EDICIóN GENERAL
8 meneos
 

Desmontando la leyenda de Arquímedes

Todos conocéis, porque habéis leído y os lo han contado ese gran momento de hace 2250 años, cuando Arquímedes se estaba bañando, que se ha convertido en una leyenda. ¿Pero realmente pudo medir Arquímedes el desplazamiento que producían las coronas con la precisión necesaria para distinguir las densidades de dos metales? ¿Por quién y cuándo fue inventada esta historia?

| etiquetas: ciencia , historia
#4.Muy buena pregunta. Pues no sé pero no habría hecho falta. Le hubiera bastado con utilizar la balanza fuera del agua, poner en un platillo la corona vieja y equilibrar la balanza poniendo oro puro en el otro platillo. Monedas, por ejemplo. A continuación y cuando la balanza esté equilibrada sumerge el conjunto. Si dentro del líquido sigue equilibrada es que la corona es de oro. O para ser exactos es de un oro tan puro como el de las monedas. Si se desequlibra en el líquido no es de oro. Para saber en que proporción no es de oro tiene que volver a equilibrarlas, dentro del líquido.
#5 eso mismo iba a decir, pero no tan bien explicado :-)
#5 y muy buena respuesta jejeje ;)
Yo lo que tenía entendido es que, si dos coronas de metales diferentes pesan lo mismo "en el aire", al sumergirlas en agua su peso es diferente porque una, al desplazar más volumen, hace que el líquido de su vasija suba más, por lo que sufre un mayor empuje por parte del líquido, y esa diferencia sí se puede medir con una balanza.
Estoy con #1 . Probablemente lo que se hizo fue poner en cada brazo de una balanza, fuera del agua, dos materiales distintos con la misma masa. Es decir, poner en cada plato de una balanza dos piezas de tamaño diferente pero de modo que la balanza quedara equilibrada. Y a continuación sumergir en un recipiente con agua, o aceite, todo el conjunto. Se observaría que la balanza se desequilibra porque sube el platillo que contenga la pieza de mayor tamaño.
Entonces según #1 y #3 Arquímedes hizo fabricar una nueva corona toda de oro para el experimento?
Los últimos hallazgos arqueológicos en Siracusa sugieren que Arquímedes no se bañaba, tenía ducha en casa.
comentarios cerrados

menéame