Hace 11 años | Por timonuclear a rebelion.org
Publicado hace 11 años por timonuclear a rebelion.org

El Nobel de Economía J. Stiglitz compara los deficientes análisis de riesgos del sistema financiero con los de la industria nuclear en un artículo en The Guardian: "Cuando otros soportan los costes de los errores, los incentivos favorecen el autoengaño. Un sistema que socializa las pérdidas y privatiza los beneficios está condenado a administrar mal el riesgo." Enlazo a rebelion.org por tenerlo ya traducido. Original en guardian.co.uk

Comentarios

D
editado

Tanto en el mundo político como en el mundo corporativo, nunca nadie es responsable de nada.

Hay que empezar a exigir responsabilidad penal a las personas jurídicas, y que se reparta la pena de cárcel entre los accionistas proporcionalmente a sus acciones.

Por ejemplo:
Union Carbide causó la muerte de 20000 personas.
El homicidio por imprudencia grave, en españa supone de 1 a 4 años, y siendo una imprudencia profesional, incluye la inhabilitación para ejercer la profesión entre 3 y 6 años.

Osea entre 20000 y 80000 años de prisión y entre 60000 y 120000 años de inhabilitación profesional a repartir entre los accionistas.

Y eso sin tener en cuenta el medio millón de victimas no mortales...

Aunque tocase a 1 día de cárcel por accionista sería muy efectivo que pasasen ese día en prisión, y tuvieran antecedentes para la próxima vez.

Así se piensan donde meten su dinero y a quien elijen para la junta directiva.

editado:
me sale a 5h de carcel por acción.

D

Me dice 'error no leído'. Si ya lo leí esta mañana.

t
autor
editado

Un fragmento:
"Resulta que esos magos de las finanzas no comprendían las complejidades del riesgo, y menos aún los peligros planteados por “fat-tail distributions” [distribución con grandes variaciones por valores altos en extremos] -un término estadístico para eventos raros con inmensas consecuencias-, también llamados a veces “cisnes negros”. Eventos que supuestamente ocurren sólo una vez en un siglo –o incluso una vez en la vida del universo– parecían ocurrir cada diez años. Peor aún, no sólo se subestimó ampliamente la frecuencia de esos eventos; lo mismo sucedió con el daño astronómico que causarían, como las fusiones nucleares accidentales que acosan continuamente a la industria nuclear.

La investigación en la economía y la psicología nos ayuda a comprender por qué nuestro trabajo en el control de esos riesgos es tan deficiente. Tenemos poca base empírica para juzgar eventos raros, de modo que cuesta hacer buenos cálculos. En tales circunstancias, pueden entrar más en juego ilusiones vanas: podríamos tener pocos incentivos para pensar intensamente. Al contrario, cuando otros soportan los costes de los errores, los incentivos favorecen el autoengaño. Un sistema que socializa las pérdidas y privatiza los beneficios está condenado a administrar mal el riesgo."

Mauro_Nacho

Un gran artículo sobre la locura humana de asumir riesgos estúpidamente para pagar muy caro. El capitalismo de casino, jugar con la radioactividad y finalmente someter al planeta al caos del cambio climático. En el fondo nos quejamos pero estamos en un diálogo de sordos, nos engañan y nuestro planeta está al borde del abismo. Quizá en breve tiempo disfrutemos de ver el espectáculo dantesco del cambio climático, aquí las victimas seremos tantos que muchos no lo podrán contar. Stiglitz es un economista extraño en su profesión por su humanismo y por trascender su disciplina, la economía tiene que estar al servicio del hombre.