Hace 2 meses | Por RaulUrdaci a rtve.es
Publicado hace 2 meses por RaulUrdaci a rtve.es

Los incendios forestales en España han arrasado más de 309.000 hectáreas desde enero, según las estimaciones del Sistema de Información Europeo de Incendios Forestales (EFFIS), aunque los datos provisionales hasta el 31 de octubre del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) rebajan la cifra hasta las 265.000 hectáreas. Los cálculos de EFFIS suponen que la temporada de incendios de 2022 es la peor del siglo: en siete meses, la superficie quemada superó la que abrasó el fuego en todo 2012, hasta ahora el peor año desde que hay registros.

Comentarios

RTZ
editado

La gran mayoría de incendios en el norte, dónde hay más humedad. Pero claro también es donde hay más ganadería bovina y por lo tanto ganaderos quemando el monte.

pkreuzt
editado

#2 Sin animo de restarle importancia a la gente que prende fuego intencionalmente, por el norte también es la zona donde hay más bosques. En medio del desierto almeriense resulta un poco difícil que se extienda un incendio.

Darknihil

#4 ¿Has probado a hacer fuego con leña mojada?

IrMaNDiÑo

#2 donde hay mas humedad tambien crece mucha mas maleza, tanta que al minimo despiste invade los pastos, y desde siempre, esa maleza que va invadiendo los pastos, se quema al principio del invierno o al final dr la primera, con quemas controladas para las que ahora no dan permiso, pero que los ganaderos siguen haciendo.
Es lo mismo que se ha echo siempre, antes era una quema, ahora es un incendio.

Darknihil
editado

#6 Mucha mas maleza, aham.

Pancar

Cuidado con estas imágenes de satélite, no se deberían presentar en crudo sin un análisis previo. Por ejemplo en las últimas horas aparecen como incendios en Asturias y Alicante lo que en realidad es la actividad de una siderúrgica y una cementera.

peramangoajo

En la zona donde vivo está ahora mismo totalmente prohibido hacer fuego y si alguien enciende alguna cosa enseguida aparecen los bomberos, los de medioambiente y lo multan. Dicen que hay un puesto de observación en lo alto de una montaña y si ven humo, por poco que sea, se monta un operativo anti-incendios. No sé lo que pasará si a alguien se le ocurre encender una barbacoa en su casa o encender una vela para cenar en la azotea.