EDICIóN GENERAL
15 meneos
81 clics
Este envío podría ser errónea Asegúrate antes de menear

Ningún tortazo es a tiempo para educar, el cariño lo es siempre

“Si yo no pego a mi hijo, solo le doy alguna torta de vez en cuando para que vaya bien tieso y no se le olvide quién manda”. “De hecho, me duele más a mí que a él”. “No me gusta, pero hay veces en las que no me deja opción”. Bien, en primer lugar, si les enseñamos a nuestros hijos que la violencia -con independencia del tipo que sea- sirve para conseguir un propósito es lo que ellos van a aprender. Piensa que nuestras acciones para educar al final son las que más educan: no hay nada que enseñe más que el ejemplo que dan las personas de referen

| etiquetas: psicología , infancia , educación , violencia
Un tortazo no, pero una buena hostia...
#1 Una buena hostia con cariño lo borda.
#2 además de afianzar conocimientos
No es bueno generalizar, cada niño es un mundo y requiere sistemas de educación distinta.
#3 Por supuesto. Muchos padres, por ejemplo, recurren al no hacer una mierda y, cuando sus hijos les dejan en evidencia, darles una hostia para que los demás vean lo concienciados que están con su educación. Y no solo les sirve para sus hijos, también es un sistema al que recurren para educar, por ejemplo, a sus perros. :roll:
#4 y otros padres no hacen nada ni para educarles, ni cuando los dejan en evidencia.

Y así es cuando vas al mcdonals y ves a un pequeño ángel de 12 años llamando a su madre, "pedazo de subnormal" por haberle pillado el helado con cubierta de Kit Kat.

No sé, no soy violento, pero sobre ese niño hubiera ejercido violencia, y luego sobre su madre, culpable principal de todo.
#18 Y por esto es necesaria la ley de violencia de genero.
#22 ¿Singular o plural? :troll:
#23 No entiendo la pregunta.
#24 Olvídalo, por alguna razón me parecía que tenía sentido cuando lo escribí.
#18 Yo no rechazo una hostia bien dá a tiempo. Pero lo considero un caso extremo. Antes tiene que haberse torcido mucho la cosa para que el guaje acabe cobrando. Los pequeños humanos son especialistas en buscar los límites una y otra vez. Y los padres deben estar alerta. Deben marcar las pautas, deben darles seguridad para que sepan por donde moverse, y deben mostrar coherencia. Si marcas un límite, tu debes respetarlo también. No puede ser que hagan una trastada, venga el castigo, y luego te…   » ver todo el comentario
#34 totalmente de acuerdo.
#18 No parece difícil ver que ahí el problema ha sido algo más que la ausencia de bofetones.

Pueden ser muchos motivos pero, la falta de conciliación de la vida laboral con la vida familiar, y que los padres trabajen como cabrones y no hayan podido pasar más tiempo con sus hijos tiene consecuencias como esa.
#18 Dos ostias no dadas a tiempo, y pasa eso.
#3 Cierto, a unos hay que atizarles con la mano abierta, a otros con el puño cerrado. xD
#3 A mi eso de tortazos nada...
Yo estaba enganchao a la zapatilla de mi madre
#7 Y a correr alrededor de la mesa. Ahora lo piensas y resulta cómico. Ahhhh, qué felices éramos.
#3 Que bonito todo, cada niño es un mundo, pero luego la sociedad es una maldita copia de individuos iguales calcados unos a otros creyéndose únicos y especiales.
'Sois la mierda cantante y danzante del mundo' Tyler Durden.
Sobre lo de la hostia a tiempo, lo siento pero es la única forma de que el niño deje de creerse intocable y aprenda que todo tiene consecuencias y que el alcance de sus tonterías tiene un tope. Una persona nunca olvida el momento en que creyéndose intocable se pasa de…   » ver todo el comentario
Es un niño (o perro), es muy bueno y solo quiere jugar.
Caso practico. Explicas a tu hijo a evitar un riesgo mortal. Ejemplo ...Carreteras.

