Hace 4 meses | Por TDI a thehill.com
Publicado hace 4 meses por TDI a thehill.com

Mucha gente piensa que la ciencia es completa y objetiva. Pero lo cierto es que la ciencia sigue evolucionando y está llena de errores. Desde 1980 se han retirado más de 40.000 publicaciones científicas. Contenían errores, se basaban en conocimientos obsoletos o eran fraudes descarados. Se supone que la ciencia funciona identificando estas imprecisiones. Encontrar y corregir publicaciones -y mantener actualizado el registro académico- forma parte del proceso. Sin embargo, estas publicaciones zombis siguen citándose y utilizándose, sin saberlo,

TDI

¿Por qué? Casi siempre es porque nadie se dio cuenta de que habían sido retractados.

Garantizar que los científicos puedan construir futuras investigaciones sobre bases sólidas es esencial, por lo que es imperativo construir un sistema mejor.

Sólo por citar una publicación zombi, la nueva investigación se infecta: Una sola cita poco fiable puede amenazar la fiabilidad de la investigación que la cita, y esa infección puede producirse en cascada, extendiéndose por cientos de artículos. Un artículo de 2019 sobre el cáncer infantil, por ejemplo, cita 51 artículos retractados diferentes, lo que hace que su investigación sea probablemente imposible de salvar.

Para que el registro científico sea un registro del mejor conocimiento disponible, necesitamos adoptar una perspectiva de mantenimiento del conocimiento en la literatura académica. Debemos mantener un registro paralelo que refleje lo que realmente sabemos. Y necesitamos construir sobre ese conocimiento, no sobre los errores y fraudes.

En la actualidad, puede resultar difícil determinar que una publicación ha sido retractada. Y es aún más difícil estar seguro de lo que está retractado - y lo que se etiqueta como retractado varía en función de la procedencia de la información.

Aunque la ciencia se autocorrige, el registro científico no lo hace. A los investigadores se les paga para que publiquen, no para que revisen la bibliografía y mucho menos para que la corrijan. Entonces, ¿quién hará este trabajo?

Para los cazadores de zombis hay buenas noticias: Localizar citas de publicaciones retiradas es ahora más fácil. En septiembre, Crossref y Retraction Watch se asociaron para ofrecer los mejores datos sobre las retractaciones. Poner en marcha la base de datos fue más fácil que encontrar la forma de pagar su mantenimiento. Sin embargo, los costes son mínimos: 775.000 dólares en cinco años para recabar a mano información única, como por ejemplo por qué se retractó una publicación.

Otro gran reto es que los investigadores perciben la retractación en gran medida como un riesgo para su carrera. En el mejor de los casos, lleva mucho tiempo: Corregir o retractarse de una publicación puede llevar dos años, incluso cuando los autores están de acuerdo. Aunque la retractación puede ser beneficiosa, sobre todo cuando otros descubren la retractación, el proceso puede ser doloroso.

Pero no rectificar con prontitud puede alterar la carrera profesional: Pensemos en Marc Tessier-Lavigne, que dimitió de la presidencia de Stanford el mismo día que Science se retractó de dos de sus publicaciones. Tessier-Lavigne no se empeñó en actualizar la bibliografía, aun sabiendo que sus propias publicaciones tenían problemas, y eso le costó caro: para Tessier-Lavigne no retractarse era un riesgo para su carrera.

La retractación en sí no es el problema, sino cómo se gestiona. Otra lección es que la ciencia debe dar prioridad a la cultura de trabajo en el laboratorio: Hay que leonizar el fracaso. La ciencia lenta, los artículos vivos y la reducción de la presión por publicar son algunas de las intervenciones que podrían ayudar. Necesitamos un ecosistema sano y fiable que recompense el esfuerzo, no sólo los resultados.

La autorretracción puede impulsar la carrera de los investigadores noveles, no amenazarla. Y al ser transparentes sobre los errores honestos, demuestran su integridad. Los premios Nobel también se retractan. La respuesta correcta: ¡Bravo!

Las personas y organizaciones que realizan el trabajo científico deben asegurarse de que éste no termina con la publicación. A veces, es sólo el principio.

johel

Lo de los zombis se arregla apagando la tv/internet y repartiendo libros. En el tema cientifico ya es mas complicado lol

#0 "estudios zombis" vs "estudios sobre zombis" una correcioncilla no estaria de mas.

TDI

#2 Le he dado al DeepL sin mirar lol . Era "publicaciones zombis".

c

#1

Supongo que antes de citar un artículo seria bueno leérselo bien. Igual al hacerlo ves que ha sido retractado.