edición general
11 meneos
67 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

Mercado eres tú

Me enervo. Cada vez que oigo eso de “los mercados acosan a España”, “estamos sometidos a la dictadura de los mercados”, “no vamos a pagar la crisis de los mercados”… me subo por las paredes. Se habla de “los mercados” como si fuese un ente ajeno, malvado, movido por oscuros intereses. Y no lo es.

| etiquetas: mercado , tiranía , reflexión
No nene, yo soy mercado pero no soy un actor influyente del mercado. Yo no compro bonos griegos, ni hago compras a descubierto y me importa cuatro cojones el sistema de pensiones australiano. Tengo cuatro perras y ni yo ni mis 19.999 más mejores amigos llegamos a una parte del dinero que mueven cuatro fondos de alto riesgo y otras aves de rapiña. Yo influyo en el 0,000000000000000000000000000000000000000001 % del precio del crudo y en la cuarta parte de la cotización del oro.

A mí me enerva que haya elementos como estos que aún sigan pensando en el perroflautismo de los mercados que nos indican los superliberales de turno.
#3 En un sentido sí tiene razón. Vale que nuestro poder individual es escaso, pero si tuviéramos todos unos hábitos de compra más saludables, es posible que la situación fuera otra.
#4 Hombre, en un sentido, en un sentido... todos acabamos teniendo razón. Pero en el sentido que realmente importa ya menos. El ser mercado es como aquello de Hacienda somos todos algunos más que otros.

#5 Por eso el autor parece no distinguir piedras de montañas. Que hemos pillado a bancos alemanes atacando empresas españolas con prácticas que se han prohibido en Alemania, no seamos cándidos que un jubilado francés con 1000 euros no es mercado, un banco con 1000 millones de euros sí. Y a grandes cantidades de dinero más influyes en el famoso mercado.

Que cada uno nos tenemos que mirar al espejo vale, pero que hay fuerzas econónicas que incluso provocan ruína para ganar dinero también y no es el primer caso en la historia.
#3 "una piedra no hace una montaña, pero unas cuantas si".
Mercado = El Capital

Ya le puso nombre Marx a mitad del S.XIX. La diferencia es que ahora usan un sinónimo.
Las personas normales no somos el mercado somos los mercadeados.
Entre lo inocente y lo perverso. El viejo timo del liberalismo y la ilusión de libertad.
Esto es como el cuento de que una hipoteca no te la da o deniega el banco, (o su empleado de la sucursal) sino un ente maléfico llamado "el ordenador".
comentarios cerrados

menéame