EDICIóN GENERAL
842 meneos
4202 clics
Ultras de extrema derecha intimidan a Mónica Oltra con un escrache en su casa particular

Ultras de extrema derecha intimidan a Mónica Oltra con un escrache en su casa particular

Un grupo de ultras, encabezados por José Luis Roberto, líder de España 2000, se han concentrado esta noche delante de la casa de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, con una actitud amenazante e intimidatoria mientras sus hijos estaban cenando. Los ultras, que iban enmascarados, han grabado el interior de la casa y han desplegado una bandera española mientras cantaban el himno de España.
158 meneos
1272 clics
El Gobierno responde a Puigdemont que el Consejo de Ministros aprobará el sábado las medidas del 155

El Gobierno responde a Puigdemont que el Consejo de Ministros aprobará el sábado las medidas del 155

El ministro portavoz responde con una declaración sin preguntas a la carta del president de la Generalitat de Catalunya: el Gobierno sigue adelante con el 155.
212 meneos
5560 clics
Comunicado de Ramón Gener respecto al plagio en Versió RAC1 de los videos de Jaime Altozano

Comunicado de Ramón Gener respecto al plagio en Versió RAC1 de los videos de Jaime Altozano

"Para tod@s los que me estáis escribiendo para alertarme o recriminarme lo sucedido con Jaime Altozano, escribo con gusto estas líneas para aclarar el tema." Relacionada: www.meneame.net/story/ramon-gener-programa-versio-rac1-catalunya-copia
110 102 2 K 308 cultura
110 102 2 K 308 cultura
1036 meneos
1208 clics
Montoro confirma a Bruselas que el gasto público en Sanidad y Educación caerá a mínimos históricos

Montoro confirma a Bruselas que el gasto público en Sanidad y Educación caerá a mínimos históricos

Se confirma que la inversión en Sanidad del año próximo bajará por primera vez del 6% del PIB. Deberá conformarse con un 5,8% de la riqueza nacional. También Educación sufrirá recortes y una partida que bate mínimo histórico a la baja: pasará del 4% de este año al 3,8%.
918 meneos
1592 clics
Defensa camufla 11.000 millones de euros de gasto militar en partidas ocultas

Defensa camufla 11.000 millones de euros de gasto militar en partidas ocultas

Medias verdades, realidades ocultas, argucias legales para esconder la franqueza del dato en frío. Es el abecé de la estrategia de comunicación del Ministerio de Defensa, lo es desde hace años, lo es pese a las órdenes del Tribunal Constitucional y lo es tanto para las cosas pequeñas, como el coste real de un desfile militar, como para las más considerables, como es su presupuesto oficial.
267 meneos
10157 clics
Cuando el marqués de la Ensenada intentó exterminar a los gitanos

Cuando el marqués de la Ensenada intentó exterminar a los gitanos

Los gitanos llegaron a la Península Ibérica hacia el siglo XV procedentes de la India, y desde el principio destacaron por sus costumbres y su lengua diferente. Los Reyes Católicos ya rechazaban sus comportamientos y desde 1499 existen leyes en contra de su estilo de vida, para ver si ello les alentaba a tener un domicilio fijo y un oficio.

La pragmática de 1499 indicaba que “Mandamos a los egipcianos que andan vagando por nuestros reinos y señoríos... que vivan por oficios conocidos... o tomen vivienda de señores a quien sirvan... Si fueren hallados o tomados, sin oficio, sin señores, juntos... que den a cada uno cien azotes por la primera vez y los destierren perpetuamente de estos reinos, y por la segunda vez que les corten las orejas, y estén en la cadena y los tomen a desterrar como dicho es…”.

Como veis, los castigos de aquellas leyes iban desde el destierro a la esclavitud y todos los reyes posteriores a Isabel y Fernando siguieron incidiendo en distinguir a los “buenos”gitanos integrados en la sociedad de los “malos”, que eran nómadas y se les acusaba de robos y otros delitos.

