Hace 11 años | Por macfly a politikon.es
Publicado hace 11 años por macfly a politikon.es

De todos los argumentos que se lanzan para defender (o pedir) que una ciudad o región reciba una línea de ferrocarril de alta velocidad, uno de mis favoritos es el del equilibrio territorial. La idea es que hacer llegar una línea de tren a Palencia, Cuenca o Cáceres que los deje a una o dos horas de Madrid servirá para proteger el territorio, haciendo las provincias menos desarrolladas mucho más atractivas gracias a su buena comunicación con la capital. Un vistazo a la historia demográfica de cualquier país europeo debería dar pistas sobre...

Comentarios

tsumy

Sobre el AVE, por cierto, en muchos casos (no todos) sigue siendo una buena idea, en gran medida porque es una infraestructura que tiende a aumentar la productividad de los nodos centrales, al conectarlos mejor con otras áereas parecidas. Són básicamente ampliaciones del “área de refuerzo” de la ciudad en cuestión, una especie de extensión de su tejido productivo, sección capital humano. Eso debería dar una pista, por cierto, sobre dónde vale la pena llevar líneas de tren nuevas (pista: áreas metropolitanas por debajo del millón de habitantes, abstenerse)… pero ese es un tema para otro día.

es.wikipedia.org
A mucho pedir: Madrid, Barcelona, València, Sevilla y Malaga. Y una unión a Francia pasando por Barcelona. Y ya.

D

#1 Te olvidas de Bilbao, que como ciudad es pequeñita, pero en cuanto población del área metropolitana está por delante de Málaga, amén de la importancia de su tejido industrial. Eso sin contar la conveniencia de tener dos conexiones con Francia, una a cada lado de los Pirineos.

E

Te falta la conexión con Lisboa también. ¿Cuánta gente vive en Asturias?