EDICIóN GENERAL
150 meneos
4462 clics
El prisionero que pintó los horrores de Dachau

El prisionero que pintó los horrores de Dachau

Cuando el doctor de las SS, la organización paramilitar nazi, Sigmund Rascher, comenzó a realizar sus miserables experimentos médicos en el campo de concentración de Dachau usando prisioneros como cobayas, envió a un prisionero, un artista, para documentar su trabajo.

| etiquetas: nazismo , campos de concentración , pintura
no veais nunca la peli "Los hombres detras del sol"
Pobre hombre encima tener que pintarlo al detalle... :-(
Cuando estuve en Munich, hice una escapada para ver Dachau. Es una experiencia que cambia para siempre tu visión de los horrores de los campos de concentración. Una vez que has estado dentro de aquellos barracones, visualizas con más claridad todos los relatos e imágenes que veas sobre aquel horror.
#4 Es algo que nunca he entendido. Yo he estado en Sachsenhausen, cerca de Berlín, y no noté por ningún lado ese cambio espiritual que tanta gente dice haber tenido. Ví lo que me esperaba ver, el infierno hecho realidad, pero es que ya sabía que iba a ser así.
#5 Cada uno lo percibe a su manera. Supongo que depende de muchas cosas: tu personalidad, tu estado de ánimo durante la visita, el ambiente en aquel momento (yo vi gente llorando y a otros haciéndose selfies entre risas), la duración o el contenido de la visita... No le des muchas vueltas, cada persona es un mundo.
#6 Yo estuve en los de Dachau y Sachsenhausen y en los dos sitios la gente fue muy respetuosa, nada de fotos (aunque hay lugares que se pueden sacar), la gente apenas hablaba y cuando lo hacían era en un tono bajo. Un grupo guiado estuvo leyendo un par de poemas en una zona. Como comentas, cada uno es un mundo.
#5 #6 Yo estuve en Mauthausen y en Dachau. Dachau no me llegó a impactar tanto, tal vez por ser la segunda vez que estaba en un campo. Pero creo que era porque estaba más "reformado". Mauthausen, sin embargo, si que consiguió impactarme. Recuerdo que me impresionó mucho ver la huella de los republicanos españoles que pasaron por ahí. Además, Mauthausen está en un entorno muy aislado, con un pueblo precioso abajo. Y todo es como mas evidente en Mauthausen.
#8 Pues a mi me ocurrió lo contrario, visité primero Dachau y quizás fue demasiado impactante, sobre todo al meternos en la cámara de gas. Unos escalofríos por el cuerpo...buff
En Mauthausen, como lo visité despues, pues me impacto bastante menos.
#5 _Existen distintas sensibilidades. Conozco a un español que me dijo "no te puedes imaginar la paz y satisfacción que experimenté en aquel lugar, el poder que me daba" refiriéndose a un campo de concentración. Eres la reencarnación de un SS le dije. Percibió el placer de los depravados. La vida es un sistema de frecuencias fluctuantes.
Un prisionero los pintó; otro los narró.

(Y no, no busquéis el libro en Amazon: la editorial se niega a venderlo por ahí. Sólo en pequeñas librerías)  media

menéame