Hace 21 días | Por Verdaderofalso a amp.dw.com
Publicado hace 21 días por Verdaderofalso a amp.dw.com

Inmediatamente tras asumir el poder, Milei aplicó una devaluación del peso de más del 50 por ciento, frente al dólar. Con ello, las exportaciones se abarataron y ganaron competitividad, pero las importaciones se encarecieron Investigadores de la Universidad Católica de Buenos Aires (UCA) ven en dicha devaluación uno de los principales motivos del aumento de la pobreza. Esta se incrementó al 57 por ciento, el nivel más alto registrado desde hace 20 años. Eso significa que cerca de 27 millones de argentinos viven bajo el umbral de la pobreza.

Comentarios

Dragstat

#3 no se puede explicar mejor

OnurGenc

#3 #4 Eso pasa cuando el hombre es un subproducto de la Economía

Lo contrario ocurre cuando te dedicas a expoliar el trabajo y el consumo de las clases productivas para que algunos (o muchos, los suficientes para mantenerte en el poder) parasiten

"Estado del bienestar", lo llaman (de algunos a costa de otros)))

F

#3 Cuando un estado te confisca mas del 50% de lo que produces para hacer Hospitales que se caen y sin medicos, aliemntando en lugar de esto a un ejercito de politicos y funcionarios, esto tambien es deshumanizacion.

DocendoDiscimus

#5 ¿Y cuando un empresario te quita el 90% de lo que produces para alimentar su cuenta corriente y no darte nada a cambio, cómo se llama?

F

#6 Es muy facil tachar a los empresarios de explotadores y ladrones, cuando son gente que se las ingenian para producir cosas que interesen a las personas.
Puedes ser empresario o trabajador. Tu elijes.
Los que se llevan el gato al agua son las castas politicas. Que viven de imponer confiscatoriamente cargas economicas a empresarios y trabajadores .
Los "malos" son las elites extractivas. No los empresarios.

daTO

#14 No, no lo eliges. La gente de pasta no son trabajadores, tienen empresas. Los pobres son trabajadores, no tienen empresas. No lo eliges,

F

#7 El estado es una mafia extractora que vive sin producir nada. Robando.
Una cosa es la sociedad, las personas, y otra el estado confiscador, que nos hace creer que son lo mismo, pero nada que ver.

daTO

#13 Mentira. Un médico que trabaje en el sistema público de salud produce mucho más que un vendehumos de PowerPoint de esos que te gustan,

l

#5 ¿Te refieres a Madrid?

F

#9 Y lo que no es Madrid tambien

pitercio

A ver, la inflación acaba siendo cero cuando ya no puedes subir un precio y que alguien te lo siga comprando. Si en ese punto tienes que conformarte con menos que lo básico, no es que seas pobre, es que estás en la miseria.

HeilHynkel

Los economistas libertarras son más simples que el mecanismo de un chupete.

Se fijan en un parámetro y siguen la linde cinco campos seguidos sin darse cuenta que la finca acabó hace muchos kms. La economía es la suma de muchos conceptos medibles (y otros que no son medibles como la confianza) como inflación, empleo, industria, energía, etc .... y una combinación de todos esos factores te da una imagen de tu economía (y ojo, que los mismos factores en un país u otro pueden ser bueno o malos)

Cierto que la inflación es importante tenerla controlada, pero sin joder el resto de factores. Aquí se ha cargado el empleo, la industria, el consumo, se está endeudando al estilo que los anteriores .... en resumen, se está cargando el país.

F

El pais ya estaba jodido.
Veremos si estas politicas lo levantan o no.

Kafkarudo

Milei no devaluó la moneda, la moneda ya estaba devaluada.
Se mantenía con un valor ficticio quemando reservas, cosa que ya no se podía seguir haciendo porque las reservas estaban en saldo negativo.
Cualquiera que ganara iba hacer lo mismo porque no se podía sostener más la mentira del dolar.

B

No sé. No debe parecerles a los proletarios argentinos que la precariedad, la pobreza y el subdesarrollo en que sus propios padres les han hecho nacer sean circunstancias tan horribles, si arden en deseos y defienden como un derecho el poder hacer nacer también a sus propias proles en ellas, a que sus proles también reciban en herencia y les agradezcan, en forma de pensiones, esa pobreza, esa precariedad, ese subdesarrollo y ese capitalismo tanto como ellos, los proletarios argentinos, los agradecen a sus padres, en la misma forma de pensiones.

Desde esta perspectiva, tener hijos es la manera mas clara y evidente (mas incluso que meter una papeleta en una urna) en que una persona puede mostrar su aprobación favorable del entorno económico o de las condiciones económicas en que dicha persona hace nacer a esos hijos. Pues ¿qué persona ética e inteligente haría nacer a sus propios hijos en un determinado entorno o circunstancia económica si considerase que ese entorno o circunstancia económica es horrible? Las proles, pues, son las papeletas electorales más rotundas, y por tanto las que más ambiciona el capitalismo, capitalismo que no existe gracias a los capitalistas, sino gracias a los proletarios.

El que es pobre es porque quiere votar capitalismo y pobreza, con sus votos y con su prole.

Si los proletarios argentinos quieren arreglar la economía con más proles y con más proletarios en vez de con menos capitalismo, están en su derecho, en su costumbre y en su cultura, y se los tenemos que respetar.

La Argentina, pues, va bien y está bien como está, y la precariedad, la pobreza, el subdesarrollo y el capitalismo son cultura, costumbres, modas, tendencias, derechos, libertades, preferencias, elecciones, votos y proles de los proletarios argentinos, y se los tienen que respetar así como ellos, los proletarios argentinos, también respetan las costumbres y culturas ajenas.

Y es que el libro de los gustos está en blanco, y la convivencia en una sociedad civilizada debe consistir en que sepamos respetarnos los unos a los otros las costumbres, culturas, derechos, preferencias económicas, criterios progenitores y principios éticos de cada cual, aunque puedan ser muy diferentes a los nuestros.

Y recordad que cuando hacéis nacer a vuestras propias proles en la pobreza y la precariedad, no serán los ricos y el capitalismo los que se estén riendo de vosotros, sino que seréis vosotros los que os estaréis riendo de ellos.

G

Falso, pobreza la misma.