EDICIóN GENERAL

La Policía expedienta al agente Esteban Navarro por su labor como escritor de novela negra [10]

  1. #7 La mera verdad que tampoco yo lo sé. Pero no sé por qué, que me suena más a lo segundo, ´jate tú. Que le están puteando.
  1. #4 Del primer párrafo de la noticia: "El procedimiento, de carácter administrativo, se ha abierto a partir de las quejas recibidas desde el propio lugar donde el agente presta servicio con el objeto de aclarar si este utiliza su condición profesional para promocionar sus obras, todas del género negro o policíaco, y determinar si su labor perjudica al cuerpo para el que trabaja."

    Señoría, no hay más preguntas.
  1. #1 Lo mismo digo una burrada pero... ¿has probado a leer la noticia? Ya sé, me he pasado, a quién se le ocurre decir algo así, es como si le dices a un estudiante que estudie; ya ves tú, estudiando aprueba cualquiera.

Cristiano Ronaldo defraudó ocho millones de euros a Hacienda [258]

  1. #23 Pero luego llega éste, o cualquier otro, dona a la caridad cien mil euros haciéndose sopicientas fotos y todos oooh, qué bondadoso, qué gran corazón... Sí, vale, estupendo pero, ¿y si en lugar de donar X, paga sus impuestos como es debido? Ah, claro, va a ser porque pagar impuestos:

    a) No es X, es muchísimo más que X.

    b) No da publicidad, ni sirve para hacerse fotitos al lado de niños enfermos a quienes utilizas para figurar.

    Pero claro, dices eso y enseguida "¡Lo que tienes es envidia de su pasta! ¡A ver cuánto donas tú! ¡Pues gracias a eso, han podido hacer tal y cual...!"

Paloma camello es capturada con un cargamento de anfetaminas en Kuwait [7]

  1. Sería una paloma africana...

Nadie hundió el artículo [29]

  1. A mí me han tirado envíos que ya estaban en portada, ¡eso sí que da rabia! Pero si en una democracia la mayoría piensa que no deben estar en portada, la mayoría manda y chimpúm.

EEUU aprueba el primer fármaco para cualquier tipo de cáncer [137]

  1. #33 ¡Pero si es lejía... estás bebiendo lejía! Te estás metiendo p´abajo un tóxico.

Francia acepta legalmente el uso de las nalgadas como método correctivo [93]

  1. #80 Otra vez... que si dices eso de "ay, es que como ahora es más fuerte que yo, no me hago con él". No se trata de eso, eso denota maltrato que se te vuelve en contra. Cuando das el azote una vez, no necesitas volver a darlo en la vida.
  1. #77 En mi caso de distinta, no. De la misma. Sólo dos fueron educados pedagógicamente, maldita casualidad los únicos que salieron mal.
  1. #75 Lo lamento, sólo tengo las aburridas demostraciones empíricas de una muestra de unas doscientas personas, pero nunca lo presenté como estudio científico.
  1. #71 Sí es una consecuencia razonable y relacionada: ¿No quieres razonar, no me dejas hablar contigo, no quieres escuchar? Pues ya no quieres palabras, pasamos a los hechos. No es "el fuerte sobre el débil", es el padre sobre el hijo.

    #72 Otra vez: nadie habla de pegar todos los días, ni siquiera ocasionalmente. Se trata de UN único azote para marcar el límite, el "de aquí no se pasa". Es el que me dieron a mí, el que nos dieron a muchos en nuestra generación y del que no tenemos más recuerdo que un "me lo gané, estuvo muy bien dado". El pegar un bofetón, el pegar cada vez que tus hijos te sacan de tus casillas, el sacudir como comodín, el que tus hijos piensen "¿me pegarán si hago tal cosa?", está mal. El que tu madre te diga "A ver, Policarpito, ¿tú quieres que me quite la zapatilla?", NO es maltrato, ni es temor.
  1. #66 Ahá. Cuando un niño te la líe y no tengas manera de razonar con él, me cuentas qué hacer en esa situación.
  1. #65 Mi madre nunca había montado una patulea en la tienda porque quería un chupachup, y sin embargo yo lo hice. Nunca he visto a un adulto montar un pifostio en un centro comercial a ver si así le dan algo, y sin embargo la gran mayoría de niños lo hacen. El ejemplo es un arma poderosísima, pero a veces un niño no quiere seguirlo. Quiere hacer su santa voluntad.

