Estamos desarrollando esta nueva version. Puedes volver a la anterior versión de Menéame.

Hace 1 mes | Por MiguelDeUnamano a eldiario.es
Publicado hace 1 mes por MiguelDeUnamano a eldiario.es

Las olas de calor crean el caldo de cultivo perfecto para que se desaten grandes incendios forestales muy devastadores. Las dos que ha atravesado España en junio y julio lo reiteran. La crisis climática ha exacerbado y multiplicado los picos cálidos en todo el mundo. España no se ha escapado. En lo que va de 2022, las imágenes por satélite muestran la destrucción de 274.000 hectáreas

Comentarios

Kerry_Konabo

Estaría bien saber cuanta de esa superficie se construye el próximo año

t

#1 Pues si cada año se quemaban 70000 hectareas y este año llevamos 270000, o están preparando otro boom del ladrillo o es que lo jodido es el cambio climático.

A

#1 ya te lo digo yo: "0"
Es Suelo no urbanizable

D
editado

Equivalen a 54.000 campos de fútbol.

sleep_timer

Ya no hay gente desbrozando los montes ni las cunetas. Lo mismo eso tiene algo que ver.

Aergon

#2 La sequía o la ola de calor igual tambien han influido en estos incendios

A

#2 Y dale con desbrozar el bosque.!!
Eso son tontadas que os venden a los urbanitas.
Un bosque "desbrozado" el año que viene, estará otra vez igual,
Que tal aprovechar el bosque para biomasa y quemarla en las centrales de carbón?
(Se mandan barcos de astilla desde Tarragona a centrales térmicas en Italia)
Que tal hacer cortafuegos serios?
No veis que no quieren resolver el problema?
No veis que esto es un negocio?

T

#7 Enviar la biomasa a quemar es quitarle los nutrientes al suelo. Si vamos a eso, mejor pastoreo con cabras y demás.

tollendo

#0 Repetida:

Hace 2 meses | Por MiguelDeUnamano a eldiario.es
Publicado hace 2 meses por MiguelDeUnamano a eldiario.es

Las olas de calor crean el caldo de cultivo perfecto para que se desaten grandes incendios forestales muy devastadores. Las dos que ha atravesado España en junio y julio lo reiteran. La crisis climática ha exacerbado y multiplicado los picos cálidos en todo el mundo. España no se ha escapado. En lo que va de 2022, las imágenes por satélite muestran la destrucción de 200.000 hectáreas.