al baño. No tienen persianas porque siempre dejan pasar alguna luz. Justa se desviste de cara a la pared y se …
13 5 0 K 43
13 5 0 K 43
5 meneos
255 clics

Sol blanco, barro rojo

Estoy desempolvando material de cosas que escribía con 20 añitos... hace ya... un montón de años. Están en papel, escritos a mano y eran de la época en la que comenzaba a intentar trabajar en el mundo del cómic y enviaba docenas de guiones a las editoriales. Cuánta ingenuidad adolescente. Pero bueno... Por si alguien quiere entretenerse un poco. Aunque no sea un relato corto... tampoco es un artículo, así que lo coloco en este sub... porque no sé dónde podría encajar mejor. Si no es así...
8 meneos
290 clics

Érase otra vez

El príncipe de un lejano reino partió a conseguir una misteriosa flor para curar al rey de una extraña dolencia, pero la primera noche se quedó dormido y fue devorado por los lobos.
9 meneos
248 clics

Hoy tienes que bailar conmigo

En noches perpetuas de blancos colmillos danzaron los sueños de tu juventud boleros de llanto, mazurcas de miedo al ritmo mellado de un cielo voraz. Olvida conmigo aquel tiempo marchito enlaza mi mano y siente este vals. Quizás las palabras no tengan sentido quizás el crujido del viejo temor crepite en tus ojos, tus brazos, tu vientre atando al silencio la luz de tus pies. Bailemos ahora y muramos después. Un vals de promesas que a nadie le importan, un vals de almanaques sin tierra y sin …
12 meneos
1267 clics

El caso de Ernest Ian King

Hace unos diez años escribí este relato a petición de una editorial que estaba haciendo un homenaje a Lovecraft, no pagaban un céntimo pero me animé por el reto de intentar imitar el estilo del maestro del terror cósmico. Por supuesto la editorial cerró antes de publicar este recopilatorio de relatos así que la historia quedó en el limbo de un disco duro escondido entre subcarpetas de contenido incierto... Así que lo comparto con vosotros. *************     & …
9 meneos
469 clics

Apócrifo de la Ilíada (el precio de la inmortalidad)

Cantad la cólera, musas, del pelida Aquiles, maldita, que causó a los aqueos incontables dolores y precipitó al Hades muchas valientes vidas de héroes y a ellos mismos los hizo presas para los perros y las aves todas. Cantad hasta que los montes y los mares consumen su aplazado matrimonio, hasta que no queden en el mundo oídos que negaros puedan su atención, hasta que madure la bullente pulpa de la Tierra y esparza por el Cosmos sus fatigadas semillas. Cantad, musas embusteras, embaucadoras de hombres, hasta que el Olimpo entero implore …
16 meneos
864 clics

El cuento

-Oye, ¿no me vas a dar un beso antes de acostarte? -No.  -¿Por qué?  -Porque no.  -Pues cuéntame tú hoy un cuento, anda, antes de que te vayas a dormir.  -Vale, papá. Había una vez... no, no, no, no, no...así no. Érase una vez... no, tampoco. Un día, un niño no quiso levantarse más de la cama... -¿Eso ya es el cuento? -Pues claro. -Ah. -Un día, un niño no quiso levantarse más de la cama... -¿Y …
13 3 0 K 45
13 3 0 K 45
20 meneos
842 clics

La cosa con plumas (correspondencia profesional)

León, 14 de noviembre de 2006 Querido Juan: Esa cosa con plumas que habéis encontrado en las excavaciones de Mileto no es el sujetador de Cleopatra, te pongas como te pongas. Bien está ya que encontraseis en América un barco egipcio para confirmar las teorías de los mormones, o aquella losa sepulcral de Inglaterra que demostraba de manera indiscutible que Bill Gates es descendiente directo del rey Arturo, pero esto no. Esto ya es salirse de madre. Por muy prestigioso que sea tu equipo, por llenos que estén los museos de …
13 7 0 K 40
13 7 0 K 40
24 meneos
1415 clics

Puticlub con karaoke

-No puede ser verdad, no me jodas -exclamó Servando pisando el freno del Opel Corsa. Emilio, su compañero de andanzas y de campaña, soltó un resuello: estaba a punto de quedarse dormido y el frenazo lo había sobresaltado. -¿Qué ha pasado? -preguntó. -¿No has visto eso? -señaló Servando por la ventanilla, indicando hacia atrás con el pulgar. -No, tío. Iba ya medio dormido... Estaban en una nacional. Servando se metió en un camino vecinal, avanzó veinte …
13 11 0 K 36
13 11 0 K 36
7 meneos
664 clics
El Miserere de hierro

