Hace 1 mes | Por TDI a defector.com
Publicado hace 1 mes por TDI a defector.com

En septiembre, en el Aquarium & Shark Lab de Hendersonville, Carolina del Norte, el cuerpo en forma de tortita de Charlotte empezó a hincharse. Sus cuidadores, preocupados por si tenía un tumor, le hicieron una ecografía para detectar bultos o tumores cancerosos. Pero la ecografía reveló que los extraños bultos de Charlotte eran en realidad huevos. Charlotte estaba embarazada, a pesar de vivir en un tanque sin otras rayas. De hecho, hacía ocho años que no vivía con una raya macho de su especie.

Comentarios

Socavador

#2 Argh, por Dios, eso ha dolido. Mereces la cárcel por ese chiste lol

y

#4 Ya me voy

Atusateelpelo

#2 Eso seria un puntazo.

#2 Más bien tuvo sexo con un punto y aparte, que ye muy tímida

Y con un cuidador?

reivaj01

#1 ¿Tal vez con un pez cura?

Alegremensajero

La gente descubriendo la partenogénesis en 2024...

u_70n1

#3 Xacto... eso ya nos lo explica la biblia desde hace años. A esas rayitas nacidas del ser supremo habrá que adorarlas y quererlas.

Alegremensajero

#8 La biblia no sé, pero en biología de bachillerato sí que se estudia.

mono

#3 La vida se abre camino