ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD
9 meneos
209 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

Un debate rajoyista (OPINIÓN)

Vacío fue el gran perdedor del debate. Bueno, el gran perdedor junto con la Academia de la Televisión, mamandurria que logró hacerse en 2008 con una especie de pseudomonopolio en materia de debates, reproducido en 2011 y mantenido parcialmente en 2015, y que ahora también ha logrado involucrar a las principales televisiones en su rollo. El porqué de ello constituye todo un misterio. La realización de ayer, de imagen y –sobre todo- de sonido fue absolutamente esperpéntica. El decorado, las músicas setentera, … Horrible.

| etiquetas: debate , rajoy , elecciones
7 2 6 K -20
7 2 6 K -20
Más de acuerdo con el análisis no puedo estar. Sobre todo con el palo a la Academia de la Televisión: que horror de realización, joder.
#1 Recuerdo que detrás de Rivera había un par de agujeros en el decorado... hasta que vi que tenían cámaras dentro (super camufladas, vaya), pensé que se había roto de un golpetazo de alguna otra escalera...
Caraplás no hace otra cosa que leer. Y ni eso sabe. El perfecto tonto útil de un gobierno cateto, ladrón y cobarde.

Como gobierne la izquierda y no afronte con valentía las reformas que necesita este país, la derecha gobernará durante 200 años.

República, vivienda, sanidad y servicios públicos, impuestos progresivos, OTAN fuera de España, la Iglesia que se pague sus cositas, etc.
El comentario 4 de el Sr. Harriman es buenísimo y acertado, oiga:

El Rajoyismo de Rajoy (valga la rebuznancia) quedó establecido desde el primer momento, cuando le preguntaron si quería decir algo de Orlando y profirió “Pues lo mishmo que han dicho los demásh”; seguido por grandes hits como “Aquí hay tres seroresh que no paran de hablar de mí” o “No reshpondo sobre la corrupción porque podría decir coshash del PSOE que pondrían en peligro a Eshpaña”.

Mariano no necesita guión, Mariano sólo…   » ver todo el comentario
El que puso la música nos troleó a todos
comentarios cerrados

menéame