EDICIóN GENERAL
14 meneos
168 clics

Sobre la publicidad subliminal

En 1957 James Vicary insertó el mítico cuadro 25 en la cinta de una película, la cual sería proyectada en una sala de cine ante un público ignorante de la manipulación de Vicary. Cada cinco segundos se mostraban alternadamente dos frases: "¿Hambriento? Come palomitas" y "Toma Coca-Cola". Su argumento era que —como los seres humanos vemos sólo 24 cuadros por segundo— el cuadro 25 no se percibía conscientemente, pero lograba llegar al subconsciente donde persuadía al escpectador sin resistencia alguna. Durante el estudio las ventas de palomitas..

| etiquetas: publicidad , subliminal
comentarios cerrados

menéame