EDICIóN GENERAL
131 meneos
4348 clics
'Voyeurs': diarios de nihilismo, ansiedad y adicción a internet

'Voyeurs': diarios de nihilismo, ansiedad y adicción a internet

Gabrielle Bell refleja en un cómic autobiográfico su personalidad más íntima, la que se deprime si no tiene correos en la bandeja de entrada, la que sufre porque nadie le llama por teléfono, la que se obsesionó con MySpace y las listas de mejores amigos de sus usuarios, pero a su vez, una persona que odia salir de casa. Todo bajo la premisa de una sentencia de su novio que comparte: "La vida consiste en ser infeliz, solo que a veces nos tomamos vacaciones de nuestra propia miseria"

| etiquetas: comic , voyeurs
Ánimo Gabrielle Bell. De todo se sale.
De hecho, en este caso basta con proponérselo y desconectar.
#1 Anda, como dejar de fumar, que basta con no fumar.
Si es que quien es adicto es porque quiere. :palm:
#1 e idem con dejar la heroína. basta con no meterse más...
Asi estan algunos/as, esperando a que la validación de otros en Instagram o similares les traiga la felicidad... Desde luego que razón tenia Renton en Trainspotting.
Como testimonio, tiene buena pinta. Así podré comprender mejor a esa gente tímida que pasa por mi vida sin nunca compartir lo que piensan.
Sin embargo, ser muy pejigueras y ansioso y adicto a internet no es sinónimo de tener sensibilidad artística, ni siquiera de tener mundo interior.
Me hace gracia como el autor del artículo tira por tierra a los “ilustres doctorados” porque encuentra más verdad en la melancolía.
Me caen bien esta gente a veces, pero en algunos momentos les daría una buena bofetada (de realidad).
Los animo a salir fuera y compartir momentos con gente real. Descubrirán la mierda que es la sociedad, y volverán a sus ordenadores, pero ahora sin importarle una mierda lo que opinen los demás.
#4 Ese es mi mantra, y lo aplico todos los días. Genial.
En mi humilde opinión de no experto, ésta chica no es adicta a internet, sino que tiene algún trastorno de personalidad , posiblemente dependiente, unido a una autoestima por los suelos y una inseguridad por las nubes.
Si no hubiese myspace y email, le pasaría lo mismo en otros contextos; internet solo la ayuda un poco más a meterse en una burbuja de falsa seguridad controlable y no tener que salir de ella.
De todas formas esto de sentir ansiedad por no recibir emails, llamadas u obsesionarse con el myspace parece algo del 2005...
comentarios cerrados

menéame