Pasa. No lo pilla....o no le importa... Un dia le placas mientras va a lo loco porque hay un guauguau al otro lado. Y le das dos en el culo. Sobre el paquete que vamos, no es que le vaya a hacer marca. Porque hay cosas que NO es NO.
El buenismo. Estoy ya cansado... Los extremos son malos.
Esta generación de malcriados es por eso por no darles un tortazo a tiempo ...
#9 No es por no darles un tortazo, es por consentirles de todo, que no es lo mismo.
#14 A eso ha conducido la no-hostia
#15 Me resulta difícil creer que alguien que ha educado correctamente a su hijo tenga que recurrir a la hostia como única solución. :roll:
#16 Estáis empeñados en que es la única solución, no lo es, si lo fuera andaríamos a hostias todos los días, es el final del camino, es el extremo, es sacarse la polla y dar una hostia encima de la mesa con ella.
A los niños puedes educarlos con cariño, comprensión y toda la mierda psicológica que quieras, que al final te va a tomar por tonto y sabrá en cada momento como vacilarte, llegará el momento en que sea suficientemente mayor para que la hostia no funcione y crea que la culpa es tuya…   » ver todo el comentario
#26 Déjame que te cuente cuantas hostias se han repartido en mi casa: cero. Y al final hemos salido ciudadanos decentes ¡quién lo iba a decir!. Ahora adivina cuántas hostias se ha llevado mi sobrino. Ninguna. Y no es que no haya tenido sus berrinches ni sus cosas de crios pero adivina cuál es uno de los mejores estudiantes mejor considerados por cualquier profesor que ha tenido. Sí, él. Y, como he dicho, sin hostias.

Puede que te resulte difícil de asimilar pero ahí está. Gente educada. Sin hostias. Pero bueno, será cosa de la la mierda psicológica esa.
#28 Enhorabuena, ahora mira a tu alrededor, acercate a cualquier colegio/instituto y me cuentas lo que ves dentro de las clases y la diferencia de trato de los que allí estudian tanto entre ellos como con los profesores/autoridad.
#30 Déjame que adivine: ¿niños que no han sido educados de forma correcta?
#31 Bingo, pero todos los padres tienen algo en común, miles de teras de datos psicológicos sobre cómo educar a un niño sin pegarle, sazonado con una histeria colectiva hacia la violencia parental, resultado, una generación de maleducados pusilánimes incapaces de tener ningún tipo de pensamiento crítico, ni hacia si mismos ni hacia el mundo.
#30 Eso es por falta de educación y dejadez de los padres. Educar no es hostiar, aunque algunos garrulos piensen que la educación solo funciona a base de palos.
#44 Ya estamos con el "solo funciona a base de palos" claro, como todos los padres de los 80 mataban a palos a sus hijos ... eran todos unos maltratadores. Si no sabemos diferenciar de "la hostia a tiempo" y el "matarlo a palos todos los días" mal vamos.

El problema es que ahora no se les puede tocar un pelo y cuando ya se creen intocables no hay forma de reeducarlos porque no hay ningún método psicológico que haga tanto efecto como una buena hostia en el momento adecuado. Pero eh ... que somos todos unos maltratadores. Di que si!
#46 una buena hostia a tiempo solo le sirve al que la da, no al que la recibe.
#48 Uma ostia a tiempo, convierte un animal en un humano civilizado. Millones de ostias a tiempo lo avalan.
#49 un poco extraña tu ironia cascando negativos sin sentido.
La violencia no es el camino, pero una hostia a tiempo te pone a andar
Como padre, pienso que un tortazo puede ayudar mucho en la educación de un hijo (5-8 años), pero es tan fácil rebasar la fina liínea de educar a través del miedo, que sólo hay que emplearlo en muy contadas ocasiones y tras lo cual hay un gran trabajo donde la violencia no tiene cabida.
Lo importante no es la torta, sino el límite, si queda claro el límite de otro modo (voz, razón, retirada de atención, retirada de privilegio... Etc) no hará falta el método de la torta para significar el límite, si los otros métodos fallan quizá un meneo físico ayude... No hay un modo infalible, y contraponer al cariño es un error. El cariño o afecto siempre debe de estar, es transversal al vínculo, es decir es estructural no metodológico en la crianza de un hijo, el cariño no está reñido ni es opuesto a la autoridad paterna.
Las unicas hostias permitidas son las que sueltan las mujeres celosas/enfadadas a sus novios/maridos/amigos/conocidos. Esas son graciosas y siempre merecidas.
Bien, en primer lugar, si les enseñamos a nuestros hijos que la violencia -con independencia del tipo que sea- sirve para conseguir un propósito es lo que ellos van a aprender.