    Exacto: consecuencias razonables. Si a un crío en esa situación le das un pam en el culete, es una consecuencia perfectamente razonable, no violencia. Si le dices que se ha quedado sin postre esa noche, le va a dar igual. Sufrirá por la noche, cuando lleve toda la tarde portándose bien y haya olvidado la que montó en el mercado y no entienda por qué se le castiga ahora por algo que, en su modo de pensar, sucedió hace mil años.
  1. #61 ¿Por ejemplo?
  1. #57 Eso es eludir la respuesta.
  1. #54 Te diré: a mi hermana JAMÁS le habían puesto la mano encima. Nunca. Sin embargo ella, casi siete años mayor que yo, consideraba que pegarme a mí, era una forma lícita de conducirse. Mi madre le dijo mil veces que no me pegase, la castigó, lo habló con ella, le dijo que cómo se sentiría si... Mi hermana decía a todo que sí, y luego me seguía zurrando.

    Un día, yo tenía una muñeca suya, la de la Comunión. Mi hermana me vio con ella, me la quitó y me dio un tortazo-empujón que me tiró al suelo. Sin duda ella no esperaba tumbarme, pero lo hizo. Se puso a decir que lo había hecho sin querer, lo había hecho sin querer, pero mi madre vio que hablar con ella o castigarla, no servía de nada, así que le sacudió un azote, y le dijo que si volvía a ver que me pegaba, le iba a pegar ella, para que supiese qué se sentía. Mágicamente, mi hermana no volvió a pegar a nadie. ¿Qué hubiera debido hacer mi madre? ¿Hablar con ella OTRA VEZ....?

    A mis sobrinas nadie las había sacudido nunca hasta que a la mayor, a la edad de tres años, se le emperejiló coger el cuchillo jamonero. Mi hermana le explicó que no, que ahí había mucha pupa. La niña montó la patulea, y mi hermana cogió el cuchillo y le enseñó cómo cortaba, y le dijo que se haría muchísima pupa si lo cogía. Llanto y llanto, la sacamos de la cocina y mi hermana la ignora para que vea que no va a conseguir nada poniéndose como un coco. La niña se calma y nos vamos las tres al salón y, un rato más tarde, olvidado ya el asunto, la niña dice que va a su cuarto a por un juguete. Oímos un estrépito en la cocina y un llanto; corremos y vemos que la muy cabezota, ha intentado coger el cuchillo aupándose en el taburete. Mi hermana le sacude el terapéutico azote. Y nunca vuelve a intentar coger el cuchillo y cuando se le dice que no puede coger algo por X razones, hace caso a las razones.

    A mí me dieron mi terapéutico azote, y jamás he usado la violencia para resolver nada. Soy lo más pacífico que te puedas encontrar.
  1. #53 Porque Fernández no es mi hijo mío; lo que haga me da igual. Si como empleado me da problemas, le despido y ya está, no tengo que educarle. Mi hijo (si tuviera) sí me importa, y mi responsabilidad es educarle.
  1. #50 Un azote, un "pam" no es maltrato, de la misma manera que una colleja no es maltrato, o que una toba no es maltrato. Es un castigo inmediato, punto. Igual que degradar a un trabajador, y no mandarle al rincón de pensar.

