Hace 2 meses | Por Delay a vozpopuli.com
Publicado hace 2 meses por Delay a vozpopuli.com

La teniente fiscal de la Fiscalía del Tribunal Supremo, María Ángeles Sánchez Conde, ha archivado una denuncia contra la vicepresidenta primera del Gobierno, María Jesús Montero, por presunta revelación de secretos con el caso del novio de Ayuso. La 'número dos' de la institución ha descartado de plano que la ministra socialista cometiera delito al desvelar información sobre la inspección fiscal de Alberto González Amador y ha dado carpetazo al asunto.

Comentarios

Feindesland

¿De quién decíamos que depende la fiscalía?

hasta_los_cojones

#3 pues eso.

tdgwho

#3 Sanchez Conde, nombrada por Conde Pumpido, puesto ahi por el Gobierno.

nada sospechoso lol

blodhemn

Los de Voxpopuli poniendo una noticia favorable al gobierno. Me pinchan y no sangro.

Dene

#1 favorable???? mas bien están sembrando el bulo de mañana
"quien controla la fiscalía?? pues eso"

Pepepaco

#1 Favorable?
Aunque la fiscalía detalla con pelos y señales que la información desvelada por Montero ya era "vox populi" horas antes ellos insisten en que no era así.
Han sacado la noticia para acusar a la fiscalía de mentir y mantener la acusación contra Montero a capa y espada.

G

Pero esta es la denuncia que puso el "particular" ese del que usted me habla, u otro?

Además, según estos de Vozpopuli, la misma fiscalía no admite a trámite una querella que iba contra los fiscales:

"El decreto se firma en paralelo a su petición de que no se admita a trámite la querella contra los fiscales que informaron sobre los correos intercambiados con su abogado."

Estaría bien desde el medio que "explicaran" con algo más detalles qué fiscales son unos y qué fiscales son otros, porque claro, así suena que los fiscales descartan denuncias contra sí mismos...

Obvio.

S

#8 Yo he entendido que el ministerio fiscal pide al juez que no se admita la querella presentada. Será el juez quien decida si la admite o no.

t

El ruido ya se creo. Los pido borregos ya oyeron lo que tenían que oír. Del archivo no se van a enterar.