edición general
29 meneos
88 clics

Relato de una enfermera (II): "Algunos pacientes nos insultan y amenazan"

En verano llegaron a tener que realizar más de 200 pruebas PCR en un solo día. “Eso era insufrible”, me dice. “Se nos criticó mucho porque la gente se pensaba que las colas interminables eran responsabilidad nuestra. Y eso no es así. La realidad es que el cupo de este centro es demasiado alto”. Paula y sus compañeras me explican que, en muchas ocasiones, el trato que reciben por parte de algunos pacientes deja mucho que desear y que no sería la primera vez que reciben amenazas o incluso una agresión.

| etiquetas: vivid , enfermería
Lo quiero Ya y me da igual la persona que tengo enfrente... Y lo peor es que esas actitudes no son en general las de los jóvenes contra los que se cargan las tintas estos días
Ser amable no cuesta dinero. Yo siempre intento ser comprensivo con la gente que está de cara al público, es un trabajo sufrido. Si además lo dificultas es probable que el trato empeore, entrando en un bucle retroalimentado de disgusto y malas caras.
No diré que son casos aislados. La gente está muy caliente. Pero también se debería mirar un poco en su colectivo. El otro día fui a vacunar a mi madre y la enfermera me trató a voces como si fuera tonto cuando trataba de decirle que mi madre por cita, enfermedad y dependencia le correspondía la cola de Pfizer. Seres de luz poquitos hay.
#5 entre los sanitarios hay de todo, como en botica. Hay gente majísima y muy voluntariosa y hay verdaderos asnos con patas, animales de corral mal educados que se merecen un insulto, como poco.
Pero lo cierto es que después del año que llevan, los del primer grupo están muy quemados y los del segundo grupo siguen igual de gilipollas. Total, es relativamente fácil topar con alguien que dispense un trato regulinchi.
Eso se soluciona con una política de tolerancia 0 hacia las agresiones físicas y verbales. Obviamente no se puede denegar el tratamiento a un enfermo, pero sí una buena multa que le haga pensárselo dos veces antes de volver a comportarse como un ingrato malnacido.
#2 habría que escuchar las versiones de ambas partes
#9 Da igual la versión de la otra parte, si un profesional de la salud te da un trato inadecuado pones una queja y si es vejatorio entonces una demanda. Lo que no puedes es comportarte como un becerro.
Libertá para insultar y amenazar, titeresa style.
#1 qué obsesión, madre mía, hasta en una noticia que habla únicamente sobre agresiones a enfermeros tenéis que enmierdar con vuestras obsesiones de politiqueo. Por cierto, en ningún momento dicen la ciudad o comunidad de donde son los enfermeros.
#1 Libertad para el calzador. :calzador:
comentarios cerrados

menéame