Hace 8 años | Por WalterKronkite a yorokobu.es
Publicado hace 8 años por WalterKronkite a yorokobu.es

El primer zumbido me sorprendió a las siete de la mañana. Aunque no me despertó mi sentido del oído, sino el picor en el dorso de la mano derecha. Me palpé a oscuras con la izquierda y visualicé la picadura como si supiese leer braile dermatológico.

Comentarios

anxosan

¡El mosquito a la hora de dormir es peor!

Sabes qué va a pasar si no acabas con el... y puede darte el amanecer sin que lo hayas conseguido (y eso también lo sabes)

Cehona

#2 Siempre cae, aunque sea lo último que hagas esa noche.

D
editado

Horas interminables mirando las paredes en busca del pequeño cabroncete...Al final consigues cargártelo y te vuelves a dormir satisfecho sin saber que su hermano estaba allí para impartir venganza(sangrienta claro).

uno_d_tantos

Se nota que el redactor no ha probado en sus carnes los mosquitos tigre.