Hace 10 años | Por eclectico a zientziakultura.com
Publicado hace 10 años por eclectico a zientziakultura.com

La realidad es que este principio de siglo XXI se caracteriza por una interesada crisis intelectual que promueven grupos que persiguen objetivos muy diferentes de la necesaria profundización en el desarrollo del conocimiento humano, pero que utilizan pseudo-argumentaciones aparentemente científicas para alcanzar sus metas ideológicas. Contra la posible mixtificación del debate ideológico sólo son válidos los argumentos de la educación, la cultura, la diversidad intelectual y el conocimiento basado en el método científico.

Comentarios

D

Mucha parrafada para hacer referencia a la "derecha internacional".