ARTíCULOS
204 meneos
3780 clics
Cómo se ejercía la censura de prensa durante el franquismo (hasta 1966)

Cómo se ejercía la censura de prensa durante el franquismo (hasta 1966)

Cuando estudiaba periodismo, nos contaban una teoría ya obsoleta según la cual cuando alguien veía, oía o leía algo en un medio de comunicación lo creía y actuaba en consecuencia. Hoy sabemos que la manera en la que configuramos nuestras opiniones y cómo percibimos la realidad depende de un montón más de factores, no solo los medios de comunicación, pero sí que es cierto que controlar a los medios supone controlar parte de la opinión pública, y por eso es tan goloso para ciertas ideologías poder aprobar lo que se dice y no sobre ellos. El franquismo lo supo ver de inmediato, y su primera Ley de (censura de) Prensa data de 1938.

Esta ley, que podéis leer completa en el BOE, ya indicaba que no se podía dejar al periodismo al margen del Estado y que la prensa debía “transmitir al Estado las voces de la Nación y comunicar a ésta las órdenes y directrices del Estado y de su Gobierno”. La ley, redactada por José Antonio Giménez-Arnau, no tiene desperdicio y arremete contra la “libertad entendida al estilo democrático” ocasionada por los “lectores envenenados por una prensa sectaria y antinacional”.

En ella se crea el Servicio Nacional de Prensa con delegaciones en cada provincia y que respondía directamente ante el ministerio de Interior, que en aquel momento encabezaba Ramón Serrano Suñer. Además obligaba a todos los periodistas que quisieran ejercer a estar inscritos en el Registro Oficial de Periodistas, del que el Gobierno elegía a los directores de los periódicos.

El Registro Oficial de Periodistas no solo controlaba a las personas que podían ejercer la profesión, sino que también escudriñaba su vida privada. Y si ésta no iba acorde con lo que el régimen esperaba de ellos podían ser cesados en el registro y por lo tanto se les prohibía ejercer la profesión.

La figura del censor

En la ley de prensa del año 38 no se hacen alusiones directas a la figura del censor que luego se instauró, aunque establece de facto la censura previa en todas las publicaciones. Un censor era una persona, pagada por el ministerio, que tenía que leerse cada publicación de cabo a rabo e indicaba si había alguna parte que no cumpliera con la ley de Prensa.

Ha habido censores que se avergonzaban de serlo, como Camilo José Cela y otros que se sentían orgullosos, porque además estaba bien pagado. Sus herramientas de trabajo, además de bolígrafos, podían ser tijeras y su labor consistía en apoyar al régimen de Franco en todos los mensajes que se lanzaran desde periódicos y revistas.

En estas publicaciones había una figura muy icónica, la del ilustrador, que se dedicaba a retocar las imágenes (dibujos o fotografías) hasta que cumplían con los requisitos del franquismo. Casi siempre estos requisitos tenían que ver con el cuerpo femenino aunque no exclusivamente.

Tipos de censura

Podríamos decir que había tres tipos de censura: la moral, la religiosa y la política y que todas ellas estaban encaminadas a ensalzar los valores del régimen franquista. La censura moral se refería sobre todo a temas que tenían que ver con el sexo. Aquí podríamos englobar las disminuciones de busto que sufrían algunas actrices o el hecho de tener que subir los escotes para no escandalizar a los lectores.

A nivel moral, también se daba la circunstancia de que había términos que estaban prohibidos utilizar en cualquier caso, como “braga”, “muslo”, “liga” o “ingle”. A los censores les gustaba más utilizar palabras como “corsetería” o “ropa interior”.

Evidentemente, también había una censura religiosa, y es que según fue imponiéndose el régimen de Franco se prohibieron todas las religiones que no fueran la católica. Los judíos emigraron y los protestantes pasaron en su mayoría a la clandestinidad.

Otro efecto colateral de la censura religiosa fue que la palabra “carnaval” fue evitada (aunque no prohibida del todo, por lo que he podido averiguar). En su lugar se usaba una que sugería menos desenfreno, como “carnestolendas”.

Por último, existía la censura política, destinada a encumbrar al régimen franquista mientras denostaba a los republicanos y más adelante a los comunistas. Tal es así, que en las circulares que se enviaban a los periódicos se recomendaba “limitar” las victorias rusas al final de la Segunda Guerra Mundial pero “ensalzar” las victorias americanas y británicas contra los nazis.

Consecuencias de la ley de prensa de 1938

Como consecuencia de la Ley de Prensa de 1938, todos los periódicos y revistas pasan a depender del Estado, tanto para el nombramiento de sus periodistas como para el número de páginas que contenían (aquí decían que era un tema de escasez de papel), la frecuencia de publicación y su contenido. Además, Franco se arrogaba la potestad de incluir noticias, anuncios o textos que se consideraran pertinentes y de eliminar los que el Estado considerara irrelevantes.

Por lo tanto, desde que comenzó a aplicarse esta ley desapareció el derecho a la información de los lectores de periódicos y revistas. Estos obtenían una visión parcial de la realidad, que siempre pasaba por el filtro del franquismo (pasatiempos incluidos) y a los periodistas les quedaban pocos resquicios para informar con veracidad acerca de ciertos temas.

Si os interesa la censura, otro día os cuento cómo cambió la película (poco, esto es cierto) cuando cambiaron la ley del 38 por la del 66, en la que dejaron de existir los censores y se pasó a la censura a posteriori. Y también si queréis profundizar, me ha servido mucho este libro de Justino Sinova bastante bien documentado.

La ilustración del anuncio censurado la he encontrado en el blog España Negra.