En 1717 Felipe V renovó las pragmáticas que iban en contra de esta etnia (aunque no se les nombraba como gitanos, sino que solo se aludía a sus costumbres), pero fue tres décadas después cuando Zenón de Somodevilla, el marqués de la Ensenada, ministro de Fernando VI puso en práctica un plan que iba destinado a “La extinción de los gitanos” según sus propias palabras. En su plan no buscaba matar a los gitanos, sino “simplemente”  separar a los hombres de las mujeres “para impedir su generación” y de este modo conseguir que se extinguieran en pocos años.

En 1745 se publicó una Real Cédula implicaba pena de muerte para los gitanos “acuadrillados”, que portaran armas, y hacía lícito dispararles si eran sorprendidos con armas de fuego. Para sorpresa del marqués, la mayoría de los gitanos de esa época ya estaban avecinados (o sea, que tenían residencia más o menos permanente en ciudades) y estaban bastante integrados en la sociedad.

Diréis vosotros que qué tenía este señor en contra de los gitanos. Pues bien, el marqués de la Ensenada era entre otras cosas ministro de Marina de Fernando VI y quería construir una armada que derrotara a los ingleses para conservar América. Se dedicó a ampliar los arsenales españoles y para ahorrar costes empleó a vagos, presos y gitanos, siendo estos últimos los que más se sublevaban y más huidas con éxito llevaban a cabo, por lo que decidió “extinguirlos” en 1749.

Ensenada buscó apoyos en el confesor del rey, el jesuita Francisco de Rávago, que le transmitió al monarca que la extinción de los gitanos era voluntad divina. Además el obispo de Oviedo también dijo que no había ningún obstáculo en la moral cristiana para “separar esposas y maridos”. Por último, como estaba bien relacionado, el marqués consiguió que, por orden del Papa, los gitanos quedaran excluidos del derecho de asilo en sagrado.

De la teoría a la práctica del plan del marqués

En 1749 Ensenada puso en marcha su plan, que debía ser secreto para que pudiera realizarse sin que huyeran sus objetivos. En primer lugar ordenó censar a los gitanos de los pueblos y puso en manos del ejército enviar a los gitanos a los centros de reclusión para apresarlos a todos el mismo día y a la misma hora, para que no pudieran escapar. Las instrucciones se mandaron a todas las poblaciones donde vivían estas personas en varios sobres que debían ser abiertos el mismo día para que la redada sucediera a la vez en todos los rincones de España.

En el plan del marqués, los varones irían presos a los arsenales y las mujeres, niños menores de 7 años y ancianos, a las casas de misericordia. En sus instrucciones se indicaba que los generales que dirigieran la misión debían llevarla a cabo en secreto y todo se organizó para llevarse a cabo el 31 de julio de 1749.

Aquel día fueron apresados 9.000 gitanos, aunque se estima que lograron huir otros tantos. Se dio la circunstancia de que la mayoría de los arrestados eran habitantes de pueblos y ciudades sedentarios y eran valiosos para las economías locales, mientras que los prófugos eran casi todos los que "estorbaban" a las autoridades por su vida nómada.

El marqués no se rindió y ordenó perseguir a los prófugos, que serían condenados a la horca en caso de ser hallados (cosa que al final no se puso en práctica). Los arrestados fueron transportados a sus lugares de reclusión, pese a la llamada de los arsenales y las casas de misericordia, que indicaban que los internos estaban hacinados y que el motín era inminente.

Las autoridades españolas se encontraban perdidas porque no sabían qué hacer con tantos presos, que, además no podían ir a América porque estaba prohibido desde tiempos de Felipe II. Y ya hemos visto que no llevaban muy bien los trabajos forzados, así que el marqués de la Ensenada estaba en una encrucijada.

La rebelión de los gitanos

Las primeras en rebelarse fueron las mujeres, que fueron obligadas a caminar largas distancias con sus hijos a cuestas, embarazadas o ancianas, en su camino hacia las casas de la misericordia. Llama la atención el caso de las gitanas malagueñas que fueron en mar hasta Tortosa y de ahí caminaron hasta Zaragoza.

De las casi mil mujeres que partieron de Málaga solo llegaron a la capital aragonesa unas 600, entre las que sobrevivieron y las que no pudieron huir. Desde el primer día protestaban por la situación de hacinamiento en la que se hallaban y rompieron la ropa que les dieron el primer día, junto con la vajilla y el mobiliario de la casa de la misericordia zaragozana.

