Hace 7 años | Por --354522-- a yorokobu.es
Publicado hace 7 años por --354522-- a yorokobu.es

«Parece ser que el dado se deriva del juego de los astrágalos, que se llamó en Grecia con este nombre, y entre los latinos, talus.» La forma desigual del astrágalo servía para distinguir la puntuación sin necesidad de numerar. Con el tiempo, los huesos se fueron alisando y en cada lado se añadía un valor, normalmente perforado. Así, fueron surgiendo los primeros dados de hueso.

Comentarios

M

Vamos, las tabas de toda la vida

D

Curioso el origen de la palabra azar.