    No. Si le das un azote en el culo, lo que queda claro es que se ha pasado de la raya y mucho. Su madre, o su padre, que le quieren, le cuidan, le protegen y le educan, le han hecho saber que lo que ha hecho, tiene consecuencias graves, ineludibles, inmediatas y desagradables; mucho más que el quedarse sin postre. Si un niño te monta la patulea en público porque quiere X, y cuando tratas de hacerle razonar no le da la gana, y sólo chilla y chilla, y cuando intentas acercarte a él él te suelta una patada, ¿qué haces? ¿Le dejas ahí a que llore hasta que vomite o pierda el conocimiento por quedarse sin aire, le compras lo que sea para que se calle, o pronuncias la sacrosanta frase "ahora vas a llorar por algo" y le das un pam en el culo? (Te recuerdo que NO puedes razonar con él, está chillando histérico perdido, y si te acercas a él, te sacude).

    Ya. También es castigo de privación de libertad que te castiguen una semana sin salir y que te metan veinte años de cárcel, ¿no entiendes la diferencia? Pues es la misma entre un azote en el culo que ni duele siquiera, y un bofetón en la cara.
  1. #45 Ya, y ¿cómo haces para que aprenda algo cuando no quiere aprender nada, cuando sólo chilla y chilla y quiere imponer su santa voluntad? No hablo de pegar un azote (no un bofetón, eso ha sido de tu teclado) por que sí, sino como último recurso y en una situación muy concreta: cuando un niño quiere saber quién mea más lejos, si tú o él.

    Según tu razonamiento, si Fernández no termina jamás ningún balance, no se le puede degradar ni despedir. Gutiérrez puede faltar sin avisar cuantos días se le antojen, como si ni viene a currar nunca, pero que nadie le toque el sueldo. Si tu mujer te engaña, no se te ocurra divorciarte, y si el vecino sigue poniendo la música alta después de pedirle ocho veces que por favor la baje y que él te diga que sí, que sí, no se te ocurra llamar a la policía, que se puede traumatizar. Se trata de algo tan simple como que hechos, acarrean consecuencias. Si la única consecuencia que va a ver el niño es una charlita de que a papá y mamá le disgusta que, porque no le compran caramelos, monte la marimorena en el súper, tire cosas de los estantes, pegue a su hermano e insulte a su madre, pero si piensa cinco minutitos en lo mal que ha hecho, se los compran para que no se disguste, VA A SEGUIR MONTANDO pataletas. Porque ve que le salen a cuenta.
  1. El tono general del artículo, que se muestra en desacuerdo con la sana práctica del azote a tiempo, no me parece acertado.

    "Oighs, es que si el padre ve que no le hacen caso, aumentará la fuerza del azote y acabará en maltrato". NO. Cuando un crío recibe un azote una vez, no suele necesitarlo una segunda; basta con decirle algo como "Pepito, ¿te acuerdas del azote que te di aquélla vez? ¿Quieres recibir otro, como si todavía fueras un bebé?", y el propio niño ya sabe que se está acercando peligrosamente al LÍMITE, y él mismo echará el freno.

    Cuando se hablar de "dar un azote", no se trata de atar al niño a la rueda del carro y darle correazos con el lado de la hebilla; no se trata de bajarle los calzoncillos y sacudirle con el zurriago; ni siquiera se trata de ponerle en tus rodillas y pegarle cuatro o cinco veces en el culo. Se trata de dar UN azote. Uno solo. El "pam en el culo" que conocemos todos y que tiene el efecto terapéutico de acabar con todas las rabietas, pataletas, exigencias, chillidos, prácticas autodestructivas, caprichos peligrosos o atentados fraternales de diversa consideración. Desde luego que estamos hablando del último recurso. Desde luego que sabemos que los padres son el adulto, y es su deber negociar, apaciguar, regañar, corregir, y llevar la voz cantante en todo momento; el azote no puede ser nunca la salida de nuestra propia frustración. Pero tampoco podemos privar a los padres de algo tan necesario como el corregir a sus hijos de forma clara y tajante. Si tu hijo te monta una pataleta porque quiere el cuchillo carnicero y te monta un pulso de a ver quién mea más lejos por el pxxx cuchillo, cuando ves que no atiende a los castigos y no quiere razonar porque su interés no es ese, sino saber quién manda en la casa, tienes que demostrarle de forma clara que no manda él, sino tú.

menéame