86 118 0 K 50
86 118 0 K 50
17 meneos
317 clics
Podcasts de divulgación científica

Podcasts de divulgación científica

Como adicto a los podcasts he hecho una lista de mis favoritos en divulgación científica. Veo que es un tema recurrente en los comentarios de muchos envíos y no está mal tener un repositorio con todos los enlaces.

He recopilado todos los que tengo de esta temática en ivoox, seguramente haya más en otras plataformas.

Os invito a colaborar con más enlaces en los comentarios.

La Mecánica del Caracol

De Radio Euskadi.

Divulgación científica general y para todo público. Con contenidos didácticos orientados a público más infantil, entrevistas y columnas.

Astronomía y algo más

Astronomía y temas relacionados, con algunos programas un poco "meta" donde se habla sobre divulgación.

Principio de Incertidumbre

De Extremadura Radio.

Divulgación científica general. Monográficos de entrevistas en profundidad con investigadores.

Coffee Break, Señal y Ruido

Divulgación científica general pero muy enfocada a astrofísica, cosmología, astronomía y otros temas relacionados. En formato tertulia, donde todos los panelistas son científicos.

Radio Skylab

Enfocado a astronáutica, exploración espacial, astronomía y temas relacionados. Aunque a veces tocan otros temas de divulgación científica.

Ciencia Fresca

De cienciaes.com

Actualidad científica general.

La Buhardilla

Actualidad científica general en clave de humor.

Los 3 Chanchitos

Actualidad científica general.

Catástrofe Ultravioleta

Divulgación científica general. Monográficos que incluyen entrevistas.

Pa Ciència la Nostra (QEPD)

Actualidad científica general en clave de humor en catalán. Publicaron su último programa en junio de 2017.

Universo Paralelo

Monográficos de divulgación científica general.

El Abrazo del Oso

Monográficos de divulgación científica, cultura e historia.

14 3 1 K 38
14 3 1 K 38
6 meneos
112 clics
Campaña sobre campaña - Cataluña

Campaña sobre campaña - Cataluña

Hay mucho debate sobre el tema de Cataluña sobre referendum si, referendum no, legal, ilegal, si los catalanes tienen (tenemos) derecho a decidir, si debe de decidir todo el estado, sobre si conviene o no votar si no eres independentista, si democracia es votar o democracia es cumplir las leyes, etc.

Yo lo he expresado ya en varios comentarios y en algún artículo, pero como la cuestión se recrudece y los jugadores mueven ficha intentaré expresar mi opinión de forma clara : Nada de lo anterior importa.

No es que no importe, si no que antes de llegar a ese punto deberíamos plantearnos otra cuestión : ¿Los catalanes estamos o no influenciados en nuestra opinión? ¿Pensamos lo que pensamos porque es nuestra creencia o porque estamos adoctrinados?

Esto por supuesto me incluye a mi. Me siento español y catalán. ¿Me siento español porque me lo han inculcado así?

Creo que estaremos todos de acuerdo que no Cataluña, si no cualquier pueblo del mundo tuviera un 80% de población que deseara la independencia se podría sostener durante un tiempo, pero difícilmente a largo plazo. No importa si fuera pactado o no, un sentimiento así sería difícilmente sostenible en un pais europeo en la actualidad.

Así que desde mi punto de vista el problema está en saber de aquellos que van a votar si a la independencia cuantos lo son porque lo sienten de verdad, y cuantos lo son por años de "Espanya ens roba", porque no quieren que gobierne el PP, porque como hay crisis a ver si independientes nos va mejor, porque cuando van al ayuntamiento, o al médico les dicen que voten independencia porque si gestionamos nuestros impuestos viviremos mejor, etc.

No me importa tanto la legalidad del referendum, como que muchos vayan a votar porque llevan años de "acondicionamiento", y que el independentismo no se de cuenta de que lograr una independencia manipulando no solucionará el problema, sino que creará una Cataluña dividida, y que muchos de los que ahora ven en la independencia una solución, si llegara ese momento la desilusión les llevaría a pensar que para ese viaje no hacían falta esas alforjas.

Yo he visto libros de primaria en los que se indica que el hombre más antiguo de los "Países Catalanes" está en Tautavel, Francia., y lo que me preocupa es que esos chavales crezcan sin querer a un pais porque no se les habla de él, porque es "el coco" y el que les roba sus juguetes.

Ser independentista es respetable. Pero un independentista de verdad ha de querer que la gente quiera una Cataluña independiente por convicción.Oigo hablar del desprecio de España hacia Cataluña y no lo entiendo. He sido comercial viajando por toda España y no veo más opresión, desprecio ni nada en otros puntos de España que aquí. Es un mito repetido mil veces pero nadie sabe decir donde está ese desprecio, o no sabe decir porque es desprecio y opresión para nosotros pero no para alguien de Zamora.

Estos días se están aplicando medidas que no son agradables en plena democracia. Pero es que a mi tampoco me parece agradable y democrático que mi pueblo se declare de la Asociación de Municipios Independientes (porque el pueblo somos todos) y que ondee la estelada en el castillo o haya un puesto independentista en una procesión. Si queremos democracia hemos de empezar dando ejemplo y no imponiendo ideologías, y dejar que el pueblo piense y decida por si solo.

No sé si dentro de 5 o 10 años habrá una situación en la que la gente piense libremente, pero sé que llevamos muchos años de campaña, y ahora estamos de campaña sobre campaña.

Si quieren un día tener un referendum válido, más vale empezar ahora a tratar a las personas democráticamente, y no como instrumentos de su ideología.

Artur Mas en 2004

« anterior1234

menéame