Como iban prácticamente desnudas no podían ir a oír misa, y los curas no podían hablar con ellas, y se dedicaban a burlarse de toda figura de autoridad que se les presentara, desde los porteros al alcaide, que estaba “aturdido y como alelado”. Para colmo de males en 1753 el médico dijo que había más de cien mujeres infectadas por la sífilis, situación que se reprodujo un año después.

Entre los hombres, hubo muchas protestas en los arsenales de Cartagena, donde al no caber los gitanos fueron encadenados a las viejas galeras, y en Cádiz. En esta última ciudad, el gobernador de La Carraca, donde había 1.000 hombres hacinados, escribió al marqués pidiéndole que no le mandara más gitanos porque no podía alimentarlos. Finalmente estalló el motín al final del verano, cosa que no fue óbice para que siguieran recibiendo presos.

El 28 de octubre de 1749 el marqués publicó una Instrucción en la que se retractaba de parte del proceso, dejando en libertad a los “viejos, impedidos y viudas” pero seguía pidiendo horca para los que se sublevaran. De hecho había horcas en la entrada de los arsenales y no se retiraban los ajusticiados hasta el siguiente ahorcamiento para que sirviera de lección.

El indulto general no llegó hasta 1763 cuando ya era rey Carlos III, y ya hacía tiempo que Ensenada había caído en desgracia (por temas que no tenían nada que ver con los gitanos). No obstante, debido a la fuerte burocratización de las instituciones ilustradas, la libertad se hizo esperar un par de años en algunos casos, por lo que los motines no cesaron y los militares que se tenían que hacer cargo de estos presos estaban siempre protestando. Fueron las protestas de los militares (y las puestas en libertad bajo cuerda) lo que desencadenó que el rey acelerara el proceso que de otra manera se habría eternizado.

A partir de ahí cambió un poco la actitud de las autoridades hacia estas personas, sobre todo de la mano de Floridablanca, aunque siempre hubo peligro para ellos por parte de personas como el conde de Aranda que solía explicarle al monarca un plan de extinción de esta etnia que no tendría mucho coste (y que de nuevo incidía en separar a los niños de sus padres).

Además de los textos que os he enlazado, podéis leer más sobre el tema en Anatomía de la Historia, la Aventura de la Historia, en este artículo de El Español y en Baxtalo.

La imagen del post es de Wikipedia.

82 meneos
1918 clics
Yakuza, un oficio que ya no da para comer

Yakuza, un oficio que ya no da para comer

La fractura del Yamaguchi-gumi, principal clan mafioso de Japón, expone a las claras la crítica situación financiera que atraviesa el mundo de la yakuza. Los mecanismos de obtención de fondos mediante el terror, que hunden sus raíces en los años de rápido crecimiento económico que vinieron tras la Segunda Guerra Mundial, son cada vez menos productivos gracias al cerco policial y al endurecimiento de la legislación.
132 meneos
337 clics
Una exhibición revela el rol de Estados Unidos en el golpe militar contra Salvador Allende

Una exhibición revela el rol de Estados Unidos en el golpe militar contra Salvador Allende

La muestra “Secretos de Estado. La historia desclasificada de la dictadura chilena” ofrece a los visitantes una experiencia envolvente y documentos reveladores de la intervención de Washington en Chile y su relación con la dictadura militar de Pinochet.
1045 meneos
2532 clics
La auditoría encargada por Carmena descubre nuevas irregularidades en la gestión de Ana Botella

La auditoría encargada por Carmena descubre nuevas irregularidades en la gestión de Ana Botella

La Auditoría Ciudadana Municipal de la Deuda y las Políticas Públicas avanza. De esta manera, el Ayuntamiento de Madrid celebra el ritmo que está creando
256 meneos
3341 clics
Descubierta una caverna de 50 kilómetros en la Luna

Descubierta una caverna de 50 kilómetros en la Luna

Datos de la sonda espacial japonesa Kaguya han confirmado que existe una enorme caverna de 50 kilómetros en el subuselo de la Luna, capaz de albertar protección para futuras bases lunares. La caverna, que se encuentra en el área de Marius Hills en el lado cercano de la luna, mide unos 100 metros de ancho y se extiende por unos 50 kilómetros.

menéame