El Miserere de hierro

Un ajado villorrio duerme entre las huertas esperando a que algún gallo lo despierte. Pero es pronto: aún pueden soñarse condes los campesinos y reyes los boticarios. Todavía tienen tiempo los blasones de restaurar sus castillos, bruñir sus coronas y trasplantar sus flores de lis entre los puerros y las lechugas. Aún es tiempo de quimeras. A lo lejos, los campos urden su vieja épica de briznas que se …
26 meneos
2733 clics

Comentario de un restaurante en Tripadvisor

RESTAURANTE LA SONRISA DE AMELIE ·1 estrella. David Duero Fatal. De muy malas maneras acabaron por echarme por entretenerme con los elementos que había para distracciones de los clientes. Además, la tortilla estaba malísima, y ni rebajándola con ketchup se podía comer uno eso. El pan era más bien corchopán y la cocacola sabía a rayos. El vino, eso sí, se podía salvar. RESPUESTA DEL RESTAURANTE Buenas tardes, soy el camarero …
14 12 3 K 37
14 12 3 K 37
9 meneos
811 clics

Los Gabilkim (una leyenda contra el fatalismo)

Los presagios no existen: te equivocas, hijo mío, al juzgar como importantes las penurias que te acucian. Nada está escrito que no pueda enmendarse. No hay palabra tan solemne que esté expuesta a un tachón, ni pergamino tan sagrado que no pueda rasparse. Los presagios no existen: no te asustes al ver otros ojos mirándote desde el espejo, ni cuando distingas nubes en el lago en días de cielo despejado. Lo incomprensible está fuera de toda norma, de toda regla, de toda ley incluso, y si has de ser grande deberás amar la …
8 meneos
742 clics

Simplemente

Un día viniste pero no apareciste. El día que apareciste ni siquiera viniste. Y cuando por fin viniste y apareciste, simplemente no estabas. (El texto es de 2004, creo que ya no soy la misma persona de ese año... curioso.)
465 meneos
13116 clics

M.A.N. (Hoy no)

Anselmo lleva treinta y un años de camionero, viendo a la familia dos días a la semana y tratando de matar las horas el resto del tiempo; está convencido de que si un día se durmiera al volante, el aguerrido Pegaso lo sabría llevar él sólo de Hamburgo a Huelva o de Huelva a Hamburgo. El camión es un MAN, pero le sigue llamando Pegaso por costumbre, y porque se siente mejor pensando que cabalga sobre un caballo alado que sobre las siglas de algo tan tremebundo como "Maschinenfabrik Augsburg-Nürnberg", que es lo que le …
218 247 1 K 31
218 247 1 K 31
9 meneos
732 clics

Iris azules

Aquella noche un enano gigante bailando al son de Lynch vió pasar camiones repletos de maderos camino de la serrería mientras Bob se acercaba y se alejaba en una danza extradimensional y una mujer flotaba en el río. Aquella noche un hombre manco me explicó el sentido del Kwizatz Haderach. Aquella noche me asomé a un vagón de tren abandonado y vi el horror del fuego, escuché un pájaro trinar sobre fichas de casino y mujeres con lengua hábil anudando rabitos de cereza. Aquella noche de terciopelo azul un …
10 meneos
903 clics

El día que París fue ciudad abierta

No lo podréis entender. No es el miedo al desastre lo que ofusca nuestra mente, sino el temor a los propios sentimientos, a los despojos mal enterrados de una derrota sin lucha. ¿Qué haremos cuando el verdugo acaricie a nuestra novia y un ascua de memoria nos susurre que hace bien, porque él se lo ganó?, ¿qué le diremos a ella cuando nos mire condescendiente?, ¿a qué dios le rogaremos, mano sobre mano en casa, después de aceptar nuestro destino?  Cualquiera puede perder, pero se rinde sólo el que …
13 meneos
842 clics

Un producto complicado

—¡Pero no hay derecho!, ¡llevo cinco años trabajando en esto! —se quejó Murphy con un golpe en la mesa.  Normalmente prefería la prudencia cuando hablaba con el Director General, pero aquel día su cólera era tan grande que no le importaba que lo despidiesen o lo trasladaran a otro proyecto. Al de enfermedades tropicales por ejemplo, un departamento donde acaban todos los que tenían buenas ideas y ni un céntimo que ganar. El Director General cruzó las manos encima de la mesa, armándose …
19 meneos
989 clics
Abandono en el gallinero

Abandono en el gallinero

Reveloca estaba harta de tanto cacareo y tanta pluma revoloteando en el aire. La pelea de gallos había terminado, pero la nube de pelusa seguía flotando en el ambiente. Como cada mañana desde la semana pasada, miró hacia arriba camino a su ponedero. En la eterna oscuridad atravesada por estrechos haces de luz que se escurrían entre los tablones, hoy ni siquiera se veía la intrincada madeja de tubos que cubría las …
14 5 0 K 36
14 5 0 K 36
« anterior123456

menéame