Hace 7 años | Por calamarte a laguillotinapiano.com
Publicado hace 7 años por calamarte a laguillotinapiano.com

Con la semanita bipolar, de alegría histérica o llanto y crujir de dientes, que llevamos desde que se conoció el resultado de las elecciones europeas el domingo pasado, pretender añadir un poco de análisis al cóctel de odios furibundos y afectos que rallan la parafília, de desdeñosos reconocimientos o de cordial desprecio que han inundado nuestros medios de comunicación parece misión suicida. Pero el resultado, y su ganador moral, que no electoral, el neonato Podemos, bien merecen que les dediquemos algo de atención desapasionada.