Es que la violencia funciona a veces (no sólo física, sino también verbal como soltar una amenaza). Da igual que vayas de santa Teresa por la vida, hay gente que sólo te va a entender por las malas y a lo mejor es bueno que los guajes sepan cómo comportarse según la situación que estén viviendo. Si les enseñas que todo el mundo es bueno y que a veces sólo se necesita un abrazo para cambiar a alguien..., pues muy probablemente lo pasen mal en la vida cuando se encuentren con algún hijoputa.
#17 Tu reflexión es pura filosofía de enseñanza. La podríamos llamar, método filosófico: "por mis cojones toreros"
Me has pillado cagando y que buen rato estoy pasando con tu perfil. :-*
En mi opinión, golpear a un niño es enseñarle que los problemas se resuelven con violencia y hace difícil que le des imagen de coherencia cuando le pides que no pegue a otros.
#20 En mi opinión, golpear a un niño es enseñarle que sus actos tienen consecuencias. Evidentemente no debe ser algo habitual, si no en su justa medida. La de barrabasadas que algunos niños de mi barrio hacían y yo evité precisamente pensando en que se fuese a enterar mi padre. Padre que por cierto no me pegó nunca, como sí que lo hacía mi madre, pero ella me tenía atemorizado amenazando con "ya verás cuando venga tu padre y se lo cuente".
#38 ¿entonces no se le puede enseñar que sus actos tienen consecuencias sin darle una hostia? ¿No existe otra manera?
#39 Sí, puedes intentar tratarlo como a un adulto, y explicarle los pros y los contras de su actitud, y esperar que el niño lo asimile y en el futuro actúe en consecuencia. O darle una hostia y que lo asimile instantáneamente. Mira mi comentario en #41
Hay problemas que se deben a la inmadurez del niño y que deben corregirse dándole formación y educación. Y hay problemas que se deben a puro capricho o "maldad" del niño (que hace algo mal a sabiendas) y que le trae al pairo la perolata que le des. Y ahí un alpargatazo a tiempo, es mano de santo. Por lo que he visto en mi entorno, castigar sin poder usar la playstation no suele funcionar ni siquiera a medio plazo.
#42 es decir, solo existen tres opciones: o que no sea consciente de que los actos tienen consecuencias, o hablarle igual que a un adulto o darle una hostia. No se le puede castigar, concienciar, premiar, etc. No hay alternativa. A hostias se ha dicho.
A mi mi padre me dijo que jamás le pegara a nadie y de momento sigo sin haberle partido la cara a nadie (fuera del tatami, cuadrilátero, gimnasio) y siempre que me ha levantado la mano entendí en el momento cuan lejos del límite permitido me encontraba.
#27 Mi madre era más sabia. Su consejo era "hijo, tú no te pelees con nadie, pero si te pegan, tú pega. Puñetazos, bocados, arañazos, tirones de pelo, o lo que sea, pero que el otro no se vaya de rositas". Y yo era de los más canijos de la clase, pero oye, cero bulling.
Cuando tus hijos te desafían, aun siendo mocosos de 3 años, ven que aunque les digas que paren de hacer el mal por quinta vez o habrá consecuencias y no las hay, te toman de cachondeo y ellos mandan.
Luego este niño maleducado que ve que puede hacer lo que quiera y no pasa nada, se convierte en adulto y en un problema para la sociedad.
Maldad? Bronca de aviso y la segunda un azote y andar.
#29 Estuve un tiempo dando clases en un colegio de primaria. Vi como una madre le llevaba al niño un bocadillo liado en papel de plata, y el niño cogerlo y lanzarlo con la mano porque no se lo quería comer. Y la madre va, y se agacha a recogerlo, y vuelve en busca del niño para volvérselo a dar. Si le hubiese hecho yo eso a mi madre, de la hostia que me pega aterrizo donde el bocadillo.
Pssss...se ve que aquí mucho blabla y nadie se ha leído el manual de usuario para educar a un niño. :troll: :troll:
#36 Ese manual data del 1950 y pone textualmente: "Una hostia a tiempo te pone a andar"
Cuando el niñaco te robe 50 pavos de la cartera, se lo gaste en botellón y porros, y se lo lleven a la comisaria por encararse con un policia y negarse a identificarse, ya me contaréis qué besos y cariños pueden arreglar eso. Hay veces que una hostia es mejor que mil palabras. Gracias papá por hostiarme por aquella pirula que te hice! :-)
comentarios cerrados

menéame